Autohomenaje II

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


10-VII-2012

Siempre fuiste uno de esos ángeles
que me siguen y me guían.
Cuando yo avanzaba con determinación
tú venías detrás de mí, protegiéndome.
Cuando yo estaba acobardado, herido,
tú te girabas para indicarme el camino.
y nunca lo hacías por deber o ley,
sino como la encarnación de un don
que se me regaló en un instante de oro.
Nada vale tanto, os lo aseguro,
como la amistad de un ángel.

Rafael Argullol, Poema.

3 comentarios:

Licantropunk dijo...

Enhorabuena. Que hablen de uno, aunque sea mal, pero como encima hablen bien...
Saludos.

Angelus dijo...

Y además en verso... Saludos.

Marcos Callau dijo...

Belleza de poema.Muy bonito.