El que no llora, no mamma mia!

Author: Angelus / Etiquetas:


En una entrada reciente comentaba que el PSOE había recobrado la senda de la sensatez gracias a la comisión gestora, pero que el escorpión aguardaba su momento para hincar el aguijón. Bien, eso sucedió el pasado sábado, horas antes de la definitiva votación de investidura -una entrevista radiofónica, un día después, estuvo asimismo trufada de ponzoña-. Pedro Sánchez renunció a su acta de diputado, y lo hizo a la manera podemita de focos y lágrimas.

Cual ave fénix pretende volver a primer plano, y lo hace nada menos que con la intención de refundar el PSOE. Adanismo se llama eso. Aun más, pretende recorrer con su coche todos los rincones del país para hablar con las bases, como si los dirigentes elegidos por esas bases se hubieran caído del guindo. Mero afán populista. Acomplejamiento de Pablo Iglesias. A ver si en su quijotesco recorrido peninsular se topa con algún molino que le haga caer del caballo y ve la luz. Lo eligieron por su cara bonita, como compás de espera mientras Susana Díaz tomaba posiciones nacionales. Pero el cordero destapó su cara lobuna. No hay más que ver la dureza que ha adquirido su rostro anguloso, canas incluidas, tras dos años como (ex)mandamás.

Los últimos líderes socialistas son de traca. Zapatero y su buenismo dejaron España hecha unos zorros. Este nuevo Adán ha dejado el PSOE como un lodazal (obvio al factótum de la LOGSE). Aquel tuvo la decencia de apartarse del camino, este insiste en sus aviesas intenciones, tras una dimisión como secretario general hipócritamente elegante. Ya lo dijo en su momento: "Si entro, que sea para montarla; si vuelvo, que sea para hacer algo grande". Megalomanía.

Y es que hay que reconocer que PdrSnchz da(ba) mucho juego, ¿o NO?

0 comentarios: