Amancio Prada en Cabezón de Pisuerga

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


El monasterio de Santa María de Palazuelos fue en su momento uno de los más importantes conventos del Císter en España. La dejadez de su actual propietario, la Archidiócesis de Valladolid, llevó al cenobio a sufrir un deterioro tal que hizo peligrar su existencia. El acuerdo de los ediles de los términos cercanos de Corcos de Aguilarejo y Cabezón de Pisuerga ha permitido una rehabilitación ardua y solidaria, y, con ella, la posibilidad de admirar un recinto romántico único y, además, su utilización actual como centro cultural. La actuación de Amancio Prada el pasado 26 de octubre culminó una serie de actos dedicados a celebrar el evento de su inauguración como espacio cultural-artístico.

Amancio llevó a cabo un recital de altos vuelos, plenamente literario: místicos y románticos de los siglos XVI y XIX, con el prólogo tradicional del Romance del Infante Arnaldos. El bardo leonés volvió a emocionar al público y salió airoso de un trance técnico que interrumpió la audición durante algunos minutos y hacía peligrar el concierto: la avería de uno de los altavoces. Con sus habituales tranquilidad y buen hacer, se saltó el programa y, avanzando hacia el público en el altar que hacía las veces de escenario, improvisó una canción gallega a capela haciendo de su pecho un tambor, lo que sirvió para acallar a los más pertinaces y mostró las habilidades del cantautor -en la página "feisbusera" Amigos de Amancio Prada se puede disfrutar de la improvisación.

6 comentarios:

Valentín J. Ansede Alonso dijo...

Magnífico lugar y magnífico cantante. En Sevilla, hace años, también fallaron durante el concierto los medios técnicos; como hizo en el recital que reseña, salió adelante usando su pecho como tambor. Gracias por recordarme la existencia de perdidos lugares hermosos y de cantantes que nos acercan a la belleza.

Anónimo dijo...

Hace muchos, muchos, muchos años pude acompañarle en un recital en san Luis de los Franceses. Magnífico, Amancio y magnífico Fray Luis. Magia.

Marcos Callau dijo...

Me alegro de que se recuperara el monasterio y de que se haya convertido en un centro cultural, un buen fin para un edificio como este. Hace poco estuve visitando el Monasterio de Veruela. Hoy me has recordado esa visita con esta esntrada. Y un colofón estupendo debió de ser el de Amancio Prada. Saludos.

Angelus dijo...

Valentín, ¡qué sería de nuestra vida sin esos fugaces momentos de belleza! Saludos.

Anónimo, magnífico siempre en directo Amancio, no tanto en disco.

Marcos Callau, noche para recordar: música y escenario. Saludos.

rubén dijo...

Tantos años pasando por su lado, y nunca he parado. Del concierto, ni me enteré.

Angelus dijo...

Bueno, yo lo tengo al lado y fue gracias al concierto de Amancio que lo visité. La restauración invita a descubrirlo. Saludos.