Ha muerto Juan Luis Panero

Author: Angelus / Etiquetas: ,


No deja de tener su gracia macabra que de la saga maldita de los Panero solo sobreviva Leopoldo María, el poeta loco y suicida. Hoy, 18 de septiembre, hemos conocido el fallecimiento del hermano mayor, Juan Luis, acaecida el pasado lunes, una semana justo después de su cumpleaños. Ya conocíamos su vecindad con la muerte a raíz del cáncer de lengua que padecía, por lo que el deceso no debería pillar desprevenido a casi nadie, algo similar a lo que aconteció, por desgracia, con el hermano pequeño Michi, ambos alcohólicos irredentos.

De las famosas películas "El desencanto" y "Después de tantos años" se nutre una funesta imagen del finado que, los que no pudimos conocerle, difícilmente vamos ya a olvidar: la de un hombre desapegado de la familia hasta la náusea, cruel y distante con sus hermanos, actor de sí mismo, despreciativo y literaturizado (Michi podría corroborarlo sin duda). Pero era un buen poeta, aunque poco prolífico y con tendencia a repetir siempre el mismo libro; un escritor al margen de los vaivenes de la moda y cuya poesía solo se elevó a la altura de la de su hermano gracias al premio Loewe; escribió una lírica culturalista, pero con un lenguaje accesible, y fatalmente obsesionada con la muerte.

Había declarado ya hace algún tiempo que su caudal poético se había secado y no deseaba arrastrarse con malos versos. Aun así, nos duele su muerte y pensamos en la guadaña que temprano se cernió sobre el padre, lo mismo que sobre el cuerpo maltratado de Michi. 

Leopoldo María, ya nadie te va a llevar chocolatinas al manicomio, pero, ¿acaso alguna vez lo esperaste con razón de Juan Luis?

Sólo son tuyas -de verdad- la memoria y la muerte,
la memoria que borra y desfigura
y la sombra de la muerte que aguarda.
Sólo fantasmales recuerdos y la nada
se reparten tu herencia sin destino.
Después de sucios tratos y mentiras,
de gestos a destiempo y de palabras
-irreales palabras ilusorias-,
sólo un testamento de ceniza
que el viento mueve, esparce y desordena.

5 comentarios:

Suntzu dijo...

Vuelvo después del verano y me encuentro esto. Una gran pérdida, sin duda, para la poesía. Buen homenaje, Angelus.
Descanse paz.

Saludos.

ethan dijo...

Pues sí, la paradoja del suicida superviviente. Por cierto, imprescindibles ambos documentales: dureza del testimonio de los Panero en sus cuentas pendientes con los padres, todo entre el humo de los cigarrillos.
Saludos.

Licantropunk dijo...

Viendo "El desencanto" parecía que Michi Panero iba a ser el que enterrara a sus dos hermanos y el orden esperado se ha invertido por completo. Tienes razón en que Juan Luis se ha quedado en "el malo de la película". En mi caso se ha quedado en uno de los protagonistas de una de las mejores películas de la historia del cine español.
Saludos.

Valentín J. Ansede Alonso dijo...

Angelus, gracias por recordar a un gran poeta a quien su historia y la circunstancias no le permitieron ser feliz. Descanse en paz acribillado, en un hermoso verso de su padre, por los besos de quienes le amaban. Shalom.

Angelus dijo...

Suntzu, ya hace tiempo que perdimos a Juan Luis Panero para la poesía. Gracias y un abrazo.

ethan, imprescindibles los dos documentales, cierto, el segundo con menos predicamento crítico, pero igualmente estremecedor. Saludos.

Licantropunk, ya se veía en "Después de tantos años" que Michi no iba a durar mucho, daba pena verlo en ese estado. Saludos.

Valentín J. Ansede, el acribillado por sus hijos fue Leopoldo Panero. Hermoso epitafio. Una familia que cometió el peor de los pecados borgiano, no ser feliz. Saludos.