Jesús Carrasco en Tomares

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


La Feria del Libro tomareña (25-28 de abril) se adelanta a la de la capital de la provincia con algunos invitados sugestivos: Ignacio Camacho, Jesús Carrasco, Mara Torres, Alicia Giménez Bartlett, Lorenzo Silva y Fernando Sánchez Dragó, en orden de presentación. Ayer, viernes 26, pudimos asistir a la charla de Jesús Carrasco sobre su primera y exitosa novela "Intemperie", charla moderada por Manolo Haro. La carpa instalada en la Plaza del Ayuntamiento para la ocasión registró una asistencia mínima, constante que he venido observando con lamentable frecuencia; veremos si hoy mismo el reciente Premio Planeta, Lorenzo Silva, tiene mayor poder de convocatoria.

Jesús estuvo sencillo y didáctico en su exposición, ganando entereza y amenidad según esta iba avanzando. Habló el escritor, a instancias del moderador y de algunas pocas preguntas del público, de cuestiones generales del oficio de escritor, de la génesis, aspectos narrativos y proceso de publicación de "Intemperie" y de las repercusiones mediáticas de esta, que paso seguidamente a abordar.

La escritura surge, para Carrasco, de un mínimo apunte que ha de despertar el poder de extrañeza y evocación que debe tener la literatura. Incidió el novelista en cuestiones de pragmática literaria al indicar que la obra que él quiere ofrecer al lector es un mínimo (una línea apenas curva de un círculo inconcluso) que el receptor debe completar. El personaje principal de "Intemperie", el niño que huye de casa, era lo único que tenía en mente el escritor a la hora de crear la novela, y a partir de ahí fue desenvolviéndose el texto. No pudieron faltar las referencias a ese estilo tan peculiar que caracteriza la obra y ha llamado tanto la atención. En este sentido, Carrasco defendió el poder de la palabras para conformar el mundo, para ello evocó las enseñanzas de su propio padre, maestro, y las que intenta imbuir en su hija: la palabra precisa enriquece la realidad, las palabras baúl la empobrecen. La fotografía, según Jesús Carrasco -y aquí se notó su oficio de publicista-, se hace más rica si cada píxel es el adecuado, en interesante símil. Corroboró la opinión de un interviniente en el acto, en el sentido de la sencillez de su lenguaje, más allá de los tecnicismos campestres que la inundan, y que no deberían obligar al recurso del diccionario para la comprensión de la expresión. Repitió lo leído en otras entrevistas sobre la sorpresa e incredulidad del escritor ante el éxito que ha acabado por abrumarlo y terminó con referencias a sus influencias literarias. Aquí estableció una curiosa metáfora de la historia lectora con una cuerda y los nudos que la van formando: estos nudos, serían, en su infancia, los tebeos de Astérix, y en la edad adulta, los cuentos de Raymond Carver y la literatura norteamericana (Faulkner, el maestro); otros escritores que mencionó fueron Miguel Delibes, Georges Perec o San Juan de la Cruz, cuya breve, pero intensa y evocadora poesía sería la obra que se llevaría  a una isla desierta.

Charla, en definitiva, interesante, agradable, nada pretenciosa y con un autor accesible al público en la posterior firma de ejemplares.

2 comentarios:

Píramo dijo...

Estoy leyendo el libro de Jesús Carrasco y, de momento, me parece una excelente novela. Con esos referentes literarios no me extraña nada. Qué buen cartel el de Tomares. Envidia me das.

Angelus dijo...

Como la novela es breve, infiero que ya la has terminado y habrás podido comprobar su excelencia. Ayer, sábado, volví a escucharlo, esta vez en Sevilla capital, en una divertida charla junto al escritor Pablo Martín Sánchez. Saludos.