Navidad melancólica

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


NATAL

Nem aqui, nem agora. Vã promessa
Doutro calor e nova descoberta
Se desfaz sob a hora que anoitece.
Brilham lumes no céu? Sempre brilharam.
Dessa velha ilusão desenganemos:
É dia de Natal. Nada acontece.

José Saramago

"La pequeña Venecia". Andrea Segre

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


En Bydgoszcz (Polonia) hay una pequeña Venecia, que la imagen de cabecera de la entrada intenta reproducir y embellecer. Uno la conoce bien y puede afirmar que tiene un encanto especial -más ahora que los fondos europeos retocan el espacio, como lo hace la foto de arriba-, en una ciudad no demasiado sobrada de él. También en Italia hay otra Venecia, Chioggia, sita en la laguna de la famosa localidad turística; pero, al contrario de ésta, Chioggia no desprende belleza, sino brumas insalubres, olores a pescado y mediocridad. En esta tierra es donde el realizador Andrea Segre teje su historia de amores maduros, casi seniles, de barras húmedas de bar y de mafias chinas canallescas.

Shun Li es una emigrante asiática, chantajeada por las redes mafiosas con un hijo que espera el reencuentro desde China, y que trabaja de camarera en un bar portuario de Chioggia. Aquí se reúne un grupo variopinto de parroquianos, entre los que sobresalen varios pescadores y un particular y desagradable skinhead. Bepi es un pescador jubilado jugoslavo, aficionado a las rimas, veterano de la emigración -treinta años en Italia-, que lleva una vida solitaria y que se entretiene en el antedicho bar y en una cabaña de la laguna donde pesca. Entre ambos, surge una delicada historia de amor, que la presión social -tanto de nativos como de extranjeros- logra herrumbrar.

La mirada del director es pausada, cadenciosa, llena de silencios y sobrentendidos, cuasi poética (la poesía es el leitmotiv de la película) y, quizás, demasiado almibarada en el último tercio de la película. Ese azúcar final debiera haber sido sustituido por una profundización en la historia del pescador, que al espectador se le escamotea, desde el guion, cuando Shun Li debe marcharse de Chioggia impelida por las circunstancias, puesto que su romance ha removido las aguas tranquilas de la localidad. Tal vez lo mejor del filme radique en otros ámbitos: en la puesta en escena, la interpretación de Rade Serbedzija, la música de François Couturier y en otra particular historia de amor: la que se establece entre Shun Li y su compañera de habitación, de la que no se nos muestra su trabajo, pero a la que se puede relacionar fácilmente con la prostitución, y quien a la postre será su benefactora.

Juan Manuel de Prada en Sevilla

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


El pasado martes día 5, se presentó en el hotel Alfonso XIII de la capital sevillana la nueva novela de Juan Manuel de Prada, "Me hallará la muerte". Con una sala a rebosar, el escritor zamorano de adopción contó con la presentación de Francisco Robles, director del Aula de Cultura de ABC, para disertar sobre su obra. Comenzó con un preámbulo en el que refirió someramente duras condiciones personales en los últimos años, las cuales le hicieron pensar en abandonar la escritura (la referencia a Rimbaud, fue un tanto pretenciosa); su nueva esposa, la periodista María Cárcaba, le ayudó a salir del bache creativo y retomar su quehacer literario. La lectura de la novela de Torcuato Luca de Tena, "Embajador en el infierno", estuvo en la génesis de la nueva obra de Prada: la nefasta aventura de la Divisón Azul; aquí se demoró en un repaso de lo que supuso ese episodio en nuestra historia: alistamiento masivo, "bondad" de los soldados españoles, condiciones inhumanas en el frente ruso, no participación en la represión de retaguardia, idiosincrasia de los divisonarios... El repaso por la novela terminó con una defensa del folletín y la novela bizantina (en estos subgéneros se inscribe la tercera parta de su novela, a la que se añaden elementos negros y de suspense).

Juan Manuel estuvo bastante comedido en sus apreciaciones. Su ideología reaccionaria se puso de manifiesto, como no podía ser de otra manera en un espacio como el dispuesto para la ocasión, pero intentó dar al acto un sesgo más que nada literario (las opiniones político-sociales fueron expresadas con cierta humildad). Su presencia física es apabullante: de estatura considerable, su gordura llama la atención -cada vez se parece más a Orson Welles, ¿es esto premeditado?-. 

En cuanto al presentador, Francisco Robles, al que ya conocía de otras eventos, habría que decir que no estuvo especialmente brillante: ni en la introducción a la obra (la divisón en tres partes resulta a estas alturas obvio tras la lectura de cualquier comentario que se pueda encontrar en la Red), ni en la elección del pasaje poético que caracteriza el lenguaje del texto, ni mucho menos en la "captatio benevolentiae" que supuso la burda referencia a la primera novela del escritor, "Coños". Sí lo estuvo, por el contrario, de Prada  comentando coquetamente, al comienzo de su charla, la ausencia de una mesa que disfrazara sus  michelines.

En lo que respecta al público asistente (entre los que creí divisar a Javier Compás, Antonio Rivero Taravillo y ¿María Cárcaba en primera fila?), debo comentar que las preguntas ulteriores resultaron bastante lamentables, pues se circunscribieron al aspecto histórico, del que Prada intentó zafarse como pudo, manifestando que éste sólo es un pretexto -aunque exigiera un gran esfuerzo documentativo- para hacer literatura. Y es que el marco y el patrocino imponía, parece ser, a más de uno.

"Poesía a contragolpe". Poetas polacos contemporáneos

Author: Angelus / Etiquetas: , , , ,


Magna obra la publicada por Prensas Universitarias de Zaragoza y compilada y traducida por Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré. De ellos ya he dejado testimonio en el blog en más de una ocasión, sacan a la luz, ahora, una voluminosa antología de sesenta y un poetas jóvenes polacos nacidos a partir de 1960. A algunos de estos los conocíamos gracias a la fértil labor del blog de Abel -actualmente, en horas bajas-, pero con este poemario se nos presentan ya en una visión conjunta y contextualizada.

En la nota y prólogo iniciales, los traductores llevan a cabo un somero y didáctico repaso de la poesía polaca del siglo XX tras la Segunda Guerra Mundial. Allí dejan constancia de que la nota común -con matizaciones- a estos nuevos poetas es el deseo de escapar al imán e influjo de sus mayores: tanto de la gran generación de Rózewicz, Szymborska, Herbert y Miłosz, como la de la intermedia de Ewa Lipska y el futurible Nobel Zagajewski. La cruel historia de Polonia marcó a estos autores en su diferente manera de abordar la cuestión polaca a través del "manipulador" lenguaje, mas estos jóvenes poetas intentan una liberación de las circunstancias e idiosincrasia del país eslavo con un deseo -abocado al fracaso, pienso- de amplitud de miras en pos de una modernidad cosmopolita y global (¿no será esto, paradójicamente, la mayor forma de provincianismo?).

A pesar de lo dicho antes, el gusto del lector tiene manjares diversos donde deleitarse: de los recuerdos familiares de Jarosław Mikołaewski a la influencia temática barroca de un obsesivo Eugeniusz Tkaczyszyn-Dycki, de la ironía tamizada de Grzegorz Wróblewski a la sensiblidad pop de Marcin Świetlicki, de la religiosidad no invasiva de Krzysztof Koehler a la reflexión sobre   elementos cotidianos de Joanna Wajs o el suave culturalismo de Maciej Wożniak. Todo un universo poético donde sumergirse y admirar una lírica fecunda como pocas en Europa; además hay un afán de cercanía al lector, en la mayoría de poetas, que hace accesible la lectura de los textos, a pesar de las libertades de puntuación que muchos se permiten, aunque queda la duda de si ese camino de sencillez no es el criterio elegido por los traductores para poder llevar a cabo tan tremenda labor.

Dejo un texto del último poeta antes citado. Alguno más ya he vertido al blog en entradas anteriores. Debo lamentar, para concluir, el escamoteo de los originales en la edición: uno comprende el considerable tamaño del volumen y la "marginalidad" de la lengua, pero ¿no hubiera sido posible su inclusión al final de las páginas en tamaño de fuente menor?

BERLÍN 1914. GEORG TRAKL ENCUENTRA A ELSA LASKER-SCHÜLER

Te besaría. Con los mismos labios
con los que ahora callo. Con los mismos
que violentamente engancho a la noria
chirriante de la ironía. Y con las mismas manos
con las que te evito desde lejos, paro
al cochero, abro el paraguas, tejería
una delicada materia de aire cálido
para arropar de noche tu cuerpo desnudo.
Estos mismos ojos que llena una espesa,
emponzoñada neblina de sueño o de poema,
asfixiante como una droga, esperarían vacíos
hasta que cayera y germinara en ellos
la semilla de tu luz. Te diría todo esto, o mejor,
te lo escribiría en la piel con la lengua. La misma
que está encerrada en la oscura celda de mi boca.