Cambio de hora

Author: Hutch / Etiquetas: , , , , ,


CAMBIO DE HORA

Las ordinarias bromas de mover
las manecillas y cambiar las formas del cuarzo
no son suficientes para devolverles
a la primavera y al invierno su floreciente y congelada

distinción, y para que el hombre pueda hacer
con el tiempo lo que quiera. Tras el cambio
de tiempo, quienes sufren de insomnio
sufrirán una hora más,

y los cansados ganarán una hora de sueño.
Luego tendrá lugar el cambio.
También los otros a veces también ganarán,
a veces perderán el tiempo. Pero eso no cambiará

en nada la desaparición de la diferencia
de temperatura, y los días siguientes,
si los hay, vendrán junto con los días
que ya no tienen nombre:

reflejos que se incrustan los unos en los otros
y sombras que recíprocamente se repelen.
Y si este paseo de octubre
de hace un año no se ha vuelto

a repetir, aunque no estamos
muertos ni somos enemigos, esas
ordinarias bromas de mover
las manecillas y cambiar las formas del cuarzo

no cambiarán el tiempo.

Marcin Baran
Traducción de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré

Cracovia

Author: Hutch / Etiquetas: , , , , ,


LA CAPITAL MUNDIAL DE LA POESÍA

Cracovia naturalmente
incluso a primera vista
más cerca de las estrellas cubierta de bruma
exhala un aroma protector -en un tono grave
una ironía totalmente familiar
sin paganos palacios de la cultura
fabulosos falos de otras ciudades
es más fácil percibir los propios logros
casi tan claros como la benevolencia de la muerte
bajo arcadas menos llamativas
los malos colorantes enturbian los lemas
en las camisetas dibujan monigotes
raspan las intenciones hasta convertirlas en polvo
cenizas chapuceras puestas a la venta
en pequeños paquetitos reliquias de un tiempo
del que es mejor olvidarse

Alguien comparó esta Disneylandia católica
con un proyectil que tenía que alcanzarnos
pero que perdió la pista o la olvidó para siempre

¿Sientes que a pesar de ello caerá?

El silbido de las ordas mongolas se escucha
en las sambas interpretadas maliciosamente en contra
de las formas tradicionales de cultura musical
por sensuales brasileños importados
y la poesía se eleva en el aire
y pequeños etnomuseos crecen en los sótanos
y fuera brincan los osos
los jabalíes giran en los asadores
los editores lían un porro al amanecer
los poetas duermen en sacos rosados
levantándose de vez en cuando para dar un pequeño
paseo a lo largo de un borde de catálogo
o solo por entre la maleza y de regreso

Tadeusz Pióro
Traducción de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré

"La impaciencia del corazón". Stefan Zweig

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El título que utilizó Debate, la edición que he leído, es más significativa que la fiel traducción de Acantilado -en la imagen- en cuanto al argumento de la novela: "La piedad peligrosa". Stefan Zweig traza en su obra una división tajante entre una piedad instintiva y contraproducente, que se asocia con la falta de carácter y deviene en consecuencias nefastas, y una piedad positiva, entendida como virtud deseable: 

"Hay dos clases de piedad. Una, débil y sentimental, que en realidad sólo es impaciencia del corazón para liberarse lo antes posible de la penosa emoción ante una desgracia ajena, es una compasión que no es exactamente compasión, sino una defensa instintiva del alma frente al dolor ajeno. Y la otra, la única que cuenta, es la compasión desprovista de lo sentimental, pero creativa, que sabe lo que quiere y está dispuesta a aguantar con paciencia y resignación hasta sus últimas fuerzas e incluso más allá."

La primera es la que domina al protagonista de la obra, el joven teniente Hoffmiller, quien, en la antesala del estallido bélico de la Gran Guerra, se ve enredado por la rica familia Kekesfalva para pedir la mano de la hija adolescente inválida, por la que el personaje no siente más que una dolorosa y constante compasión; sin embargo, un cúmulo de circunstancias rocambolescas desembocan en una atadura moral de la que el teniente no puede o no sabe escapar; sólo la intervención de su superior inmediato en el regimiento en el que está destinado y, finalmente, la "oportuna" declaración de guerra y la movilización de las tropas, lo liberan del temido compromiso, aunque esta liberación desemboque, finalmente, en una tragedia en la persona de la lisiada.

Zweig echa mano de un recurso narrativo ya presente en otras obras ("Novela de ajedrez") y con el que se pretende dar verosimilitud a los hechos: el encuentro, al comienzo de la novela, del narrador en primera persona (el propio escritor) con un personaje, que, a su vez, cuenta la historia, en este caso, el propio teniente; sin embargo, buena parte de la narración está en tiempo presente, lo que no encaja con la técnica narrativa empleada. Si la pareja protagonista resulta un tanto esquemática o, más bien, personajes marionetas, es el médico de la familia el que se configura como un ente completo: caracterizado al comienzo por un físico repulsivo, su posterior etopeya nos descubre a un ser inteligente, altruista y enérgico en las decisiones vitales sobre sus pacientes.

El escritor austriaco no escapa a un espíritu clasista de la sociedad, a una mirada desde la atalaya burguesa (común a su obra, en general), pero que en esta novela se hace todavía más explícita: sirvientes, campesinos y asistentes personales no son más que figuras decorativas, hasta serviles y contentas de su papel secundario e inmersas en una pobreza beatífica. A pesar de estos peros, ¡cuán elegante narra Zweig!, ¡qué perspicacia en la indagación psíquica de los personajes! La lectura de esta novela de tesis es una delicia.

Ewa Lipska

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


Mañana 8 de octubre, cumple 67 años la poeta cracoviana Ewa Lipska y, con ella, este blog celebra su entrada número 200.

Cuando hablamos de la vejez
las palabras recién nacidas se asoman a mi lengua.

Cuando hablamos del amor
oh, cuando hablamos del amor — — —

Cuando hablamos del abismo
no digo esta boca es mía.

Kiedy mówimy o starości
niemowlęta słów chodzą mi po języku.

Kiedy mówimy o miłości
o, kiedy mówimy o miłości — — —

Kiedy mówimy o topielcach
nabieram wody w usta.
"Quinta colección de versos" 1978