"La pequeña Venecia". Andrea Segre

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


En Bydgoszcz (Polonia) hay una pequeña Venecia, que la imagen de cabecera de la entrada intenta reproducir y embellecer. Uno la conoce bien y puede afirmar que tiene un encanto especial -más ahora que los fondos europeos retocan el espacio, como lo hace la foto de arriba-, en una ciudad no demasiado sobrada de él. También en Italia hay otra Venecia, Chioggia, sita en la laguna de la famosa localidad turística; pero, al contrario de ésta, Chioggia no desprende belleza, sino brumas insalubres, olores a pescado y mediocridad. En esta tierra es donde el realizador Andrea Segre teje su historia de amores maduros, casi seniles, de barras húmedas de bar y de mafias chinas canallescas.

Shun Li es una emigrante asiática, chantajeada por las redes mafiosas con un hijo que espera el reencuentro desde China, y que trabaja de camarera en un bar portuario de Chioggia. Aquí se reúne un grupo variopinto de parroquianos, entre los que sobresalen varios pescadores y un particular y desagradable skinhead. Bepi es un pescador jubilado jugoslavo, aficionado a las rimas, veterano de la emigración -treinta años en Italia-, que lleva una vida solitaria y que se entretiene en el antedicho bar y en una cabaña de la laguna donde pesca. Entre ambos, surge una delicada historia de amor, que la presión social -tanto de nativos como de extranjeros- logra herrumbrar.

La mirada del director es pausada, cadenciosa, llena de silencios y sobrentendidos, cuasi poética (la poesía es el leitmotiv de la película) y, quizás, demasiado almibarada en el último tercio de la película. Ese azúcar final debiera haber sido sustituido por una profundización en la historia del pescador, que al espectador se le escamotea, desde el guion, cuando Shun Li debe marcharse de Chioggia impelida por las circunstancias, puesto que su romance ha removido las aguas tranquilas de la localidad. Tal vez lo mejor del filme radique en otros ámbitos: en la puesta en escena, la interpretación de Rade Serbedzija, la música de François Couturier y en otra particular historia de amor: la que se establece entre Shun Li y su compañera de habitación, de la que no se nos muestra su trabajo, pero a la que se puede relacionar fácilmente con la prostitución, y quien a la postre será su benefactora.

5 comentarios:

Licantropunk dijo...

Vi el trailer de esta película en el cine y ahora me sorprendo con el dato que das de dónde está esta Venecia, en realidad. Bueno, un plus para tenerla en consideración.
Saludos.

ethan dijo...

Muy buena película, la vimos en el festival de cine europeo del 2011, ganó el premio EURIMAGES con todo el merecimiento del mundo.
Una película que mezcla bien el cine que viene de China y Japón con el mediterráneo; combina el drama con la comedia; y el ritmo pausado oriental con el más acelerado latino. Además, la historia de la amistad entre Shun Li, explotada por la mafia china, y Bepi, un pescador jubilado de origen yugoslavo, funciona estupendamente.

Angelus dijo...

Licantropunk, en realidad, la de Polonia se llama, presuntuosamente, "La Venecia de Bydgoszcz", sin el adjetivo "pequeña" y se le da un cierto aire a la retratada en la película. Saludos.

Ethan, sé que la viste y que obtuvo el premio; muy merecido. Es cierto lo que comentas de esa mezcla de culturas. Hoy estrenan otra película del Festival de 2011: la polaca "El molino y la cruz", con buenas críticas, parece, aunque a mí me resultó insufrible. Saludos.

mientrasleo dijo...

No me sonaba la película de nada. Me ha hecho gracia porque casi todos los países europeos tienen una petit Venecia.
La buscaré, tiene pinta de ser de las que me gustan
Besos

Angelus dijo...

Admito mi ignorancia: no conozco más países que Polonia que tengan otra Venecia. Gracias por el comentario.