Aniversario Georg Trakl

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Tal día como hoy hace casi 100 años, en 1914, el poeta austriaco Georg Trakl fallecía por propia voluntad de una sobredosis de cocaína en un manicomio de Cracovia.

CRACOVIA 1914, EL POETA GEORG TRAKL MUERE

No ayuda, el bromuro no ayuda.
De nuevo se aproximan, ya cerca se [encuentran, justo al otro lado de la pared.
Jerzy Liebert (“Los zorros”)


Escribió incompleto el último verso,
dispuso materiales como un náufrago,
abrió ojos como un recién nacido,
atisbó amaneceres como un pájaro,
apuró la sobredosis letal   
con ansia, condenado.
En la negra cama del hospital,
se hundió esperando
a la hermana que nunca vendría.
La parálisis sin angustia, tanto
aceptada como liberadora,
llamó a la muerte rápido,
y soñó que el barquero
le tendía la mano.
En una tierra que no era la suya,
en un idioma extraño,
en una guerra que él no empezó,
-como tantos soldados, engañado-,
el poeta Georg Trakl se inmoló
joven. Ni siquiera cumplió treinta años;
cuando algunos aún no han dejado el [nido,
él dio el gran salto.

                ***

Quisiera escribir como se ara el campo,
fundir con mis versos el duro hierro,
traspasar el aire con el poema,
gritar contra el viento,
quebrantar con mis rimas
del valle el silencio,
abrir el corazón de la hermana
hasta fundir en un solo ser bello
toda la fuerza de la poesía:
el poder del hierro,
la sed del valle,
el susurro ensordecedor del viento,
la sangre de la hermana,
su corazón inquieto.
Quisiera  acallar los ruidos de bombas
que me circundan en todo momento,
parar esta guerra que no es la mía.
Pero ya estoy muerto
y algunos pobres poemas exánimes,
con pocos versos dejo,
criaturas de un valle de podredumbre,
apenas ecos de ecos,
que tal vez alguien tras mí recoja
para inquirir a mi alma terciopelo
qué secretos se fueron conmigo,
qué ansias innombrables se hundieron.
Pero eso sucederá ya en otra época,
en otro tiempo…
               
***

Casi cien años después, quisiera verte.
Tu recuerdo se hace vivo, cercano.
Lamentamos tu prematura muerte,
poeta amigo, hermano.

2 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Qué maravilla! La fuerza de sus versos es conmovedora. Gracias por traerlo hasta aquí.

Angelus dijo...

¡Gracias!, pero el poema es mío: se trata, en su parte central, de un monólogo dramático. Saludos.