Microrrelato para San Fermín

Author: Hutch / Etiquetas: ,


ROJO
Mis compañeros y yo hemos salido en estampida empujándonos unos a otros, locos por mover los músculos entumecidos por el encierro. Es cierto que algunos hemos resbalado, pues las pezuñas no están preparadas para el asfalto, pero yo he logrado mantenerme sobre las patas sin caer, otros han tenido menos suerte y se los ve rodeados de seres humanos que intentan levantarlos. Tengo las pulsaciones al máximo, me excita correr con público alrededor. El rojo nubla mi vista, no tiene nada que ver con el verde anestesiador de los pastizales donde nos crían; pañuelos al cuello y a la cintura atrapan mis sentidos y me obligan a correr tras ellos. Sí, estoy excitado, reconozco que me repito –un toro no maneja bien los sinónimos-. Ahora bien, ¿no les gustaba tanto el color rojo?, pues, por qué armar tanto barullo por ese líquido rojo que ahora mancha la acera y mana como fuente de uno de los corredores. No entiendo los golpes e insultos a un pobre toro que ha intentado disfrutar como ellos y que les ha teñido de su color favorito la calle.

5 comentarios:

Licantropunk dijo...

La segunda línea me saca del error: ¡pensé que te habías ido de encierro sanferminero! Muy bueno el relato: capacidad para ponerse en el lugar del otro.
Saludos.

Marcos Callau dijo...

Muy bueno tu relato. Además, eso de que esté narrado desde el punto de vista del toro es muy significativo y original. Me gustó el detalle y la intención con que está escrito. Si lo presentaste al concurso de relatos de San Fermín espero que hubiera más suerte que con el mío. Un abrazo.

Angelus dijo...

Licantropunk, lo más cerca que estuve nunca de un toro fue en un encierro en el pueblo vallisoletano de Cigales y me produjo mucho respeto (y temor) ver al animal tan cerca, así que lo mejor es acercarse a ellos literariamente... Gracias y saludos.

Marcos Callau, te confirmo que ambos corrimos la misma suerte en el concurso. Gracias y saludos.

Ana Garcia dijo...

Guau!! Me ha encantado este microrrelato. Muy bueno optar por el punto de vista del toro, al que encuentro muy coherente. ¡¡Enhorabuena!!

Angelus dijo...

Gracias Ana, creo que al jurado del certamen al que mandé el texto no le agradó tanto. Saludos.