Åsa Larsson, "Cuando pase tu ira"

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Siguen las andanzas de la abogada, ahora convertida en fiscal, Rebecka Martinsson y la policía Anna-Maria Mella en la localidad sueca de Kiruna; esta vez, tras la pista del asesino de una joven pareja que se había sumergido en las heladas aguas de un lago en busca de los restos de un avión accidentado. Rebecka ahora sale con su antiguo jefe de Estocolmo, en una relación que se prevé abocada al fracaso, y se ve sorprendida por sus sentimientos hacia uno de los policías de Kiruna: un ser peculiar, que tiene la cara marcada por el fuego y es entrenador de perros -los animales tienen un protagonismo importante en la historia-; Anna-Maria, a su vez, mantiene un irritante, para ella, pulso con un compañero (las causas de la tensión provienen de la anterior novela, "Una senda oscura").

En este cuarto texto negro de la saga, Åsa Larsson renuncia a la intriga en la identidad del asesino, para centrarse en la vida de éste y en la explicación psicológica de las causas de su carácter: un ser esencialmente bueno, marcado por las relaciones familiares de brutalidad y sometimiento, que desborda el torrente de su sufrimiento en Rebecka y paga gustoso las deudas carcelarias con la sociedad. Es en el análisis de este personaje donde radica el acierto de la obra, aunque la autora lamentablemente no evite el maniqueísmo extremo en la descripción de la familia del asesino. Rebecka, por su parte, vuelve a verse inmersa en un final rocambolesco con salvación en el último segundo: no gana su protagonista para sustos en todas sus novelas, es como si tuviera un amuleto protector, que no le priva, por otra parte, de que su psique se vea afectada por tanto sobresalto. 

Las novelas de la escritora sueca se caracterizan  -como indico en uno de los enlaces- por la creación de un ambiente opresivo y por una prosa envolvente y sugeridora, que en esta novela se manifiestan en el recurso fantástico de la aparición de la joven asesinada en primera persona y en presente, que va conduciendo la historia y guiando a los personajes hasta el castigo final de los culpables, para que su espíritu pueda descansar en paz; no hay aquí el recurso fácil del terror, sino una técnica narrativa de contrapeso al "thriller", ya utilizada en entregas anteriores. Aunque hay que decir que la autora abusa de este procedimiento, ya que tiene demasiado peso narrativo en la historia, hasta hacerlo en exceso pesado. Quizás una profundización en el análisis y evolución de sus dos investigadoras convendría más para las futuras entregas de la serie que la búsqueda de recursos novedosos y alternativos.

A la espera de la traducción de la siguiente novela, esperamos que el talento de la escritora sueca no decaiga -como ha sucedido en este texto- y la sorpresa narrativa de su primera obra, "Aurora boreal", no se vaya poco a poco diluyendo, como da la impresión.


3 comentarios:

Marcos Callau dijo...

No he descubierto todavía a esta escritora. Me pondré a ello. Saludos.

Licantropunk dijo...

En su día te dije que me pondría con "Aurora boreal". Así fue y, lamentablemente, me desencantó al poco de empezar. En fin, que no, y de momento, tampoco.
Saludos.

Angelus dijo...

Marcos Callau, espero que la disfrutes. Saludos.

Licantropunk, yo, sin embargo, creo que dentro del panorama de la novela negra es de lo más interesante. Saludos.