Royal String Quartet

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El Día Internacional de la Música fue celebrado en Sevilla con actuaciones como la de los polacos Royal String Quartet. En el amplio espacio de la Iglesia de la Anunciación, esta formación ofreció un recital que incluía dos Cuartetos de Cuerda: el primero, de Witold Lutosławski, el único que compuso, y el otro, el n.º 3 de Henryk Górecki. El grupo estuvo espléndido en el desarrollo de ambas piezas, en especial, la primera, de increíble dificultad; la mezcla de sutileza y énfasis, dieron a las obras una cadencia extra: la primera, de marchamo expresionista, fue breve, intensa y sugestiva; la segunda, más melódica, con cierto toque místico y minimalista, resultó quizás un poco larga y con un final demasiado fúnebre.

El público fue otra historia. Disponíamos de asiento en primera fila, a escasos tres metros de los músicos, por lo que no nos pudimos percatar del movimiento de huida de algún asistente, que no aguantó la pieza inicial y durante la misma, sin esperar los cambios de movimiento, inició su fuga del "escenario del crimen", ajeno a cualquier norma de urbanidad. Francisco Manuel Soriano, organizador del evento, nos refirió la siguiente anécdota: estando apostado a la entrada de la iglesia, una mujer salió durante el primer cuarteto y no se le ocurrió otra cosa más que preguntarle a Curro si los intérpretes estaban... ¡afinando o tocando!

La colaboración entre el Instituto Polaco de Cultura, dirigido por Cezary Kruk, presente en el templo, y el Cicus sevillano promete, para la temporada venidera, interesantes eventos polacos, y no solo musicales. Curro Soriano es el artífice de todo este movimiento filopolaco en Sevilla.

5 comentarios:

¡Ahí te han «dao»! dijo...

No está hecha la miel para la boca del asno...

Saludos.

Marcos Callau dijo...

Me alegra que se haya celebrado de esta manra en Sevilla el día de la música y de que esa asociación tenga un futuro tan prometedor. Y es una pena que no todo el mundo tenga los oídos preparados para la buena música. Serça que, últimamente, la buena música ya apenas se escucha. Saludos.

Angelus dijo...

¡Ahí te han "dao"!, no sé qué se esperaban algunos: ¿Beethoven, Schubert? Eso sí, la iglesia, a reventar. Saludos.

Marcos Callau, eso esperamos, que las promesas del Instituto Polaco de Cultura no se queden en agua de borrajas. Saludos.

Suntzu dijo...

Hombre, cualquiera puede tener un mal día y equivocarse de espectáculo. Y cualquiera puede tener ganas de salir por patas. Ahora, se ve que no todo el mundo sabe elegir el momento para irse.
Lo importante es que lo disfrutarais.

Un saludo.

Angelus dijo...

El efecto llamada de lo gratuito provocó que se llenara la iglesia (lo que está muy bien para los organizadores), sin embargo no seleccionó suficientemente al público de un concierto de música contemporánea. Además, en la era de Internet, es fácil acceder previamente al repertorio que se va a escuchar. Y la educación... Saludos, de nuevo, Suntzu.