Eduardo Mendoza

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


El Aula de Cultura ABC tuvo el acierto de traer, ayer 21 de mayo, al Museo de Carruajes sevillano al escritor Eduardo Mendoza. Con una sala a rebosar y la presentación de Francisco Robles, el barcelonés nos habló de su última novela, "El enredo de la bolsa y la vida". Por allí circularon en boca del novelista y el presentador anécdotas como la que da origen a la obra: un letrero de esta época de crisis "Centro de yoga El Jardín de la Perfecta Felicidad. Se traspasa" o aquella que refería las ilusiones toreras del Mendoza niño; surgieron, así mismo, temas literarios como la influencia recibida de la picaresca y el esperpento o la dualidad en su narrativa entre obras "serias" y paródicas; también apareció, por iniciativa de Francisco Robles, la polémica lingüística entre escritores en lengua catalana y catalanes -polémica más bien fuera de los límites regionales, puntualizó Mendoza-; finalmente se habló, a requerimiento del público, del desastre de sus adaptaciones cinematográficas -mala suerte compartida con Juan Marsé-; en este apartado estuvo, para quien esto escribe, la reflexión más interesante de la charla cuando el novelista vino a decir que su obra tiene vocación de ser puramente literaria, es decir, una construcción lingüística que cuando se despoja del lenguaje, para el transvase a la acción del celuloide, pierde su esencia.

Mendoza estuvo amable durante la charla y posterior firma de libros, quizás demasiado en plan guasón -en esto tuvo mucho que ver el presentador-, muy elegante en su indumentaria y porte, aunque ligeramente envejecido, y con una dicción un tanto cansina, como si le costase esfuerzo transpasar a la oralidad el pensamiento o buscase con esfuerzo la comicidad. En todo caso, un privilegio escuchar y contar con la presencia de un maestro de la narrativa, que, como puntualizó un asistente, y en contra de lo que se estaba escuchando en la sala, gana en la apuesta por la novela "seria".

4 comentarios:

ethan dijo...

Mierda! Me lo perdí. No me enteré del acto, mira que soy un lector y fan acérrimo de Mendoza. Bueno, otra vez será.

Ana Garcia dijo...

Yo tampoco me enteré, ¿cómo te enteras de todos estos eventos? Un saludo.

Licantropunk dijo...

Pues a mí hubo una adaptación de una novela suya (la primera) que me gustó bastante en su día, "La verdad sobre el caso Savolta". Bueno, igual la veo ahora y me parece un tanto caducada, je, je.
Saludos.

Angelus dijo...

Ethan, ¡lástima!, quizás podíamos haber coincidido. No pude ir el domingo a la Feria del Libro a tu firma. Saludos.

Ana García, ¿cómo me entero? Bueno, pues navegando por Internet; además, el Aula del ABC me manda información de sus actos. Si quieres, te puedo avisar de algún evento vía e-mail. Saludos.

Licantropunk, ¡cierto!, fue la única que Mendoza salvó. Yo la recuerdo, y no era para tirar cohetes, pese a la presencia de López Vázquez. Saludos.