Algunos de mis libros de poesía + Anna Ajmátova

Author: Angelus / Etiquetas: , ,



He aprendido a vivir de modo simple y sabio,
mirar al cielo y rezar a Dios,
y dar largos paseos antes de que anochezca
para ahogar esta inútil ansiedad.

Cuando murmuran los espinos del barranco
y rojo y dorado cabecea el racimo del serbal,
entonces compongo versos felices
sobre la vida breve, breve y hermosa.

Regreso. El gato peludo
lame mi mano y tierno ronronea.
Y en la torrecilla del aserradero junto al lago
brilla la llama de una hoguera.

Rara vez turba el silencio
el grito de una cigüeña posándose en la casa.
-Y si a mi puerta llamaras,
creo que ni siquiera te oiría. 

Anna Ajmátova
Desconozco al traductor del poema


6 comentarios:

Licantropunk dijo...

Bucólico. Pero muy bucólico. Para un domingo, vamos. Después de leerlo estoy por volverme otro rato a la cama, je, je.
Saludos.

Ana Garcia dijo...

¡Entran ganas de coger un libro de ella y pasarse toda la tarde leyendo sus poesías en el sofá!

Angelus dijo...

Licantropunk, curioso efecto poético ese de adormecimiento dominical. Saludos.

Ana García, pensé que querías decir que te entraban ganas de leer alguno de los libros de poesía de mi biblioteca... En todo caso, bueno es eso de querer leer más poesía, sea de Ajmátova o de cualquier otro poeta (que no poetisa, je, je). Saludos.

Suntzu dijo...

Bastante diferente de la mía :) Aunque por ambas pululen Borges, Leopardi y Panero.
Curiosa entrada, Angelus.
Un saludo.

Angelus dijo...

Suntzu, buen trío ese en el que coincidimos, aunque no sé a cuál de los Panero te refieres. Saludos.

Suntzu dijo...

Cierto, aclaro: Leopoldo y Leopoldo María.