"Gottland": el país de la mansedumbre

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


A finales del año pasado llegó a las librerías, gracias a la editorial Acantilado y a la traductora María Dolores Pérez, el Libro Europeo del año 2009 en la categoría de ficción: "Gottland" del polaco Mariusz Szczygieł. El título hace referencia al museo checo dedicado a la estrella de la canción de ese país Karel Gott, pero también viene a convertirse en sinónimo y compendio de la República Checa, aunque el autor intente defenderse de ambas referencias, en el mismo libro, apuntando que también puede leerse como "La tierra de Dios", tal como versificó Valdimir Holan. El caso es que la obra desató polémica en el país centroeuropeo hasta el punto de intentar, infructuosamente, que se retirara de las librerías. Y ello, ¿por qué? Pues, fundamentalmente, porque es una agria visión de la reciente historia del país a través de alguno de sus más afamados representantes.

El autor, oriundo de una localidad cercana a la frontera con la República Checa (de ahí su interés por este país), es periodista de uno de los diarios más prestigiosos europeos, "Gazeta Wyborcza", ha recibido, además del ya citado, otros premios en este ámbito del periodismo y sacudió los cimientos literarios centroeuropeos con la obra que estamos analizando. Concebida como una serie de reportajes sobre personalidades checas, no debería leerse, tal cual se escribe en la contraportada, como "una colección de cuentos", pues hay aquí una gran labor de investigación de campo, que nos lleva directamente al mundo del periodismo y el ensayo, si bien la voluntad de estilo la enmarca en la literatura. Las reacciones en los rotativos checos, según se muestra en la página web del escritor, no denigran, como se podría esperar, al autor polaco, más bien se inclinan por aceptar resignadamente que ésa es la visión del pueblo checo que se da en el exterior y que sólo un extranjero puede enfocar correctamente. Así, en relación con la mansedumbre prototípica de este pueblo eslavo (y un polaco puede jactarse razonadamente de lo contrario), que le llevó a aclimatarse tanto al dominio alemán, como al ruso, Szczygieł cita al filósofo y redactor Josef Jedlička: "los checos odian  a los héroes. [...] Švejk [1] no respeta nada más allá de su propia vida. Puede que también respete lo que hace la vida más cómoda, más agradable, más segura. Por eso a Svejk el precio que tenga que pagar por sobrevivir le parecerá demasiado alto". Quizás en este aspecto, radique la mordacidad de los polacos con el pueblo checo, más allá de lo divertido que les pueda sonar su idioma [2].

Personajes como el fundador de la cadena de zapaterías "Bata", la actriz y amante de Goebbels, la sobrina de Kafka, el citado cantante Karel Gott, desfilan por las páginas del escritor polaco intentando explicar sus excéntricos, cuando no serviles, comportamientos y comprenderlos, aunque sin juzgarlos. Una fina ironía recorre la obra, que va alternado los capítulos largos -dedicados  a personajes como los anteriormente nombrados- con otros más breves -generalmente, humorísticos y con personajes anónimos-. La lacra comunista es otro de los motivos recurrentes de la obra y un personaje extraordinario emerge en el texto: el recientemente fallecido Václav Havel.

A pesar de la bibliografía final y de un capítulo dedicado a notas, el libro, para un lector de estas latitudes, puede resultar en algún momento confuso, dada la acumulación onomástica, por lo que un apéndice en este sentido hubiera resultado más que justificable.

[1] El célebre protagonista de la novela humorística "El buen soldado Švejk" de Jaroslav Hašek.
[2] No es mi intención caer en prejuicios nacionales.


3 comentarios:

Licantropunk dijo...

De Václav Havel conseguí un libro la semana pasada, a ver si le echo un vistazo. La república Checa es una gran desconocida (para mi) y seguro que el libro es una gran oportunidad de conocer las habas que se cuecen allí.
Saludos.

kowa dijo...

De cabeza a por él: República Checa que me fascina y autor polaco, que me interesa mucho. Gracias por la recomendación.

Angelus dijo...

Licantropunk, no he leído nada de Havel. Creo que las habas ahora se cuecen sobre todo en Hungría por su giro totalitario... Saludos.

Kowa, sé de tu interés por este país. Espero que te guste. Saludos.