Navidad melancólica

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


NATAL

Nem aqui, nem agora. Vã promessa
Doutro calor e nova descoberta
Se desfaz sob a hora que anoitece.
Brilham lumes no céu? Sempre brilharam.
Dessa velha ilusão desenganemos:
É dia de Natal. Nada acontece.

José Saramago

"La pequeña Venecia". Andrea Segre

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


En Bydgoszcz (Polonia) hay una pequeña Venecia, que la imagen de cabecera de la entrada intenta reproducir y embellecer. Uno la conoce bien y puede afirmar que tiene un encanto especial -más ahora que los fondos europeos retocan el espacio, como lo hace la foto de arriba-, en una ciudad no demasiado sobrada de él. También en Italia hay otra Venecia, Chioggia, sita en la laguna de la famosa localidad turística; pero, al contrario de ésta, Chioggia no desprende belleza, sino brumas insalubres, olores a pescado y mediocridad. En esta tierra es donde el realizador Andrea Segre teje su historia de amores maduros, casi seniles, de barras húmedas de bar y de mafias chinas canallescas.

Shun Li es una emigrante asiática, chantajeada por las redes mafiosas con un hijo que espera el reencuentro desde China, y que trabaja de camarera en un bar portuario de Chioggia. Aquí se reúne un grupo variopinto de parroquianos, entre los que sobresalen varios pescadores y un particular y desagradable skinhead. Bepi es un pescador jubilado jugoslavo, aficionado a las rimas, veterano de la emigración -treinta años en Italia-, que lleva una vida solitaria y que se entretiene en el antedicho bar y en una cabaña de la laguna donde pesca. Entre ambos, surge una delicada historia de amor, que la presión social -tanto de nativos como de extranjeros- logra herrumbrar.

La mirada del director es pausada, cadenciosa, llena de silencios y sobrentendidos, cuasi poética (la poesía es el leitmotiv de la película) y, quizás, demasiado almibarada en el último tercio de la película. Ese azúcar final debiera haber sido sustituido por una profundización en la historia del pescador, que al espectador se le escamotea, desde el guion, cuando Shun Li debe marcharse de Chioggia impelida por las circunstancias, puesto que su romance ha removido las aguas tranquilas de la localidad. Tal vez lo mejor del filme radique en otros ámbitos: en la puesta en escena, la interpretación de Rade Serbedzija, la música de François Couturier y en otra particular historia de amor: la que se establece entre Shun Li y su compañera de habitación, de la que no se nos muestra su trabajo, pero a la que se puede relacionar fácilmente con la prostitución, y quien a la postre será su benefactora.

Juan Manuel de Prada en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


El pasado martes día 5, se presentó en el hotel Alfonso XIII de la capital sevillana la nueva novela de Juan Manuel de Prada, "Me hallará la muerte". Con una sala a rebosar, el escritor zamorano de adopción contó con la presentación de Francisco Robles, director del Aula de Cultura de ABC, para disertar sobre su obra. Comenzó con un preámbulo en el que refirió someramente duras condiciones personales en los últimos años, las cuales le hicieron pensar en abandonar la escritura (la referencia a Rimbaud, fue un tanto pretenciosa); su nueva esposa, la periodista María Cárcaba, le ayudó a salir del bache creativo y retomar su quehacer literario. La lectura de la novela de Torcuato Luca de Tena, "Embajador en el infierno", estuvo en la génesis de la nueva obra de Prada: la nefasta aventura de la Divisón Azul; aquí se demoró en un repaso de lo que supuso ese episodio en nuestra historia: alistamiento masivo, "bondad" de los soldados españoles, condiciones inhumanas en el frente ruso, no participación en la represión de retaguardia, idiosincrasia de los divisonarios... El repaso por la novela terminó con una defensa del folletín y la novela bizantina (en estos subgéneros se inscribe la tercera parta de su novela, a la que se añaden elementos negros y de suspense).

Juan Manuel estuvo bastante comedido en sus apreciaciones. Su ideología reaccionaria se puso de manifiesto, como no podía ser de otra manera en un espacio como el dispuesto para la ocasión, pero intentó dar al acto un sesgo más que nada literario (las opiniones político-sociales fueron expresadas con cierta humildad). Su presencia física es apabullante: de estatura considerable, su gordura llama la atención -cada vez se parece más a Orson Welles, ¿es esto premeditado?-. 

En cuanto al presentador, Francisco Robles, al que ya conocía de otras eventos, habría que decir que no estuvo especialmente brillante: ni en la introducción a la obra (la divisón en tres partes resulta a estas alturas obvio tras la lectura de cualquier comentario que se pueda encontrar en la Red), ni en la elección del pasaje poético que caracteriza el lenguaje del texto, ni mucho menos en la "captatio benevolentiae" que supuso la burda referencia a la primera novela del escritor, "Coños". Sí lo estuvo, por el contrario, de Prada  comentando coquetamente, al comienzo de su charla, la ausencia de una mesa que disfrazara sus  michelines.

En lo que respecta al público asistente (entre los que creí divisar a Javier Compás, Antonio Rivero Taravillo y ¿María Cárcaba en primera fila?), debo comentar que las preguntas ulteriores resultaron bastante lamentables, pues se circunscribieron al aspecto histórico, del que Prada intentó zafarse como pudo, manifestando que éste sólo es un pretexto -aunque exigiera un gran esfuerzo documentativo- para hacer literatura. Y es que el marco y el patrocino imponía, parece ser, a más de uno.

"Poesía a contragolpe". Poetas polacos contemporáneos

Author: Hutch / Etiquetas: , , , ,


Magna obra la publicada por Prensas Universitarias de Zaragoza y compilada y traducida por Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré. De ellos ya he dejado testimonio en el blog en más de una ocasión, sacan a la luz, ahora, una voluminosa antología de sesenta y un poetas jóvenes polacos nacidos a partir de 1960. A algunos de estos los conocíamos gracias a la fértil labor del blog de Abel -actualmente, en horas bajas-, pero con este poemario se nos presentan ya en una visión conjunta y contextualizada.

En la nota y prólogo iniciales, los traductores llevan a cabo un somero y didáctico repaso de la poesía polaca del siglo XX tras la Segunda Guerra Mundial. Allí dejan constancia de que la nota común -con matizaciones- a estos nuevos poetas es el deseo de escapar al imán e influjo de sus mayores: tanto de la gran generación de Rózewicz, Szymborska, Herbert y Miłosz, como la de la intermedia de Ewa Lipska y el futurible Nobel Zagajewski. La cruel historia de Polonia marcó a estos autores en su diferente manera de abordar la cuestión polaca a través del "manipulador" lenguaje, mas estos jóvenes poetas intentan una liberación de las circunstancias e idiosincrasia del país eslavo con un deseo -abocado al fracaso, pienso- de amplitud de miras en pos de una modernidad cosmopolita y global (¿no será esto, paradójicamente, la mayor forma de provincianismo?).

A pesar de lo dicho antes, el gusto del lector tiene manjares diversos donde deleitarse: de los recuerdos familiares de Jarosław Mikołaewski a la influencia temática barroca de un obsesivo Eugeniusz Tkaczyszyn-Dycki, de la ironía tamizada de Grzegorz Wróblewski a la sensiblidad pop de Marcin Świetlicki, de la religiosidad no invasiva de Krzysztof Koehler a la reflexión sobre   elementos cotidianos de Joanna Wajs o el suave culturalismo de Maciej Wożniak. Todo un universo poético donde sumergirse y admirar una lírica fecunda como pocas en Europa; además hay un afán de cercanía al lector, en la mayoría de poetas, que hace accesible la lectura de los textos, a pesar de las libertades de puntuación que muchos se permiten, aunque queda la duda de si ese camino de sencillez no es el criterio elegido por los traductores para poder llevar a cabo tan tremenda labor.

Dejo un texto del último poeta antes citado. Alguno más ya he vertido al blog en entradas anteriores. Debo lamentar, para concluir, el escamoteo de los originales en la edición: uno comprende el considerable tamaño del volumen y la "marginalidad" de la lengua, pero ¿no hubiera sido posible su inclusión al final de las páginas en tamaño de fuente menor?

BERLÍN 1914. GEORG TRAKL ENCUENTRA A ELSA LASKER-SCHÜLER

Te besaría. Con los mismos labios
con los que ahora callo. Con los mismos
que violentamente engancho a la noria
chirriante de la ironía. Y con las mismas manos
con las que te evito desde lejos, paro
al cochero, abro el paraguas, tejería
una delicada materia de aire cálido
para arropar de noche tu cuerpo desnudo.
Estos mismos ojos que llena una espesa,
emponzoñada neblina de sueño o de poema,
asfixiante como una droga, esperarían vacíos
hasta que cayera y germinara en ellos
la semilla de tu luz. Te diría todo esto, o mejor,
te lo escribiría en la piel con la lengua. La misma
que está encerrada en la oscura celda de mi boca.

Parecidos razonables

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

Andrés Herrera Ruiz, "Pájaro"
Robert Allen Zimmerman, "Bob Dylan"

Haiku tras el cristal

Author: Hutch / Etiquetas: ,



Pertinaz lluvia,
plegarias atendidas
desbordan lágrimas.


Jazz en el Central. 2012

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


La crisis enmudece parcialmente el ciclo anual de jazz en el Teatro Central. Hasta el último momento, se anunciaba un cuarto día de concierto que al final no se produjo: el grupo por confirmar se quedó en agua de borrajas. Así que nos hemos debido conformar con menos jazz para esta temporada: los recitales de Paolo Fresu y Omar Sosa el jueves día 8, y Fred Hersch Trio ayer sábado, son los dos únicos a los que hemos asistido este año. Dos formaciones antitéticas: si el dúo brilló por un esteticismo cuanto menos cuestionable: efectos de sintetizadores, electrónica, ritmos africanos y poses cuidadosamente ensayadas, el grupo del maestro Hersch fue la discreción personificada, tan solo alguna exhibición nada desafortunada, por otra parte, del baterista Eric McPherson, se escapó a esa impresión.

Ya he caracterizado al dúo italo-africano, poco más cabría añadir de un espectáculo muy visual y con poca calidad sonora: cuando a uno le faltan razones intrínsecas, se pierde en florituras..., y eso que las virtudes pianistícas de Fresu y trompestistas de Sosa quisieron asomar en más de una ocasión, pero se vieron ahogadas por una concepción del espectáculo en la que primaban, por desgracia, otras cuestiones más allá de las estrictamente jazzísticas.

Lo de Fred Hersch fue otro cantar. Uno no puede escapar a las circunstancias vitales del pianista de origen judío: una cierta sensación de desamparo y fragilidad transmitía Hersch en su suave digitación, en la falta de protagonismo, en los silencios que se autoimponía en los temas y en la oralidad ante el micrófono (es muy de agradecer, y raro en los espectáculos de jazz, la presentación de todos y cada uno de los temas que hacía el de Ohio). Su concepción musical bebe en las fuentes de Bill Evans, pero se abre a otras influencias: por allí pulularon los nombres de Thelonious Monk, Wayne Shorter o Antonio Carlos Jobim. Las largas piezas mostraron una esencia arrebatodaramente romántica, la misma de la que hizo gala en toda su carrera Bill Evans, aunque sin la energía ni el ímpetu de un Bobo Stenson, otro discípulo de Evans que pasó por el Central. La música de Hersch es música zen, cura el alma y evade de la realidad; la hora y cuarenta minutos del concierto pasaron volando. Lástima que en el bis sólo pudiésemos disfrutar de una única pieza del maestro al piano, sin sus dos magníficos compañeros.

Aniversario Georg Trakl

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Tal día como hoy hace casi 100 años, en 1914, el poeta austriaco Georg Trakl fallecía por propia voluntad de una sobredosis de cocaína en un manicomio de Cracovia.

CRACOVIA 1914, EL POETA GEORG TRAKL MUERE

No ayuda, el bromuro no ayuda.
De nuevo se aproximan, ya cerca se [encuentran, justo al otro lado de la pared.
Jerzy Liebert (“Los zorros”)


Escribió incompleto el último verso,
dispuso materiales como un náufrago,
abrió ojos como un recién nacido,
atisbó amaneceres como un pájaro,
apuró la sobredosis letal   
con ansia, condenado.
En la negra cama del hospital,
se hundió esperando
a la hermana que nunca vendría.
La parálisis sin angustia, tanto
aceptada como liberadora,
llamó a la muerte rápido,
y soñó que el barquero
le tendía la mano.
En una tierra que no era la suya,
en un idioma extraño,
en una guerra que él no empezó,
-como tantos soldados, engañado-,
el poeta Georg Trakl se inmoló
joven. Ni siquiera cumplió treinta años;
cuando algunos aún no han dejado el [nido,
él dio el gran salto.

                ***

Quisiera escribir como se ara el campo,
fundir con mis versos el duro hierro,
traspasar el aire con el poema,
gritar contra el viento,
quebrantar con mis rimas
del valle el silencio,
abrir el corazón de la hermana
hasta fundir en un solo ser bello
toda la fuerza de la poesía:
el poder del hierro,
la sed del valle,
el susurro ensordecedor del viento,
la sangre de la hermana,
su corazón inquieto.
Quisiera  acallar los ruidos de bombas
que me circundan en todo momento,
parar esta guerra que no es la mía.
Pero ya estoy muerto
y algunos pobres poemas exánimes,
con pocos versos dejo,
criaturas de un valle de podredumbre,
apenas ecos de ecos,
que tal vez alguien tras mí recoja
para inquirir a mi alma terciopelo
qué secretos se fueron conmigo,
qué ansias innombrables se hundieron.
Pero eso sucederá ya en otra época,
en otro tiempo…
               
***

Casi cien años después, quisiera verte.
Tu recuerdo se hace vivo, cercano.
Lamentamos tu prematura muerte,
poeta amigo, hermano.

Cambio de hora

Author: Hutch / Etiquetas: , , , , ,


CAMBIO DE HORA

Las ordinarias bromas de mover
las manecillas y cambiar las formas del cuarzo
no son suficientes para devolverles
a la primavera y al invierno su floreciente y congelada

distinción, y para que el hombre pueda hacer
con el tiempo lo que quiera. Tras el cambio
de tiempo, quienes sufren de insomnio
sufrirán una hora más,

y los cansados ganarán una hora de sueño.
Luego tendrá lugar el cambio.
También los otros a veces también ganarán,
a veces perderán el tiempo. Pero eso no cambiará

en nada la desaparición de la diferencia
de temperatura, y los días siguientes,
si los hay, vendrán junto con los días
que ya no tienen nombre:

reflejos que se incrustan los unos en los otros
y sombras que recíprocamente se repelen.
Y si este paseo de octubre
de hace un año no se ha vuelto

a repetir, aunque no estamos
muertos ni somos enemigos, esas
ordinarias bromas de mover
las manecillas y cambiar las formas del cuarzo

no cambiarán el tiempo.

Marcin Baran
Traducción de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré

Cracovia

Author: Hutch / Etiquetas: , , , , ,


LA CAPITAL MUNDIAL DE LA POESÍA

Cracovia naturalmente
incluso a primera vista
más cerca de las estrellas cubierta de bruma
exhala un aroma protector -en un tono grave
una ironía totalmente familiar
sin paganos palacios de la cultura
fabulosos falos de otras ciudades
es más fácil percibir los propios logros
casi tan claros como la benevolencia de la muerte
bajo arcadas menos llamativas
los malos colorantes enturbian los lemas
en las camisetas dibujan monigotes
raspan las intenciones hasta convertirlas en polvo
cenizas chapuceras puestas a la venta
en pequeños paquetitos reliquias de un tiempo
del que es mejor olvidarse

Alguien comparó esta Disneylandia católica
con un proyectil que tenía que alcanzarnos
pero que perdió la pista o la olvidó para siempre

¿Sientes que a pesar de ello caerá?

El silbido de las ordas mongolas se escucha
en las sambas interpretadas maliciosamente en contra
de las formas tradicionales de cultura musical
por sensuales brasileños importados
y la poesía se eleva en el aire
y pequeños etnomuseos crecen en los sótanos
y fuera brincan los osos
los jabalíes giran en los asadores
los editores lían un porro al amanecer
los poetas duermen en sacos rosados
levantándose de vez en cuando para dar un pequeño
paseo a lo largo de un borde de catálogo
o solo por entre la maleza y de regreso

Tadeusz Pióro
Traducción de Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré

"La impaciencia del corazón". Stefan Zweig

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El título que utilizó Debate, la edición que he leído, es más significativa que la fiel traducción de Acantilado -en la imagen- en cuanto al argumento de la novela: "La piedad peligrosa". Stefan Zweig traza en su obra una división tajante entre una piedad instintiva y contraproducente, que se asocia con la falta de carácter y deviene en consecuencias nefastas, y una piedad positiva, entendida como virtud deseable: 

"Hay dos clases de piedad. Una, débil y sentimental, que en realidad sólo es impaciencia del corazón para liberarse lo antes posible de la penosa emoción ante una desgracia ajena, es una compasión que no es exactamente compasión, sino una defensa instintiva del alma frente al dolor ajeno. Y la otra, la única que cuenta, es la compasión desprovista de lo sentimental, pero creativa, que sabe lo que quiere y está dispuesta a aguantar con paciencia y resignación hasta sus últimas fuerzas e incluso más allá."

La primera es la que domina al protagonista de la obra, el joven teniente Hoffmiller, quien, en la antesala del estallido bélico de la Gran Guerra, se ve enredado por la rica familia Kekesfalva para pedir la mano de la hija adolescente inválida, por la que el personaje no siente más que una dolorosa y constante compasión; sin embargo, un cúmulo de circunstancias rocambolescas desembocan en una atadura moral de la que el teniente no puede o no sabe escapar; sólo la intervención de su superior inmediato en el regimiento en el que está destinado y, finalmente, la "oportuna" declaración de guerra y la movilización de las tropas, lo liberan del temido compromiso, aunque esta liberación desemboque, finalmente, en una tragedia en la persona de la lisiada.

Zweig echa mano de un recurso narrativo ya presente en otras obras ("Novela de ajedrez") y con el que se pretende dar verosimilitud a los hechos: el encuentro, al comienzo de la novela, del narrador en primera persona (el propio escritor) con un personaje, que, a su vez, cuenta la historia, en este caso, el propio teniente; sin embargo, buena parte de la narración está en tiempo presente, lo que no encaja con la técnica narrativa empleada. Si la pareja protagonista resulta un tanto esquemática o, más bien, personajes marionetas, es el médico de la familia el que se configura como un ente completo: caracterizado al comienzo por un físico repulsivo, su posterior etopeya nos descubre a un ser inteligente, altruista y enérgico en las decisiones vitales sobre sus pacientes.

El escritor austriaco no escapa a un espíritu clasista de la sociedad, a una mirada desde la atalaya burguesa (común a su obra, en general), pero que en esta novela se hace todavía más explícita: sirvientes, campesinos y asistentes personales no son más que figuras decorativas, hasta serviles y contentas de su papel secundario e inmersas en una pobreza beatífica. A pesar de estos peros, ¡cuán elegante narra Zweig!, ¡qué perspicacia en la indagación psíquica de los personajes! La lectura de esta novela de tesis es una delicia.

Ewa Lipska

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


Mañana 8 de octubre, cumple 67 años la poeta cracoviana Ewa Lipska y, con ella, este blog celebra su entrada número 200.

Cuando hablamos de la vejez
las palabras recién nacidas se asoman a mi lengua.

Cuando hablamos del amor
oh, cuando hablamos del amor — — —

Cuando hablamos del abismo
no digo esta boca es mía.

Kiedy mówimy o starości
niemowlęta słów chodzą mi po języku.

Kiedy mówimy o miłości
o, kiedy mówimy o miłości — — —

Kiedy mówimy o topielcach
nabieram wody w usta.
"Quinta colección de versos" 1978

Un domingo cualquiera con el cura Jan Twardowski

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


El sacerdote polaco Jan Twardowski fue uno de los poetas más populares de su país en la centuria pasada. Su condición religiosa no impide (no tiene por qué impedir) la consideración de su obra como gran poesía: una búsqueda salvífica de Dios en medio de las dificultades, no reñida con un talante humorístico. Dejo mi humilde versión de dos breves y sencillos poemas.

Dios

Dios al que no veo
pero al que alguna vez veré
vengo sin trabajo
me pongo en la cola
y Te pido amor como un duro trabajo.

Boże

Boże którego nie widzę
a kiedyś zobaczę
przychodzę bezrobotny
przystaję w ogonku
i proszę Cię o miłość jak o ciężką pracę.

Como siempre

Los que son jóvenes corren en multitud
los que son adultos van en pareja
los viejos cerca del final por separado
sólo el corazón lo mismo que siempre
trabaja como abeja en la oscuridad
buscando amor en el amor
antes de la pura y gran muerte.

To samo

Młodzi co biegną gromadą
dorośli co chodzą parami
starzy przy końcu osobno
tylko wciąż serce to samo
pracuje jak pszczoła po ciemku
szuka miłości w miłości
przed śmiercią czystą i wielką.

"Cincuenta sombras de Grey" versus Tomás Segovia

Author: Hutch / Etiquetas: , , , ,


Es común encontrarse en la "blogosfera" (¡palabreja!) comentarios de libros en los que los autores valoran con simplicidad sus lecturas con expresiones tipo "enganchan", sin darse cuenta de que por debajo de ese coloquialismo hay una sabiduría narrativa que puede esconder aciertos tales como una precisa caracterización de los personajes, un apropiado ritmo narrativo o una adecuada distribución de las formas del discurso. Es lo que sucedía con la trilogía  "Millennium" de Stieg Larsson, denostada por algunos -no por alguien tan poco dudoso de valía literaria como Vargas Losa-, en la que detrás de la sencillez de su lenguaje o de la búsqueda obvia y acuciante de modernidad se escondían algunas de las virtudes antes citadas.

Sirva este preámbulo fustigador y poco amigable para compañeros de la Red como presentación de "Cincuenta sombras de Grey", la novela que inicia la exitosa saga erótica de la escritora E. L. James. Un ligero repaso por bitácoras pone de manifiesto lo antes comentado: inciden (no todos, es cierto) en el poder de sugestión de una obra que atrapa al lector, aunque lo contrarresten con vicios más allá de los narrativos como el sumiso papel de la mujer en la relación de la pareja. Mi experiencia lectora contradice estas impresiones: la lectura de los nueve primeros capítulos -ése fue el límite- resultó de un esfuerzo ímprobo, la simplicidad del lenguaje es aterradora y la inverosimilitud de la historia, palmaria. Tentado he estado de borrar la novela que ha servido de estreno para mi libro electrónico. Tanta alharaca por una obra basura escrita por una persona madura que parece quinceañera, con una narración en presente cargante, repleta de clichés y una pseudointrospección psicológica repetitiva y que no va más allá del simple terreno sensual.

Para compensar el nivel literario, traigo al blog un texto erótico que asimismo he descargado y desconocía del escritor Tomás Segovia, de su sorprendente libro "Colección privada de sonetos votivos" -la paranomasia del adjetivo final es fácil con la obra de la escritora británica-: 

VIII

Tus pechos se dormían en sosiego 
entre mis manos, recobrado nido, 
fatalmente obedientes al que ha sido 
el amor que una vez los marcó al fuego; 

tu lengua agraz bebía al fin el riego 
de mi saliva, aún ayer prohibido, 
y mi cuerpo arrancaba del olvido 
el tempo de tu ronco espasmo ciego. 

Qué paz... Tu sexo agreste aún apresaba 
gloriosamente el mío. Todo estaba 
en su sitio otra vez, pues que eras mía. 

Afuera revivía un alba enferma. 
Devastada y nupcial, la cama olía 
a carne exhausta y ácida y a esperma.

Javier Cercas, "Relatos reales"

Author: Hutch / Etiquetas: , ,



Los artículo periodísticos tienen fecha de caducidad. Basados normalmente en un hecho de actualidad, transcurrido y olvidado éste, difícilmente aguantan una lectura reposada en el tiempo. Sólo aquéllos que se fundamentan en cuestiones universales o aquellos que tienen como eje básico el estilo del autor, pueden tener vocación de permanencia y aglutinarse en un futuro libro homogéneo que no caiga en la corriente dispersión: vicio frecuente de tales recopilaciones. 

Javier Cercas disfrutó del éxito arrollador de "Soldados de Salamina", recibió los palos previsibles e injustificados de los que no perdonan el éxito con la siguiente novela, "La velocidad de la luz", y sorprendió con ese ensayo sobre el golpe de estado del 23-F que fue "Anatomía de un instante". Ahora está a punto de publicar un nuevo texto, "Las leyes de la frontera", pero antes de "Salamina" también había vida: un paciente escritor afincado en Gerona pergeñaba novelas y vio recogidas sus crónicas por la editorial Acantilado en el año 2000 con el título de "Relatos reales". El libro soporta bien el paso del tiempo y ello porque lo que transmiten los fragmentos más que nada son las andanzas vitales del escritor, su particular modus vivendi y pensamiento; la volátil actualidad, sobre todo, literaria transmitida no acapara el libro, no lo domina y ello permite una lectura persistente al devenir temporal.

Es Cercas, en esta colección de artículos, un ser nada engolado, sencillo en sus peripecias vitales (muchas de ellas risibles), devoto de sus escritores preferidos (Borges, Cabrera Infante, Carlos Fuentes, Kafka...), indagador tenaz de sabrosos episodios relacionados con la literatura: el fusilamiento de Sánchez Mazas que dio origen a "Salamina", los versos de la lápida ginebrina de Borges, las injustificables ausencias de amigos de los libros de Josep Pla, los testiminios de la muerte española de Walter Benjamin... Casi nada beligerante con sus compañeros de profesión, ni con políticos, ni personajes públicos: poca chismorrería discurre por el libro. Estampas de la vida diaria es lo que muestra el autor, estampas con un protagonista casi único, Javier Cercas, que no duda en infligirse la crítica y humillarse en repetidas ocasiones, aspecto éste que no parece más que un recurso retórico, cuando no una descripción de sí mismo a contrario sensu: la autohumillación también puede ser una forma de orgullo, y quizás la más sibilina.

Adam Zagajewski, "Antenas"

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


La peripecia vital nómada de Zagajewski -del cual ya he hablado en este blog con motivo de dos ensayos suyos- permea su obra y, en concreto, este poemario de 2007. La infancia desarraigada de Lvov, el exilio europeo y americano y, finalmente, el regreso a Cracovia tras el advenimiento de la democracia están presentes en el libro. Es Zagajewski un autor con evidentes elementos culturales (librescos, musicales), sin embargo, no hay envaramiento, ni elitismo en su propuesta poética ("Sí, en defensa de la poesía y del estilo elevado, etc., / pero también una tarde estival en un pueblo, / cuando huelen los jardines y los gatos están quietos / delante de las casas, como filósofos chinos"), en esto se asemeja a Szymborska; utiliza el poeta polaco una lengua cercana y comprensible, con escasas imágenes irracionales, aunque la poesía deba ser siempre una penetración de la realidad en pos de un destello, un fulgor únicos ( "La poesía es búsqueda de resplandor"). Una pequeña anécdota ("Una gota de lluvia", "Un chico de dos cabezas") da pie a reflexiones sobre la propia poesía, sobre la cotidianidad diaria, sobre la música, las ciudades y lugares que habitó, sobre las relaciones personales y los poetas amados. No faltan las pullas al régimen soviético que motivó su exilio ( "cuando nací vivía y gobernaba / aún el georgiano picado de viruelas / y sus lúgubres policías y teorías"). La última parte del libro la constituye una selección  del poemario "Regreso" -a Cracovia- (2003).

Los libros de la editorial Acantilado son una delicia por el formato y el tacto; la traducción, a cargo de Xavier Farré,  debe de ser magnífica por la calidad de los textos vertidos al español y utilizo la perífrasis de duda porque no se incluye el original polaco -constante en la editorial.

EN UN PISO PEQUEÑO

Le pregunto a mi padre:
¿qué haces todo el día? Recordar.

Así pues, en este pequeño piso polvoriento en
  Gliwice,
en un bloque bajo, construido según el modelo
  soviético,
conforme a la norma de que la ciudad debe evocar
  un cuartel,
y las habitaciones, ser estrechas, para frustrar
  reuniones clandestinas,
allí, donde marcha sin descanso un antiguo reloj de
  pared,

revive casi a diario el claro septiembre del 39, el
  silbido de las bombas,
y también el Jardín de los Jesuitas en Lvov, brillando
  como antes
con la luz verde de los arces, de los frenos y los
  pajarillos,
las canoas en el Dniéster, el olor de la mimbrera y de
  la arena húmeda,
en un día caluroso, cuando encontraste a una joven,
  estudiante de derecho,

y el viaje en un vagón de mercancías, al oeste, hasta la
  última frontera,
y un ramo de doscientas rosas que los estudiantes te
  ofrecieron
en agradecimiento por haberles defendido en la
  primavera del 68,
y acaso también episodios de los que nunca sabré
  nada,
el beso de una mujer que no llegó a ser mi madre,

el temor y la dulce grosella de tu infancia, imágenes
  sacadas
de este abismo acogedor, cuando yo aún no estaba.
Tu memoria trabaja en este piso callado: trabajas,
metódico, en silencio, para resucitar por un instante
el doloroso siglo veinte.

Justas Poéticas en Dueñas

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Ha llegado a mis manos, gracias a la eficiente y generosa bibliotecaria del pueblo palentino de Dueñas, la más que decente edición, a cargo de la Diputación de Palencia, de las XLVI Justas Poéticas "Ciudad de Dueñas", celebradas el 15 de agosto -como indica el cartel anunciador-, en el marco de las fiestas patronales. Dejo una muestra de cada uno de los finalistas, junto con su foto al final:

  • Desirée Columé Hernández, a la postre ganadora del "Premio Poesía del Cerrato".
Tiempo, cuánto tiempo hará falta
Para que los minutos me olviden
En este estallido de vacío, asfixiada,
La aguja del reloj recita y gime
Bajo un obtuso espejo mi balada.
En el hondo suspiro de los días
Acrecienta el latir de la mirada,
Aquella dilatada de verdad,
Triste, soñadora, oscura,
Acusando un final de esperanza,
Hoy me siento, me siento
En el frío andén del tiempo.
Hoy me siento a esperar
En el vacío el último tren.
Y espero, espero..., espero

  • Amando García Nuño, finalmente ganador del certamen.
SEMANAS

Los jueves toca ir al supermercado
porque tienen besos en oferta,
barras de bar los viernes
sepultando entre vasos confidencias,
los sábados, es la costumbre,
limpieza general de las memorias
vencidas de pelusa,
luego, el domingo vienes 
y te sientas conmigo en la terraza,
cuatro retinas torpes, infantiles,
viendo pasar la vida
sin mirar de soslayo el calendario.

(nota bene)

Dame la mano mientras duermes esta noche
y se tornan juventud los dedos marchitados,
tiernos ocasos lineales que en ti y en mi
han desembocado.
Hoy me he estado muriendo entre tus manos
mientras se ha ido diluyendo nuestro amor en la sangre de los días,
horrorizado he podido comprobar como la rutina se iba clavando
en el fondo de este cajón sin pasador.
No salgo de mi asombro esta fría mañana
entre caléndulas útiles que avivan corazones perennes
como el Atlántico. Ha destilado la noche sus últimas centellas
en este aniversario sin sonrisas,
no hay música de futuro, no viene en la prensa
nuestro amor escrito a diario.
Dame la mano mientras sueñas
y con orgullo de enredadera vuelve a mecerme entre tus brazos,
tiernos ocasos lineales
que en ti y en mi
siempre desembocaron.

  • Máximo Pérez Gonzalo.
Por vocación soy artista,
por raza un aventurero,
aun conserva mi sombrero
el desdén de una conquista.
No hay capitán que resista
la trampa de un mal peldaño,
si atrapado en el engaño
no alcanza a ver la salida.
Mejor se mueve en la vida
La barba de un ermitaño.

  • Yose Álvarez-Mesa, quien anexa cinco páginas de currículo con un centenar de premios.
Me siento cada vez más próxima mi perro.

Su reloj no dispone de alarmas
y pasea sin prosa su existencia por las tardes celeste
buscando sensaciones en las que arrebujarse.

Estimo que en unos cuantos días
su ladrido y el mío tendrán los mismos tonos.


Tom Harrell en el Universijazz

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


La esquizofrenia no ha podido con él. Con esta enfermedad a cuestas, el trompetista americano Tom Harrell ha dado guerra en el panorama del jazz durante cuarenta años. Universijazz de Valladolid se inauguró este año con su presencia al frente de un cuarteto de músicos negros brillante y comprensivo con el líder del grupo. Con indumentaria completa de negro y cazadora abrochada hasta el último botón (en una calurosa noche estival), Harrell ofreció un recital extraño, dividido en dos partes con descanso en medio y una presencia escénica sobrecogedora, no sólo por el color negro, sino también por su manera de estar sobre el escenario: hombros caídos, mirada permanente al suelo y desplazamientos lentos y laterales. Aun así, la música resultó soberbia: post-bop clásico, una trompeta de perfil bajo aunque eficaz, solos contundentes y un piano y un contrabajo magistrales, solamente el batería desentonó del ritmo del grupo (veo en youtube otro baterista en sus actuaciones).

Al día siguiente, Roy Gelato and his Giants mostraron el envés total de la moneda; el público y el crítico del Norte de Castilla parecieron estar enfervorizados con esta formación, aunque uno, incómodo desde el patio de sillas -que no de butacas-, no pudo dejar de tener en mente más una verbena que un concierto de jazz.

Åsa Larsson, "Cuando pase tu ira"

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Siguen las andanzas de la abogada, ahora convertida en fiscal, Rebecka Martinsson y la policía Anna-Maria Mella en la localidad sueca de Kiruna; esta vez, tras la pista del asesino de una joven pareja que se había sumergido en las heladas aguas de un lago en busca de los restos de un avión accidentado. Rebecka ahora sale con su antiguo jefe de Estocolmo, en una relación que se prevé abocada al fracaso, y se ve sorprendida por sus sentimientos hacia uno de los policías de Kiruna: un ser peculiar, que tiene la cara marcada por el fuego y es entrenador de perros -los animales tienen un protagonismo importante en la historia-; Anna-Maria, a su vez, mantiene un irritante, para ella, pulso con un compañero (las causas de la tensión provienen de la anterior novela, "Una senda oscura").

En este cuarto texto negro de la saga, Åsa Larsson renuncia a la intriga en la identidad del asesino, para centrarse en la vida de éste y en la explicación psicológica de las causas de su carácter: un ser esencialmente bueno, marcado por las relaciones familiares de brutalidad y sometimiento, que desborda el torrente de su sufrimiento en Rebecka y paga gustoso las deudas carcelarias con la sociedad. Es en el análisis de este personaje donde radica el acierto de la obra, aunque la autora lamentablemente no evite el maniqueísmo extremo en la descripción de la familia del asesino. Rebecka, por su parte, vuelve a verse inmersa en un final rocambolesco con salvación en el último segundo: no gana su protagonista para sustos en todas sus novelas, es como si tuviera un amuleto protector, que no le priva, por otra parte, de que su psique se vea afectada por tanto sobresalto. 

Las novelas de la escritora sueca se caracterizan  -como indico en uno de los enlaces- por la creación de un ambiente opresivo y por una prosa envolvente y sugeridora, que en esta novela se manifiestan en el recurso fantástico de la aparición de la joven asesinada en primera persona y en presente, que va conduciendo la historia y guiando a los personajes hasta el castigo final de los culpables, para que su espíritu pueda descansar en paz; no hay aquí el recurso fácil del terror, sino una técnica narrativa de contrapeso al "thriller", ya utilizada en entregas anteriores. Aunque hay que decir que la autora abusa de este procedimiento, ya que tiene demasiado peso narrativo en la historia, hasta hacerlo en exceso pesado. Quizás una profundización en el análisis y evolución de sus dos investigadoras convendría más para las futuras entregas de la serie que la búsqueda de recursos novedosos y alternativos.

A la espera de la traducción de la siguiente novela, esperamos que el talento de la escritora sueca no decaiga -como ha sucedido en este texto- y la sorpresa narrativa de su primera obra, "Aurora boreal", no se vaya poco a poco diluyendo, como da la impresión.


Orquesta Joven de Andalucía

Author: Hutch / Etiquetas: ,


Como propina a la temporada, el Teatro Central sevillano ofreció, el pasado sábado día 7, un concierto de la Orquesta Joven de Andalucía bajo la dirección de Lorenzo Ramos. Interpretaron dos clásicos: "El sueño de una noche de verano" de Mendelssohn y la "Sinfonía n.º 6, Pastoral" de Beethoven, el bis tampoco resultó sorpresa alguna: Albéniz, "Málaga" de "Iberia". No quiero ni puedo ser demasiado duro en la crítica por varios motivos: no soy un especialista en música clásica, el concierto era gratuito y los intérpretes están aún por madurar; sin embargo he de decir a fuer de sincero que resultó decepcionante, sobre todo, si se compara con el ciclo ofrecido por la OSC de la Universidad de Sevilla y el Conservatorio "Manuel Castillo", y eso que algunos músicos comparten formación.

La primera pieza, la del romántico alemán Mendelssohn -basada en el drama de Shakespeare- resultó bastante anodina y con un criterio efectista en la selección de los fragmentos. La sinfonía de Beethoven nos deparó al sorpresa de la velada; uno de los contrabajos, el más visible por cercano al público, decidió por su cuenta y riesgo convertirse en la estrella de la obra: aparatosidad en la ejecución, movimientos extraños en la eliminación de cuerdas sueltas, ruidos con el asiento y con el instrumento, todo ello en un plan que más tenía que ver con una formación de jazz que con una orquesta sinfónica; con tal aparato escénico lo de menos fue la eficiente ejecución de los otros instrumentos de cuerda y el aparente buen oficio en la dirección. El susodicho joven intérprete evidentemente se equivocó de escenario y formación, y hubiera necesitado una mano dura desde la tarima que sujetase su ímpetu protagonista. Hablando del director, también precisa de un asesor de imagen, pues su vestimenta era más apropiada para la Filarmónica de Viena que para una orquesta "provinciana" de jóvenes intérpretes: demasiada formalidad, de la que no hace gala, por otra parte, en su página web (los comentarios sobre su apariencia se sucedieron entre el público).

Microrrelato para San Fermín

Author: Hutch / Etiquetas: ,


ROJO
Mis compañeros y yo hemos salido en estampida empujándonos unos a otros, locos por mover los músculos entumecidos por el encierro. Es cierto que algunos hemos resbalado, pues las pezuñas no están preparadas para el asfalto, pero yo he logrado mantenerme sobre las patas sin caer, otros han tenido menos suerte y se los ve rodeados de seres humanos que intentan levantarlos. Tengo las pulsaciones al máximo, me excita correr con público alrededor. El rojo nubla mi vista, no tiene nada que ver con el verde anestesiador de los pastizales donde nos crían; pañuelos al cuello y a la cintura atrapan mis sentidos y me obligan a correr tras ellos. Sí, estoy excitado, reconozco que me repito –un toro no maneja bien los sinónimos-. Ahora bien, ¿no les gustaba tanto el color rojo?, pues, por qué armar tanto barullo por ese líquido rojo que ahora mancha la acera y mana como fuente de uno de los corredores. No entiendo los golpes e insultos a un pobre toro que ha intentado disfrutar como ellos y que les ha teñido de su color favorito la calle.

Sofi Oksanen, "Purga"

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El Premio del Libro Europeo lleva ya cinco ediciones demostrando independencia de criterio y una búsqueda de valores literarios prometedores más que una ratificación de autores consagrados. Ya se reseñó aquí el laureado en ficción de 2009, ahora viene a estas páginas la autora finlandesa Sofi Oksanen, cuya obra "Purga", Premio 2010, fue traducida al español el año pasado con relativo éxito, pues ya ha alcanzado la edición de bolsillo y el refrendo de Círculo de Lectores, cuya magnífica imagen de portada, obra de Iosif Badalov, se reproduce en esta entrada.

La historia que nos cuenta la autora seduce sobremanera: a principios de los 90, después de un viaje rocambolesco y en penosas condiciones, llega a la casa de la anciana y solitaria estonia Aliide Truu, la joven rusa Zara, tras haber escapado de una banda de proxenetas que la sometían a continuas vejaciones en Berlín, a donde la chica había emigrado en busca del glamour de Occidente. Tras los recelos mutuos, se establece una corriente de simpatía entre ambas mujeres, amén de una relación de protectorado, solicitado por la chica rusa, pues no duda de que sus perseguidores darán algún día con ella. La historia se complica pues el destino final de Zara -Estonia- no es casual: prendido en el bolsillo interior de su sujetador, lleva una foto antigua familiar en la que aparece retratada Aliide, y es que la relación entre las dos mujeres es más profunda de lo que pudiera parecer en los primeros capítulos de la novela. Allide tendrá constancia de esto cuando los rufianes chulescos arriben definitivamente a su casa, entonces revivirá en sus carnes una historia del pasado: esconder y proteger a un perseguido, pero ahora el destino le ofrecerá una segunda oportunidad para congraciarse con los fantasmas que tejieron su juventud.

Sofi Oksanen utiliza el desorden cronológico en la narración de las desventuras de esta singular pareja de mujeres eslavas. El lector debe recomponer las piezas del puzle narrativo, aunque en realidad las secuencias principales están claramente definidas: la implantación del régimen soviético en el país báltico, el ejercicio de prostituta de Zara en Berlín bajo la custodia de mafiosos, su huida hacia Estonia en busca de refugio y el encuentro de Zara y Aliide en la casa de aquélla. A estos cuatro segmentos narrativos, se unen pequeños extractos del diario del cuñado de Aliide, prófugo y luchador anticomunista. La escritora se preocupa por fechar cada episodio, por lo que la exigencia lectora no es tanta. Exigencia, digo, aunque realmente lo que habría que postular en la lectura de esta premiada novela es la fuente de placer lector que dimana de cada capítulo de la obra: hay un cierto tono poemático en el texto -y no me refiero a secuencias como la de la tortura de la famila Truu a cargo de secuaces soviéticos, donde claramente Oksanen escatima la brutalidad de los hechos con un bello lenguaje imaginativo-, sino al conjunto de la obra en sí: capítulos cortos, oraciones breves, elipsis narrativas, imágenes sugerentes... Capítulos para paladear con delectación. 

Algo, sin embargo, no acaba de encajar en la novela para dotarla de rotundidad: el texto se nutre en exceso de ideología, es una obra de tesis. La madre de Oksanen es estonia y la escritora sabe bien de qué escribe cuando lo hace sobre el pasado comunista de esta nación, pero esta circunstancia no debería haber influido en la autora para recargar tanto las tintas contra el régimen que se adueñó del país durante cincuenta años. La obra parece en ocasiones no más que el deseo de mostrar con toda claridad la depravación del sistema soviético, y esto no era necesario, porque redunda en un menoscabo de la historia en sí misma, la cual tiene suficiente poder de sugestión para arrinconar todo intento ideológico -quizás el origen teatral de la novela pueda explicar el peso doctrinal-. Menos aun se comprende la inclusión de los informes policiales que configuran las últimas secuencias de la obra y que, según ha declarado la autora, son reales y fuente del texto. Con ellas como epílogo de la novela, el lector queda atrapado en un desconcierto "hiperrealista" innecesario y que desdibuja todo el entramado lingüístico y compositivo anterior.

Libros para una vida

Author: Hutch / Etiquetas:


Hacía mucho tiempo que no dejaba alguna lista en el blog. Ésta es con motivo de un enlace que Suntzu me ha enviado de El País Semanal (agosto de 2008) sobre los libros que cambiaron la vida a 100 escritores. No sé si cambiaron la mía, en todo caso, sí que la hicieron diferente:
  1. La Biblia.
  2. "Don Quijote de la Mancha", Cervantes.
  3. "La metamorfosis", Kafka.
  4. "Ficciones", Borges.
  5. "Solaris", Lem.
  6. "La marcha Radetzky", Roth.
  7. "El mundo de ayer", Zweig.
  8. "Crimen y castigo", Dostoievski.
  9. "El largo adiós", Chandler.
  10. "Obra completa", Trakl.

Neil Young & Crazy Horse, "Americana"

Author: Hutch / Etiquetas: ,


Pocos cantantes tan representativos del "rock made in USA" como ¡el canadiense! Neil Young, quizás sólo The Band (también vecinos del norte) encarnen aun más que él mismo la esencia de ese conglomerado que es el folk, el country y el rock and roll. Su larga trayectoria desde fines de los 60 confirma una vida al servicio de lo americano hecho música: al frente de Buffalo Springfield, en solitario, con Crosby, Stills y Nash o acompañado de Crazy Horse, se ha forjado una carrera respetada y valorada en la música rock. Por ello, no es de extrañar que su último trabajo esté dedicado a canciones tradicionales, aquellas que se han labrado un hueco en la idiosincrasia del joven pueblo norteamericano: "Clementine", "This land is your land", "Oh Susannah" o "Tom Dula". El disco ha sido despreciado por la crítica, al aducir argumentos como el primitivismo de la grabación o lo "sucio" del sonido; es cierto que las canciones tienen la apariencia del directo, es cierto que los acordes y los coros de "Caballo Loco" resultan "amateurs" y monótonos, es cierto que pocas veces sería tan cierto aplicar al grupo la etiqueta de "noise rock"; sin embargo, es necesario destacar y apreciar el voluntarismo de Young al proponer nuevas versiones garajeras para estos clásicos "folkies" y la autenticidad del fraseo del canadiense, que corroboran que no se ha tomado como un simple divertimento el disco. Eso sí, resulta incomprensible, en esta fiesta norteamericana, la versión de la inglesa "God save the queen", con coro de niños incluido.

El álbum se puede escuchar entero aquí.

Royal String Quartet

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El Día Internacional de la Música fue celebrado en Sevilla con actuaciones como la de los polacos Royal String Quartet. En el amplio espacio de la Iglesia de la Anunciación, esta formación ofreció un recital que incluía dos Cuartetos de Cuerda: el primero, de Witold Lutosławski, el único que compuso, y el otro, el n.º 3 de Henryk Górecki. El grupo estuvo espléndido en el desarrollo de ambas piezas, en especial, la primera, de increíble dificultad; la mezcla de sutileza y énfasis, dieron a las obras una cadencia extra: la primera, de marchamo expresionista, fue breve, intensa y sugestiva; la segunda, más melódica, con cierto toque místico y minimalista, resultó quizás un poco larga y con un final demasiado fúnebre.

El público fue otra historia. Disponíamos de asiento en primera fila, a escasos tres metros de los músicos, por lo que no nos pudimos percatar del movimiento de huida de algún asistente, que no aguantó la pieza inicial y durante la misma, sin esperar los cambios de movimiento, inició su fuga del "escenario del crimen", ajeno a cualquier norma de urbanidad. Francisco Manuel Soriano, organizador del evento, nos refirió la siguiente anécdota: estando apostado a la entrada de la iglesia, una mujer salió durante el primer cuarteto y no se le ocurrió otra cosa más que preguntarle a Curro si los intérpretes estaban... ¡afinando o tocando!

La colaboración entre el Instituto Polaco de Cultura, dirigido por Cezary Kruk, presente en el templo, y el Cicus sevillano promete, para la temporada venidera, interesantes eventos polacos, y no solo musicales. Curro Soriano es el artífice de todo este movimiento filopolaco en Sevilla.

Álvaro Valverde en La Isla de Siltolá

Author: Hutch / Etiquetas: ,


Estoy en deuda con el poeta extremeño Álvaro Valverde. Él fue uno de los pocos escritores que, a petición de mi instituto, nos remitió el año pasado una obra dedicada con motivo de una exposición por el Día del Libro; el texto en cuestión es una cuidada edición de "Imaginario", 2007, a cargo de la Fundación Ortega Muñoz.

La Editorial sevillana La Isla de Siltolá ha publicado una antología de su obra poética, "Un centro fugitivo", del que ya me he hecho con un ejemplar. Reseñas acertadas han aparecido ya en prensa escrita y blogs, por lo que mi opinión, pienso que no aportaría nada sustancioso nuevo. Dejo uno de los mejores poemas: en heptasílabos, endecasílabos y alejandrinos blancos, el poeta fantasea con una misiva del famoso periodista de necrológicas Alden Whitman, para hacer un ejercicio meditativo sobre la muerte que se avecina, y de la que Whitman es el mensajero.

NOTICIA DE LA MUERTE

Me ha llegado su carta.
Sabía por amigos que podía pasarme.
Los libros me han dado cierta fama
y no pocos conocen lo que hago.
He opinado de todo o casi todo
y alguna vez lo hice para muchos.
¿Por qué no iba a aceptar el doble encuentro?
Sé bien qué es lo que esconde
el nombre de Alden Whitman.

La enfermedad que aprisa me consume,
la edad -a estas alturas evidente-,
¿le habrán hecho adoptar esta medida?
¿Será, -sin más me digo-,
la ejemplar decisión de un periodista
que cumple su trabajo?
En la nota me advierte -y lo agradezco-
que mantendrá en reserva mis respuestas
hasta mi muerte. Añade
la justa conveniencia
de dar a mis lectores
una cabal idea de mí mismo.
Presupone mi afán de gloria póstuma.

Es todo tan sencillo.
He visto tantos rostros
con los ojos cerrados para siempre.
¿A qué fingir sorpresa?
¿No he estado preparando nuestra cita
-fatal, ineludible-
con la seguridad de merecerla?

El jueves vendrá a casa.
Le recordé al teléfono dos líneas de un contemporáneo:
"Cada uno sabe en qué momento de su vida
la muerte ha entrado en su jardín secreto".

Paweł Łukaszewski, Anna Małek y Luis de Pablo

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Los tres compositores del título de la entrada fueron los protagonistas del recital que Zahir Ensemble ofreció ayer, 4 de junio, en la Sala Joaquín Turina del Centro Cultural de la Fundación Cajasol, dentro del Ciclo de Música Contemporánea que la formación sevillana ha llevado a cabo durante la presente temporada.

A modo de colofón a sus actuaciones, y con la incierta perspectiva del futuro, el grupo dirigido por Juan García Rodríguez, escogió a dos jóvenes músicos polacos (no en vano el patrocinio, entre otros organismos, provenía del Instituto Polaco de Cultura, incluso el propio embajador de Polonia se trasladó a Sevilla para estar presente) y a una figura consagrada española, quien, como se ve en la segunda foto, asistió al evento. La soprano Małgorzata Kubala -de rojo en la imagen- aportó el componente vocal para cada una de las tres piezas.

Para quien esto escribe, cada vez más acostumbrado a la atonal música contemporánea, la parte más interesante del concierto estuvo en la reciente composición "Two spaces" de Anna Małek -mujer de Juan García Rodríguez-, y no solo porque estuviera basada en poemas de Czesław Miłosz, sino porque fue lo más original, extraño y de difícil comprensión de cuanto se escuchó en la sesión. No voy a cuestionar, ni mucho menos, la categoría profesional de Luis de Pablo, sin embargo, razones personales motivaron que estuviera más pendiente de la obra de la autora polaca; en especial, el segundo movimiento resultó hipnotizador si uno era capaz de sustraerse a cualquier prejuicio musical; las notas de la guitarra española de Francisco Bernier introdujeron el contrapunto clásico a la pieza. En cuanto a Zahir Ensemble, mencionar que estuvieron impecables.

"La senda trazada". Pedro de Paz

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


El gran mérito de esta novela reside en su personaje principal. Urdir una trama con elementos fantásticos librescos y de thriller no supone, a estas alturas, ninguna novedad ni salto en el vacío, más bien al contrario, es apostar sobre seguro; sin embargo, conjuntar estos ingredientes en un relato absorbente es el logro del escritor, quien ya se había decantado por la novela negra en anteriores entregas

La obra nos lleva de la mano de un fotógrafo que, en el momento de mayor ruina personal y profesional, se topa "accidentalmente" con el libro que le va a cambiar la vida. Inicia a partir de ahí un camino en pos del origen de ese extraño y esotérico libro, a la par que un descenso hacia los infiernos de la maldad, que lo llevará al éxito profesional a costa de la pérdida irreparable de su alma; se trata en definitiva, de una variante del mito fáustico, con la salvedad de que la condenación aquí es un proceso gradual, previsible, aunque no voluntaria desde su génesis.

La narración de esta fábula moral no ofrece complejidades: sencilla, lineal, con una narrador heterodiegético, imbuida de temática urbana (madrileña), con guiños a la actualidad social y literaria (algunas referencias onomásticas son evidentes) y una prosa eminentemente funcional. Si algo destaca formalmente en la novela -premio Luis Berenguer-, es la confección de un protagonista pleno, coherente, con el que el lector se identifica y al que acompaña de la mano en su investigación, y del que se duele, al final, por un castigo, a todas luces, excesivo: las circunstancias juegan en su contra (el fátum planea por la obra desde el comienzo) y, además, demuestra a lo largo de las pesquisas su bondad y buenas intenciones.

Unos apuntes más para concluir. Uno no podía dejar de tener presentes algunas referencias cinematográficas según avanzaba en su lectura: "El retrato de Dorian Gray"  de Albert Lewin o "El corazón del ángel" de Alan Parker, así como poner ¡la cara del autor! en su antihéroe Alfonso Heredia.