Don Pedro Iturralde

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


En la anterior entrada, prometí no volver hasta septiembre, sin embargo, el suceso bien merece hacer una excepción.

En el patio del Museo de la Ciencia de Valladolid asistí, junto a Xoán González, en el marco del Universijazz, a la "performance" del último dinosaurio vivo del yermo panorama del jazz en España: Pedro Iturralde. A sus ochenta y dos años, se presentó ante el público vallisoletano con un largo preámbulo en el que repasó su vida, sobre todo la infancia (más de uno llegó a pensar que se le iban a acabar las fuerzas antes de tocar). Sin embargo, llegado el momento, dio la talla con el clarinete y el saxo (eso sí, sentadito): comenzó con un repaso por la historia del jazz: George Gershwin -que no Washington, como dijo- y su "Summertime", Artie Shaw, Duke Ellington y Miles Davis con "Walkin´"; posteriormente, se dedicó a hacer un viaje musical por Europa: "La vie en rose" de Edith Piaf, Amália Rodrigues y la portentosa "Suite hellénique". No faltó el bis de jazz flamenco, que tanta fama le dio.

Estuve allí y encima acompañado de mi amigo Xoán, y así lo he contado.

Aniversario Miłosz

Author: Angelus / Etiquetas: , ,




Con esta entrada, se despide este blog hasta septiembre.

Czesław Miłosz hubiera cumplido el pasado 30 de junio 100 años (el Instituto Polaco de Cultura en Madrid, entre otros organismos, está celebrando el evento, en un semestre en el que Polonia asume la presidencia de la UE). En una entrada reciente, E. G-Máiquez reflexionaba sobre las causas histórico-sociales de la abundancia de buena poesía polaca en el siglo XX; en este sentido, Miłosz ocupa un puesto privilegiado en la lírica europea desde la concesión del Nobel. En atención al aniversario, dejo uno de los poemas traducidos por Xavier Farré en la reciente antología publicada por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores; ya que no es edición bilingüe (¿?), he debido rastrear en busca del original.


OTRO ESPACIO

¡Qué espaciosas son las habitaciones celestiales!
Se accede a ellas por peldaños de aire.
Sobre las nubes hay jardines colgantes del paraíso.

Y el alma se separa del cuerpo y flota,
Recuerda que existen alturas
Y que existe el fondo.

¿Hemos perdido realmente la fe en el otro espacio?
¿Han desaparecido para siempre el Cielo y el Infierno?

¿Cómo encontrar la salvación sin prados celestes?
¿Dónde tendrá su sede la asociación de condenados?

Lloremos, lamentémonos de esta gran pérdida.
Pintémonos la cara con carbón, soltémonos el pelo.

Imploremos que nos sea devuelto
El otro espacio.


DRUGA PRZESTRZEŃ

Jakie przestronne niebiańskie pokoje!
Wstępowanie do nich po stopniach z powietrza.
Nad obłokami rajskie wiszące ogrody.

Dusza odrywa się od ciała i szybuje,
Pamięta, że jest wysokość
I jest niskość.

Czy naprawdę zgubiliśmy wiarę w drugą przestrzeń?
I znikło, przepadło i Niebo, i Piekło?

Bez łąk pozaziemskich jak spotkać Zbawienie?
Gdzie znajdzie sobie siedzibę związek potępionych?

Płaczemy, lamentujemy po wielkiej utracie.
Porysujmy węglem twarze, rozpuszczajmy włosy.

Błagajmy, niech nam będzie przywrócona
Druga przestrzeń.

"Solo en Berlin". Hans Fallada

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


Dice Primo Levi, en la contraportada, que es el mejor libro jamás escrito sobre la resistencia alemana. No lo creo así: la novela no se puede valorar en su aspecto documental. Hay aquí unos protagonistas, el matrimonio Quangel, que se oponen al poder nazi mediante la escritura y reparto anónimo de postales ofensivas al Führer, pero esta actividad no pasa de ser un mero ejercicio estéril, con nulas repercusiones publicitarias más allá de las que se producen en el seno de la Gestapo con la búsqueda de los autores. He aquí unos personajes caricaturizados: fisonomía de pájaro es el rasgo distintivo de Otto Quangel que más se repite, el silencio domina la vida conyugal, el sometimiento femenino de la esposa a los caprichos del hombre es constante y raya con el servilismo, los antagonistas, el inspector Escherich y su superior en la Gestapo, están trazados con rasgos gruesos y esperpénticos.

Elise y Otto Hampel existieron en la realidad y fueron ajusticiados por el aparato represor nacionalsocialista (sus fotos aparecen en uno de los apéndices del texto). Es cierto que el autor vivió una época de oscurantismo literario durante el periodo nazi, para luego pasar a ser rehabilitado; pero la obra está distorsionada y no debería caracterizarse como reflejo de la realidad alemana, más allá del ambiente de delación que planea sobre los habitantes de la capital. No obstante, hay que puntualizar que el espejo deformante se deja de lado en la parte final de la novela con la asunción de los protagonistas, ya detenidos por su "hazaña" y convertidos en héroes, del papel de mártires altivos y conscientes de su final.

Más de quinientas páginas de una novela total, constructora de un mundo autónomo al modo de las grandes novelas de la segunda mitad del XIX.