Kroke en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

 

Llegaron, por fin, a la capital del flamenco y triunfaron con su espectáculo intimista de "klezmer", tamizado de jazz, minimalismo y "world music". La última vez que se acercaron por tierras andaluzas fue hace dos años en Málaga y allí, a los pocos días, ya se habían agotado las entradas, por lo que nos fue imposible verlos. Ellos, sin embargo, se prodigan bastante por España, de hecho, su página web es trilingüe: polaco-inglés-española, y en los bises del concierto de ayer, miércoles día 16, comentaron que nuestro país es para ellos su segunda tierra (en unas palabras sinceras, nada dichas de cara  a la galería).

Con el repertorio clásico del grupo, que se puede equiparar al de su directo "Quartet: Live at home" -y en el originario formato de trío (violín, contrabajo y acordeón)- impusieron su ley a un público que acogió su música con devoción, inusitado silencio (lo dice alguien especialmente sensible para esta cuestión) y que atronó el Teatro Central para varios bises, en un insólito gesto para quien esto escribe y que ya cuenta con bastantes conciertos en este local.

Del grupo y la música "klezmer" ya hablé en otra entrada, solo reiterar que responde bien a la cultura y la dramática historia del pueblo judío. En este sentido, el concierto creó la atmósfera propicia para la emoción, el ensimismamiento y la empatía que se necesita para conectar con la tradición judía, que, en el fondo, es la nuestra propia. Desarrollos largos de los temas ("suites" se podrían llamar), preponderancia del violín de Tomasz Kukurba, efecto de sintetizador en la voz de Kukurba -que acompañaba algunos temas con sonidos inarticulados, y por ello mismo más universales, que "penetran" en la conciencia del espectador-, perfecto acompañamiento del bajo y el acordeón (en un gran esfuerzo físico por su parte), obraron la magia de una noche única, que se completó con la posterior firma de autógrafos y charla a la que sólo nosotros dos acudimos, pero, quizá por esto mismo, se hizo más entrañable, simpática y efusiva (unos tipos accesibles y sencillos).

Para guardar siempre en el recuerdo.

6 comentarios:

Carlos Galeon dijo...

Hacía tiempo que no os visitaba, no sé por qué, y me he alegrado mucho de hacerlo. Enhorabuena por el haiku premiado, es muy bueno.
Saludos y un abrazo.

¡Ahí te han «dao»! dijo...

La experiencia debió de ser inolvidable, tanto la del concierto como la posterior.
Gran grupo que conocí gracias a ti.
Saludos.

Suntzu dijo...

Menuda noche. Me alegro de que la disfrutarais.

Un saludo.

Angelus dijo...

Carlos Galeon, mala costumbre es la de no visitar con frecuencia este blog, je, je, je. Gracias por lo del haiku. Saludos.

¡Ahí te han "dao"! y Suntzu, en efecto, y como concluyo en el blog, una gran noche tanto tiempo esperada, que cumplió con las expectativas. Saludos

María Sierra dijo...

me alegro de que por fin les hayáis visto en Sevilla. besos desde León

Angelus dijo...

María Sierra, sí, les hemos visto por fin, con bastante retraso respecto a ti, pero la espera se vio al final compensada. Veo que todavía te sigues pasando por aquí, lo que te agradezco. Saludos, hoy desde Valladolid.