La poesía de Ángel de Castro

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

No seré yo el que lleve la contraria al Premio Nacional de Poesía Juan Carlos Mestre, en su apabullante presentación del primer libro de poesía del vallisoletano Ángel de Castro: "tan lleno de abrazos a la conciencia que yo siento más próxima, la condición humana en su precariedad, en su épica cotidiana, en su diálogo con las voces que la preceden y con las que establece su alianza en el presente. [...] un lenguaje el de tu poesía que forma parte ya de la necesidad crítica del pensamiento poético."

Llaman la atención especialmente en el primer libro de poesía de Ángel de Castro la disposición tipográfica, así como la plena conciencia de la tradición poética a la que el libro pertenece. Letras en resalte en los títulos, sangrías diferentes para los versos, intentos de caligramas... dotan al poemario de singularidad, atractivo y variedad, frente a la aridez de tantos libros de poesía que repelen a posibles lectores por su monotonía; por otro lado, la línea poética de la que es deudora el poeta es la que él mismo reconoce: Antonio Machado, León Felipe y César Vallejo; es ésta una poesía esencialmente comunicativa, voluntariamente prosaica, humanista en el mejor sentido, que pone en el centro de su interés al hombre y su realización personal, atenta a los aconteceres diarios y crítica con las injusticias de nuestro mundo. En este sentido, el blog del autor responde muy bien a las intenciones que esgrime en su poesía.

Ángel de Castro es un buen lector de poesía, como atestiguan los encabezamientos de los poemas: José Emilio Pacheco, Francisco Brines, Emily Dickinson, Darío Jaramillo, Vladimir Holan... No deja de lado la moda de la factura de haikus: "Copos de nieve / caen, donde no nieva, / ¿quién se equivoca?", así como la tradición de las coplas. Uno, sin embargo, echa de menos la musicalidad en los versos, mayor concentración del sentido, eliminación de ciertas expresiones coloquiales y una cierta elevación del lenguaje por encima de lo que muchas veces se convierte en estilo conversacional.

Dejo una bella muestra del tipo de poesía de Ángel que al autor de este blog más le pudiera atraer: poesía breve, de destellos fulminantes, sugeridora.

... DE VUELO CORTO
I
Sigo esperando
la carta que un día llegará.
Traerá dulces sabores de juventud,
amargos momentos compartidos
en desiertos fronterizos,
historias que tocaron
las fibras más sensibles de la memoria
más fiel...
                   Pero qué importa el contenido,
si sigue viva
y aún me reconoce.

Ya es bastante.


5 comentarios:

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

Mil gracias Angelus por haberme hecho un hueco en este tu rincón de altos vuelos en donde tienen cabida gentes de tanta altura y tú que afinas tan bien sabes que lo mío son los bajos vuelos. Gracias por tus atinados comentarios con los que estoy de acuerdo al cien por cien.

Licantropunk dijo...

Estos ejemplos de poesía que nos dejan son auténticas maravillas, Angelus.
Saludos.

Angelus dijo...

Ángel de Castro, con semejante carta de presentación como la ofrecida por Juan Carlos Mestre, cualquiera diría que el libro es de bajos vuelos... Gracias a ti.

Licantropunk, me alegra tu comentario. Seguiré dejando más ejemplos de buena poesía, como la de Ángel. Saludos.

Suntzu dijo...

Hermoso poema.Tu mención de los haikus me ha traído buenos recuerdos.
Saludos.

Angelus dijo...

Hablando de los haikus, un concurso:

http://www.poetryfrompoland.com/2011/EN//Contest/