"Donde nadie te encuentre". Alicia Giménez Bartlett

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

Un Nadal exigente. Alicia Giménez Bartlett ha escrito una novela de altura sobre la posguerra española y los maquis. El texto alterna la narración de las peripecias de una singular pareja hispano-francesa en busca de la legendaria maquis La Pastora por las montañas catalanas, con el monólogo de esta misma haciendo un repaso de su vida. J. Ernesto Ayala-Dip en el suplemento Babelia de El País critica a la autora por haber mezclado dos registros en el texto: la novela policiaca –que tanto éxito le ha dado a la escritora con la serie protagonizada por Petra Delicado- y la novela psicológica, sin que el resultado haya sido satisfactorio. Sin embargo, creo que el crítico yerra: no hay novela policiaca en las aventuras del psiquiatra francés, al que ayuda un singular periodista español, para encontrarse con la maquis y así obtener el deseado perfil psíquico de la criminal; más bien, lo que tenemos aquí es un relato costumbrista,  crítico -pero a veces humorístico-, y polifónico del ambiente miserable, violento y preñado de odio de la posguerra española; ahí aquí sabios ecos de las “Cartas marruecas” de Cadalso, de los "bildungsroman", de los relatos de viajes que transforman a los personajes y que se convierten, más que nada, en indagaciones del ser propio: con la excusa de la búsqueda de la maquis, se produce en los dos protagonistas un reencuentro consigo mismos y un replanteamiento de su actitud vital, que a ambos les obligará a renegar de su vida pasada; sin quererlo, la legendaria maquis, La Pastora, les fuerza a mirarse en el espejo y "autenticar" su vida.

Es cierto que el monológo de la maquis, en el que repasa su vida, es un prodigio narrativo: la autora presta la voz a su personaje –no olvidemos, un ser real, Teresa Pla Meseguer, al que José Calvo Segarra dedicó un estudio, base para la novela- para construir pequeños capítulos que dan cuenta de su tragedia personal -abandono familar por su deficiencia genital-, de su vida en el monte y de su paso a la clandestinidad; todo ello con sabiduría en el análisis del personaje y con acertado decoro estilístico. Por otro lado, la narración en tercera persona en el que se cuentan las peripecias de esa particular y quijotesca pareja es imperfecta, está llena de altibajos y de momentos de incertidumbre narrativa, pero que cobran su significado en el final, cuando el periodista español se desenmascara ante su compañero de viaje, muy a pesar de la opinión negativa del cierre de la novela que hace el menciondo crítico en Babelia.

3 comentarios:

Suntzu dijo...

Yo es que estoy un poco hastiada de novelas de guerra y de postguerra. Cuando se me pase el empacho, le echaré un vistazo.
Muy buena reseña.
Saludos.

Angelus dijo...

Suntzu, gracias. Ya sabes que este blog no pretende hacer recomendaciones, sino solo ofrecer un determinado punto de vista sobre las obras. Saludos.

Esperanza dijo...

El libro, creo, es excepcional.
Tiene crudeza, humanidad, tiene corage, hay arrepentimiento, descrubrimento de valores: lealtad, amistad, descubriemiento de propios errores. Buenisimo!!
Creo que es un premio Nadal bien merecido.