"Solo en Berlin". Hans Fallada

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Dice Primo Levi, en la contraportada, que es el mejor libro jamás escrito sobre la resistencia alemana. No lo creo así: la novela no se puede valorar en su aspecto documental. Hay aquí unos protagonistas, el matrimonio Quangel, que se oponen al poder nazi mediante la escritura y reparto anónimo de postales ofensivas al Führer, pero esta actividad no pasa de ser un mero ejercicio estéril, con nulas repercusiones publicitarias más allá de las que se producen en el seno de la Gestapo con la búsqueda de los autores. He aquí unos personajes caricaturizados: fisonomía de pájaro es el rasgo distintivo de Otto Quangel que más se repite, el silencio domina la vida conyugal, el sometimiento femenino de la esposa a los caprichos del hombre es constante y raya con el servilismo, los antagonistas, el inspector Escherich y su superior en la Gestapo, están trazados con rasgos gruesos y esperpénticos.

Elise y Otto Hampel existieron en la realidad y fueron ajusticiados por el aparato represor nacionalsocialista (sus fotos aparecen en uno de los apéndices del texto). Es cierto que el autor vivió una época de oscurantismo literario durante el periodo nazi, para luego pasar a ser rehabilitado; pero la obra está distorsionada y no debería caracterizarse como reflejo de la realidad alemana, más allá del ambiente de delación que planea sobre los habitantes de la capital. No obstante, hay que puntualizar que el espejo deformante se deja de lado en la parte final de la novela con la asunción de los protagonistas, ya detenidos por su "hazaña" y convertidos en héroes, del papel de mártires altivos y conscientes de su final.

Más de quinientas páginas de una novela total, constructora de un mundo autónomo al modo de las grandes novelas de la segunda mitad del XIX.

2 comentarios:

Xoán González dijo...

Lo de "el mejor libro jamás escrito sobre..." suele responder casi siempre a una estrategia comercial... No sé si al caso, pero me viene a la mente una frase de Sabina en su twitter del 3 de julio: "no me cuentes tu vida que no es comercial" (@sabinaquotes)

Angelus dijo...

Xoán González, efectivamente, puro "marketing", lo que sucede en este caso es que el amigo Primo Levi (superviviente de Auschwitz) es un personaje, en principio, digno de fiar. Puedo decir que es una de las mejores obras que he leído últimamente (¡vaya!, he caído yo también en el tópico).