Poema y música navideños. Jan Twardowski y Grażyna Auguścik

Author: Hutch / Etiquetas: , , , ,

Navidad

Se acercó de puntillas el incrédulo
porque la Constitución no prohíbe
a la Madre de Dios. Le decía
--- se nos embrolló todo enormemente
el Partido al final se quedó embobado 
que te pueda al menos coger de la mano
en la Noche del Feliz Alumbramiento

Jan Twardowski
(Traducción de Monika Zając y Ángel María Arribas) 


Boże Narodzenie

Podszedł na palcach niedowiarek
bo Konstytucja nie zabrania
do Matki Bożej. Mówił do Niej
--- tak nam się wszystko poplątało
partia przy końcu zbaraniała
niech cię za rękę choć potrzymam
w Noc Szczęśliwego Rozwiązania



Villancico polaco a capela

Nace una orquesta sinfónica en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


A pesar de los anuncios de recortes en las ayudas públicas a la Orquesta Sinfónica de Sevilla con sede en el Teatro de la Maestranza, otras formaciones, ajenas a los malos tiempos que se avecinan para los proyectos culturales, inician una nueva singladura. Es el caso de la Orquesta Sinfónica Conjunta sevillana: con la dirección de Juan García Rodríguez, un plantel de jóvenes promesas se estrenaron el pasado jueves 15 en el auditorio de la Escuela de Ingeniería con obras de Britten, Mahler y Beethoven. La invitada para el evento fue la mezzosoprano polaca Joanna Krasuska-Motulewicz.

La colaboración entre la Universidad de Sevilla, el Conservatorio Superior de Música "Manuel Castillo" y el buen hacer de uno de sus profesores, Francisco Manuel Soriano, para poner a estas entidades en contacto con la Universidad de Música F. Chopin de Varsovia han dado pie al nacimiento de esta orquesta, que promete, incluso, la puesta en escena de una ópera.

En cuanto al concierto en sí mismo, comentar, desde la óptica de un simple aficionado, que la dirección fue heteredoxa y enérgica, las piezas de Britten y Beethoven -Sinfonía nº. 5- resultaron agradablemente resultonas y la de Mahler quizá fuera lo más endeble del repertorio, pues el acompañamiento y la joven mezzosoprano no lograron un ensamble adecuado, ni la voz de la polaca estuvo a la altura. El público, en su mayoría alumnos y familiares de los intérpretes que casi rebosaban la sala, estuvo entregado desde el comienzo.

"A dangerous method": Freud versus Jung

Author: Hutch / Etiquetas: ,


La nueva película de David Cronenberg -con guion de Christopher Hampton, quien había dirigido el drama "The talking cure"- es una esforzada recreación de época en la que el director canadiense indaga en las problemáticas relaciones (maestro/discípulo, hijo putativo que se rebela contra el padre) entre los dos creadores del psicoanálisis, Freud y Jung -con paciente femenina de por medio-, en las horas previas a la Gran Guerra. Cronenberg instala su cámara en planos medios cortos de los personajes, como si de un psiquiatra se tratase, para cuestionar las debilidades de sus personajes (ellos, que hacían de la psique de los demás el negocio de su vida): egolatría en Freud, impulsos reprimidos en Jung, masoquismo en la paciente, y a la postre también doctora, Sabina Spielrein. La mirada compasiva hacia las infidelidades conyugales y mentiras de Jung no tiene su paralelo en Freud: ridículo en su soberbia, en los prejuicios racistas y en el complejo monetario respecto a su colega rico.

Buenas interpretaciones de ese peculiar triángulo que conforman los actores y que refleja bien el cartel de la película. Narración fría y pausada, que se apoya en las contenidas interpretaciones de  Michael Fassbender y Viggo Mortensen, no así la de Keira Knightley, imponente en su faceta de su sufrida paciente. Mucho sexo hablado y mucho "método nada peligroso" de necesaria curación por la palabra ponen en pie un denso filme de relaciones peligrosas, como las que llevaron a su guionista de camino al Óscar.

Lágrimas en la lluvia. Rosa Montero

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Siglo XXII, Madrid. Replicantes con fecha de caducidad y humanos conviven en una frágil estabilidad; otros dos mundos próximos a nuestro planeta intentan romper el equilibrio terrícola. La androide Bruna Hurst es contratada para investigar la extraña matanza de replicantes que se está produciendo. Con este argumento, Rosa Montero pergeña una novela de ciencia-ficción hiperrealista que pretende justificar con racionalidad y verosimilitud un mundo futuro.

Un claro homenaje, desde el título, a "Blade runner" y a su protagonista replicante, Roy Batty, es el punto de partida para que la autora cree un personaje femenino de antología, un ser que quizás beba de la Lisbeth Salander de "Millenium" por su marginalidad, fortaleza y vida en el límite. Teletransportaciones, telepatías, mutaciones, guerras entre especies, desastres medioambientales... pueblan la novela en un intento de Rosa Montero por ofrecer al lector, a pesar del género, un texto realista y creíble, demasiado quizás, hasta el punto de convertir la obra en excesivamente discursiva y ensayística.

El desesperado amor a la vida que se escapa -el mismo que hace que Rutger Hauer salve de la muerte a Harrison Ford- es el impulso que recorre todo el texto y que insufla de aliento épico a una novela desigual, pero esforzada, atractiva y valiente.

Jazz en el Central

Author: Hutch / Etiquetas: , , , , ,

Cuatro días de jazz en noviembre: el ciclo que anualmente oferta el Teatro Central sevillano y que suele ser de lo mejorcito que programa el recinto a lo largo del año (por ahí desfilaron, en su momento, Kurt Elling, Charles Lloyd, Bobo Stenson o Charlie Haden), nos deparó para esta ocasión la presencia de grandes figuras del jazz y demasiados espectáculos de fusión flamenca, que pasamos a revisar.

David Liebman y Dani de Morón



La actuación conjunta del saxofonista y docente David Liebman y el grupo del guitarrista flamenco Dani de Morón fue una iniciativa del propio Teatro Central y el Instituto Andaluz de Flamanco, que juntaron a  ambos durante días para que ensayasen y ofreciesen un recital de obras de Ramón Montoya y Fernando Vilches, al que se sumó alguna otra pieza jazzística, de John Coltrane por ejemplo. Fue un homenaje flamenco a esos dos autores que se hizo con respeto por las dos tradiciones musicales, sin que ninguna de las dos se impusiera a la otra. El saxo americano, pese a tocar sentado por problemas motrices, estuvo a la altura e, incluso diría, por encima de sus compañeros. Sólo lamentar las intervenciones del percusionista Guillermo McGill, que cortaban el fluir de las piezas y pedía más aplausos, innecesarios, para los músicos.

Brad Mehldau y Joshua Redman



El pianista Brad Mehldau y el saxo Joshua Redman son ya dos grandes estrellas de la escena del jazz, en el caso del primero además, su música ya ha rebasado ampliamente ese marco musical para entrar en lo clásico o el minimalismo. Tienen algún álbum en conjunto y sobrada experiencia tocando como pareja. El acoplamiento de ambos instrumentistas, sin sección rítmica, prometía esfuerzos en la audición, sin embargo, resultó más accesible de lo esperado: fue un recital elegante, con dos maestros en sus respectivos instrumentos y que versionearon a artistas ajenos al jazz, como Nirvana. Otros, si embargo, critican con mordacidad el evento (¿qué esperaban, fuegos artificiales?).

Dave Holland y Pepe Habichuela



El último espectáculo al que acudimos (el primero, de Sindicato Ornette y Ken Vandermark, no nos llamaba la atención) fue el más curioso de los tres. El contrabajista Dave Holland y el maestro Pepe Habichuela han dado muestras de buena conexión mutua en el disco "Hands", en el que Holland realiza, con el aplauso de la crítica, una inmersión en el mundo del flamenco. Sin embargo, la actuación poco tuvo que ver con el jazz, a pesar de un solo que se marcó Holland, y sí mucho con un tablao flamenco; sin negar el virtuosismo de Habichuela, las interjecciones y jaleos de los acompañantes a la percusión y hasta del público (¿la presencia del bailaor Farruquito y compaña haciendo coros fue un espejismo mío?), dieron a la sesión un toque primitivo para el que no estábamos preparados y que nos alejó del clima que se creó y de los bises de los que huimos.

Entre seseos y ahogos

Author: Hutch / Etiquetas: , , , ,


La Fundación Lara ha organizado un ciclo poético en el monasterio de Santa Clara con algunos de los nombres claves de la poesía española. El primer día tuvo como invitados a dos "estrellas" de la lírica: José Manuel Caballero Bonald y Pere Gimferrer. El primero conserva, pese a sus más de ochenta años, una envidiable lucidez, gran sentido del humor y una fructífera longevidad creativa -como él mismo reconoció-; hizo referencia en su charla a la importancia del tiempo y la memoria en su quehacer poético y, sobre todo, a la autosuficiencia verbal del poema: el texto como creación lingüística autónoma; su recitado fue bueno, aunque hay algo que golpea el oído del público: su fuerte seseo y la sonoridad de la "s". Por su parte, Gimferrer hizo gala de un discurso inteligente, mostró respeto y admiración por su contertulio y coincidió en la autonomía verbal del poema (algo más de prever en él que en Bonald, a poco que se conozcan sus trayectorias poéticas); sin embargo, su recitado fue lamentable: nasal y ahogado, sin ritmo, a veces hasta incomprensible. En el repaso de las influencias, que cerró el coloquio, sorprendió la coincidencia de ambos en el poeta romántico Espronceda, aunque la ulterior explicación que hicieron los dos aclaró lo anecdótico de ese referente, restringiéndolo a sus inicios poéticos y al modelo vital que el autor de "La canción del pirata" imponía a los jóvenes; el magisterio de Darío, los poetas del 27 y Luis Rosales -para el jerezano- y Dante -para el catalán- completó la nómina de influencias y lecturas.

La charla resultó, en su conjunto, un tanto caótica, con algunos embarazosos silencios y una sensación de estar asistiendo a una especie de intercambio infantil de cromos en la lectura de los textos. El presentador -el escritor y director de la colección Vandalia, Jacobo Cortines-, fue un convidado de piedra, a excepción del comienzo y de un par de ocasiones, en las que los contertulios hicieron caso omiso de sus sugerencias cuando la charla amenazaba con resquebrajarse. Pero, en definitiva, son de muy de agradecer estas iniciativas, que permiten, en el caso de estos dos escritores, contar con la presencia de dos monstruos de la literatura española, aunque uno no pudiera dejar de tener la impresión de haber salido de un museo de cera. Tres solistas de la premiada "Orquesta Barroca de Sevilla" pusieron colofón al acto con obras de Haydn.

Kroke en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

 

Llegaron, por fin, a la capital del flamenco y triunfaron con su espectáculo intimista de "klezmer", tamizado de jazz, minimalismo y "world music". La última vez que se acercaron por tierras andaluzas fue hace dos años en Málaga y allí, a los pocos días, ya se habían agotado las entradas, por lo que nos fue imposible verlos. Ellos, sin embargo, se prodigan bastante por España, de hecho, su página web es trilingüe: polaco-inglés-española, y en los bises del concierto de ayer, miércoles día 16, comentaron que nuestro país es para ellos su segunda tierra (en unas palabras sinceras, nada dichas de cara  a la galería).

Con el repertorio clásico del grupo, que se puede equiparar al de su directo "Quartet: Live at home" -y en el originario formato de trío (violín, contrabajo y acordeón)- impusieron su ley a un público que acogió su música con devoción, inusitado silencio (lo dice alguien especialmente sensible para esta cuestión) y que atronó el Teatro Central para varios bises, en un insólito gesto para quien esto escribe y que ya cuenta con bastantes conciertos en este local.

Del grupo y la música "klezmer" ya hablé en otra entrada, solo reiterar que responde bien a la cultura y la dramática historia del pueblo judío. En este sentido, el concierto creó la atmósfera propicia para la emoción, el ensimismamiento y la empatía que se necesita para conectar con la tradición judía, que, en el fondo, es la nuestra propia. Desarrollos largos de los temas ("suites" se podrían llamar), preponderancia del violín de Tomasz Kukurba, efecto de sintetizador en la voz de Kukurba -que acompañaba algunos temas con sonidos inarticulados, y por ello mismo más universales, que "penetran" en la conciencia del espectador-, perfecto acompañamiento del bajo y el acordeón (en un gran esfuerzo físico por su parte), obraron la magia de una noche única, que se completó con la posterior firma de autógrafos y charla a la que sólo nosotros dos acudimos, pero, quizá por esto mismo, se hizo más entrañable, simpática y efusiva (unos tipos accesibles y sencillos).

Para guardar siempre en el recuerdo.

Maratón de cine polaco

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

Acaban de entregarse los premios de la última edición del Festival de Cine de Sevilla. Varios de ellos han recaído en la película polaco-sueca "El molino del tiempo". Además de ésta, hemos tenido la oportunidad de visionar -poco que disfrutar- otros tres filmes polacos, que paso a comentar.

"Suicide room". Jan Komasa


Arriesgada y, a la vez, comercial película. Arriesgada porque mezcla realidad con escenas animadas virtuales; comercial por tratar el tema de las redes sociales y el fenómeno de la adicción a Internet. Un joven, cercano a terminar la secundaria, ve cómo su  mundo empieza  a resquebrajarse cuando descubre en sí mismo tendencias homoeróticas y es, por ello, objeto de burla en su instituto; la vía de escape será un mundo virtual donde encontrarse con otros seres como él: inadaptados que piensan en el suicidio como única salida; el chico comienza, así, un camino de no retorno en el que progresivamente se va introduciendo en ese espacio virtual hasta rechazar, definitivamente, la realidad. Bellas imágenes de animación, apabullante banda sonora, narración potente y un final coherente, no dejan olvidar, sin embargo, un planteamiento demasiado esquemático y maniqueo del mundo adulto.

"The mole". Raphael Lewandowsky


Coproducción franco-polaca de un debutante que se aferra a una estética clásica y una narración provinciana. El desenmascaramiento presente de un topo dentro del sindicato Solidaridad en la época dura de la ley marcial en Polonia, da pie al autor para contarnos las relaciones paterno filiales -el hijo recorre un penoso camino en su imagen del padre: desde la admiración por su resistencia anticomunista hasta la cruda realidad de la traición- y la vida de la emigración polaca en Francia (de la que no rehúye la mirada mordaz). El principal problema de la película es el giro brutal en el último tercio, desde el drama político-social al "thriller". Destaca la presencia del secundario Wojciech Pszoniak, que da una lección interpretativa en su utilización de la palabra y la dicción. La última estrella omnipresente del cine polaco, Borys Szyc, quien interpreta al sacrificado hijo, hace un ejercicio de credibilidad.

"Fear of Falling". Bartosz Konopka


Otra película sobre el amor filial, pero en esta ocasión con una estética totalmente distinta: narración seca -poblada de silencios-, fotografía fría y cámara al hombro. Los problemas mentales de un padre desestabilizan la vida asentada del hijo: un futuro brillante como presentador televisivo y la futura paternidad, amenazan con venirse abajo por la necesidad de cuidar  a un padre demente, quien hace un constante viaje entre el sanatorio y su desastrada vivienda. La particular visión dramática que marca la idiosincrasia de este país está presente en esta película, en este caso, al servicio de una obra descarnada y, fundamentalmente, plúmbea.

"The mill and the cross". Lech Majewski


Y llegamos a la película doblemente premiada en el festival y una de las que más interés había despertado. Es verdad que el director es el factótum de la obra (producción y música, incluidas), que los secundarios son polacos, pero no parece un filme de esta nacionalidad: está hablada en inglés y los protagonistas son anglosajones (o asimilados como Rutger Hauer). El punto de partida es el cuadro "Camino del calvario" de Pieter Bruegel; a partir de esta obra, se desarrolla un filme que pretende explicar su génesis y narrar las distintas secuencias que conforman el cuadro. Destaca el tratamiento digital de los planos que emulan al cuadro y la vasta profundidad de campo. Sin embargo, la belleza pictórica no es autosuficiente en el cine; esta película está hecha para que el espectador admire la fotografía y los encuadres, pero le falta vida, ritmo narrativo y algo tan difícil de conseguir como la profundidad expresiva a través de la naturalidad, que sólo consiguen los genios, y éste no es, lamentablemente, el caso.

Presentación de "Niños feroces" de Lorenzo Silva

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


En el Museo de Carruajes de Sevilla tuvo lugar ayer, 3 de noviembre, la presentación, patrocinada por ABC, de la última novela de Lorenzo Silva, "Niños feroces". En un espacio encantador y elegante, nos reunimos apenas cincuenta personas para escuchar al escritor madrileño disertar sobre su último libro, centrado en las peripecias de un soldado de la División Azul. Afortunadamente, ya tengo experiencia como oyente de Lorenzo y no me cogió por sorpresa la amenidad y naturalidad de su expresión. Se ciñó a unos pocos aspectos de la novela, que ahora esquematizo:
  • El germen del texto: una búsqueda internauta que dio como resultado la esquela orgullosa y extraña de un oficial de la SS; cuerpo que se nutrió de españoles en sus últimos momentos.
  • La intención de ofrecer un retrato histórico de España y Europa, y vincularlos ambos, frente a la extendida creencia del aislamiento español durante casi todo el siglo XX.
  • La metaliteratura que permea la obra y a la que, hasta ahora, el autor se había resistido: un artefacto narrativo con un triple punto de vista correspondiente a tres generaciones distintas, que ofrecen su particular visión del mismo hecho.
  • El concepto de la ausencia de culpa como "leitmotiv" del texto y que, según Lorenzo, define, por desgracia, demasiado bien a la sociedad española. Sobre este punto tuve la oportunidad de charlar brevemente con él en la posterior firma de ejemplares.
Todo esto sazonado, como digo, con el encanto y la fluidez verbal del autor, lo que contribuyó para que el acto resultara agradable y simpático, ¡y nada politizado!, algo que temía por las fechas en las que nos encontramos; en este sentido, Lorenzo rehuyó las referencias partidistas, aunque no dejó de aludir al gran mal social que nos aqueja, pero de un modo tangencial y delicado.

La novela ya la he leído y me parece muy conseguida: tremendamente documentada, sabiamente construida y poseedora de un nervio y pulso narrativo contundentes. Pero para los que quieran acercarse a unas sabias reseñas completas al respecto, dejo los enlaces de El Mundo y El País, cuyos críticos comentan la obra mejor de lo que yo pudiera hacerlo, por lo que lo más prudente en estos casos es callarse y citar.

José Luis Gómez lee a Miłosz

Author: Hutch / Etiquetas: , , , ,


En el marco de la celebración del centenario de Czesław Miłosz, el Instituto Polaco de Cultura de Madrid ha editado un CD con textos del poeta polaco recitados por Aitana Sánchez-Gijón y José Luis Gómez. Dejo la traducción de Xavier Farré del poema "Confesión" y la audición del actor y dramaturgo español.

Señor, me gustaba la mermelada de fresa
y la dulzura sombría del cuerpo femenino.
También la vodka helada, arenques en aceite,
olores: de la canela y de los clavos.
Entonces, ¿qué profeta podría ser? ¿Por qué el espíriritu
debía visitar a un hombre así? Tantos otros fueron
justamente elegidos, eran creíbles.
Y a mí ¿quién me creería? Pues vieron
cómo me abalanzo sobre la comida, vacío las jarras,
y miro con avidez el cuello de la camarera.
Con defectos y consciente de ello. Deseando la grandeza,
sabiendo reconocerla allí donde estuviera,
y con todo, con una visión no muy clara,
sabía qué les quedaría a los pequeños como yo:
un festín de efímeras esperanzas, una reunión de vanidosos,
un torneo de jorobados, literatura.
1986

Nader y Simin, una separación

Author: Hutch / Etiquetas: ,


El cine, para Alfred Hitchcock, no era un trozo de vida, sino un pedazo de pastel. En este sentido, Nader y Simin, una separación (Oso de Oro en Berlín 2011) del iraní Asghar Farhadi, no haría las delicias del goloso genio británico; sin embargo, hay sabiduría narrativa -con calculadas elipsis- y de caracterización de los personajes -sobre todo destaca la falta de maniqueísmo, vicio éste muy extendido en el cine americano-. Una fotografía fría, una puesta en escena seca, pero bien planificada, dan la sensación de asistir a la vida diaria de una familia de clase media en Irán. Los juicios no tienen desperdicio: sin abogados, todo al arbitrio del juez, que debe escuchar a las partes cómo se enzarzan en peleas e incluso le supliquen clemencia. Una secuencia inicial con plano fijo, a pesar de la dichosa cámara al hombro tan de moda, ya dan las claves de todo el film y del abismo irreconciliable entre los cónyuges (el drama de la separación, que da título a la película: sufrimiento callado de la hija y ese plano final con los títulos de crédito, en el juzgado y ellos dos ya irremisiblemente distanciados). Y la religión tan presente en la vida de los iraníes, condicionando el comportamiento de muchos de ellos.

Un haiku ganador

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


En el marco de la presidencia polaca de la Unión Europea, se ha organizado un concurso de haikus con el tema de Polonia o Varsovia. El jurado, compuesto por los poetas y traductores Abel Murcia, Gerardo Beltrán y Xavier Farré, ha tenido a bien premiar al autor de este blog por el siguiente haiku:

Cigüeñas blancas,
grandes copos de nieve
en el estío.

Los 7 pecados capitales de "El árbol de la vida" de T. Malick

Author: Hutch / Etiquetas: ,

  1. Intenta imitar a Kubrick.
  2. El papel de Sean Penn es ridículo.
  3. La metafísica de "La delgada línea roja" se exacerba hasta la paranoia.
  4. La historia se hubiera podido contar en media hora.
  5. National Geographic debería demandar al director por plagio.
  6. Es profundamente aburrida.
  7. Lo más divertido es la secuencia de... ¡unos dinosaurios!

Haiku, greguería y microrrelato para un domingo cualquiera

Author: Hutch / Etiquetas:



Años de convivencia no ocultaron el momento de terrible lucidez en el que descubrió que ella era una desconocida. Reconocía sus gestos: la sonrisa abierta, el nervioso movimiento de las manos, la leve inclinación de la espalda en las conversaciones..., pero la imagen que se había forjado de ella se rompió en pedazos, se le escapó entre los dedos como fina arena, en aquella noche de amargo encuentro de amigos. Desde entonces, continúan juntos los tres, pero él desearía que la sombra que le daba cobijo y lo protegía de la intemperie estuviera más presente.


Domingo ausente
entre días sin huella,
terreno yerto.


El domingo espera inútilmente su relevo diario.

Kapuściński, poeta

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,



Una faceta poco conocida del periodista y escritor Ryszard Kapuściński, la poesía. Gracias a Abel Murcia, contamos en español con toda la obra poética del polaco. Dejo cuatro muestras, esta vez no las acompaño del original.


in memoriam J. P. 

(fragmento)

y empeñados en proteger los bosques
olvidamos
que mientras quede siquiera un árbol
sobre la superficie de la tierra
la gente morirá asesinada con palos de madera


LA NUBE

La nube
como metáfora
pero también la nube viva
protoanimal movido
en permanente búsqueda
de contorno de forma de geometría
de lugar

y aquí
unos elevan sus rezos para que llegue
otros ruegan vete

siempre bajo la presión de deseos encontrados
víctima de la indecisión humana
de intereses opuestos

de ahí su deambular por el cielo
sus dudas
sobre dónde meterse



Mira cómo se marchita la rosa
está desesperada
aún intenta brillar
aún le gustaría
relucir
abrirse
despertar admiración

pero los pétalos
son ya alas rotas de un colibrí

cada vez más encerrada en sí misma
ni siquiera habla de su antiguo esplendor
se le cae la cabeza
se marchitan los labios
se extingue
toda ella concentrada únicamente en su languidecer



CONVERSACIÓN CON J.

Pregunté
si A. se había suicidado

no se puede llamar así
respondió
fue una despedida

A. se fue alejando poco a poco
la cosa duró cierto tiempo
primero se le vio cada vez menos
fue desapareciendo
perdiendo el contacto

al principio
uno no se fija en esas cosas

un día lo encontré en la calle
aquí
dijo tocándose la cabeza
aquí no tengo nada

se fue
encogido
como metido en un saco

a alguien le dijo
que lo que veía
era cada vez más pequeño
que encogía
después se desintegraba
por esa razón
iba perdiendo todo apoyo

al final
quedaron sólo
unos puntos repartidos por el espacio

giraron un tiempo
en el aire
como copos de nieve
hasta desaparecer

el mundo empezó a rodar
hacia la nada

siguió sus pasos

La poesía de Ángel de Castro

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

No seré yo el que lleve la contraria al Premio Nacional de Poesía Juan Carlos Mestre, en su apabullante presentación del primer libro de poesía del vallisoletano Ángel de Castro: "tan lleno de abrazos a la conciencia que yo siento más próxima, la condición humana en su precariedad, en su épica cotidiana, en su diálogo con las voces que la preceden y con las que establece su alianza en el presente. [...] un lenguaje el de tu poesía que forma parte ya de la necesidad crítica del pensamiento poético."

Llaman la atención especialmente en el primer libro de poesía de Ángel de Castro la disposición tipográfica, así como la plena conciencia de la tradición poética a la que el libro pertenece. Letras en resalte en los títulos, sangrías diferentes para los versos, intentos de caligramas... dotan al poemario de singularidad, atractivo y variedad, frente a la aridez de tantos libros de poesía que repelen a posibles lectores por su monotonía; por otro lado, la línea poética de la que es deudora el poeta es la que él mismo reconoce: Antonio Machado, León Felipe y César Vallejo; es ésta una poesía esencialmente comunicativa, voluntariamente prosaica, humanista en el mejor sentido, que pone en el centro de su interés al hombre y su realización personal, atenta a los aconteceres diarios y crítica con las injusticias de nuestro mundo. En este sentido, el blog del autor responde muy bien a las intenciones que esgrime en su poesía.

Ángel de Castro es un buen lector de poesía, como atestiguan los encabezamientos de los poemas: José Emilio Pacheco, Francisco Brines, Emily Dickinson, Darío Jaramillo, Vladimir Holan... No deja de lado la moda de la factura de haikus: "Copos de nieve / caen, donde no nieva, / ¿quién se equivoca?", así como la tradición de las coplas. Uno, sin embargo, echa de menos la musicalidad en los versos, mayor concentración del sentido, eliminación de ciertas expresiones coloquiales y una cierta elevación del lenguaje por encima de lo que muchas veces se convierte en estilo conversacional.

Dejo una bella muestra del tipo de poesía de Ángel que al autor de este blog más le pudiera atraer: poesía breve, de destellos fulminantes, sugeridora.

... DE VUELO CORTO
I
Sigo esperando
la carta que un día llegará.
Traerá dulces sabores de juventud,
amargos momentos compartidos
en desiertos fronterizos,
historias que tocaron
las fibras más sensibles de la memoria
más fiel...
                   Pero qué importa el contenido,
si sigue viva
y aún me reconoce.

Ya es bastante.


"Donde nadie te encuentre". Alicia Giménez Bartlett

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

Un Nadal exigente. Alicia Giménez Bartlett ha escrito una novela de altura sobre la posguerra española y los maquis. El texto alterna la narración de las peripecias de una singular pareja hispano-francesa en busca de la legendaria maquis La Pastora por las montañas catalanas, con el monólogo de esta misma haciendo un repaso de su vida. J. Ernesto Ayala-Dip en el suplemento Babelia de El País critica a la autora por haber mezclado dos registros en el texto: la novela policiaca –que tanto éxito le ha dado a la escritora con la serie protagonizada por Petra Delicado- y la novela psicológica, sin que el resultado haya sido satisfactorio. Sin embargo, creo que el crítico yerra: no hay novela policiaca en las aventuras del psiquiatra francés, al que ayuda un singular periodista español, para encontrarse con la maquis y así obtener el deseado perfil psíquico de la criminal; más bien, lo que tenemos aquí es un relato costumbrista,  crítico -pero a veces humorístico-, y polifónico del ambiente miserable, violento y preñado de odio de la posguerra española; ahí aquí sabios ecos de las “Cartas marruecas” de Cadalso, de los "bildungsroman", de los relatos de viajes que transforman a los personajes y que se convierten, más que nada, en indagaciones del ser propio: con la excusa de la búsqueda de la maquis, se produce en los dos protagonistas un reencuentro consigo mismos y un replanteamiento de su actitud vital, que a ambos les obligará a renegar de su vida pasada; sin quererlo, la legendaria maquis, La Pastora, les fuerza a mirarse en el espejo y "autenticar" su vida.

Es cierto que el monológo de la maquis, en el que repasa su vida, es un prodigio narrativo: la autora presta la voz a su personaje –no olvidemos, un ser real, Teresa Pla Meseguer, al que José Calvo Segarra dedicó un estudio, base para la novela- para construir pequeños capítulos que dan cuenta de su tragedia personal -abandono familar por su deficiencia genital-, de su vida en el monte y de su paso a la clandestinidad; todo ello con sabiduría en el análisis del personaje y con acertado decoro estilístico. Por otro lado, la narración en tercera persona en el que se cuentan las peripecias de esa particular y quijotesca pareja es imperfecta, está llena de altibajos y de momentos de incertidumbre narrativa, pero que cobran su significado en el final, cuando el periodista español se desenmascara ante su compañero de viaje, muy a pesar de la opinión negativa del cierre de la novela que hace el menciondo crítico en Babelia.

Don Pedro Iturralde

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


En la anterior entrada, prometí no volver hasta septiembre, sin embargo, el suceso bien merece hacer una excepción.

En el patio del Museo de la Ciencia de Valladolid asistí, junto a Xoán González, en el marco del Universijazz, a la "performance" del último dinosaurio vivo del yermo panorama del jazz en España: Pedro Iturralde. A sus ochenta y dos años, se presentó ante el público vallisoletano con un largo preámbulo en el que repasó su vida, sobre todo la infancia (más de uno llegó a pensar que se le iban a acabar las fuerzas antes de tocar). Sin embargo, llegado el momento, dio la talla con el clarinete y el saxo (eso sí, sentadito): comenzó con un repaso por la historia del jazz: George Gershwin -que no Washington, como dijo- y su "Summertime", Artie Shaw, Duke Ellington y Miles Davis con "Walkin´"; posteriormente, se dedicó a hacer un viaje musical por Europa: "La vie en rose" de Edith Piaf, Amália Rodrigues y la portentosa "Suite hellénique". No faltó el bis de jazz flamenco, que tanta fama le dio.

Estuve allí y encima acompañado de mi amigo Xoán, y así lo he contado.

Aniversario Miłosz

Author: Hutch / Etiquetas: , ,




Con esta entrada, se despide este blog hasta septiembre.

Czesław Miłosz hubiera cumplido el pasado 30 de junio 100 años (el Instituto Polaco de Cultura en Madrid, entre otros organismos, está celebrando el evento, en un semestre en el que Polonia asume la presidencia de la UE). En una entrada reciente, E. G-Máiquez reflexionaba sobre las causas histórico-sociales de la abundancia de buena poesía polaca en el siglo XX; en este sentido, Miłosz ocupa un puesto privilegiado en la lírica europea desde la concesión del Nobel. En atención al aniversario, dejo uno de los poemas traducidos por Xavier Farré en la reciente antología publicada por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores; ya que no es edición bilingüe (¿?), he debido rastrear en busca del original.


OTRO ESPACIO

¡Qué espaciosas son las habitaciones celestiales!
Se accede a ellas por peldaños de aire.
Sobre las nubes hay jardines colgantes del paraíso.

Y el alma se separa del cuerpo y flota,
Recuerda que existen alturas
Y que existe el fondo.

¿Hemos perdido realmente la fe en el otro espacio?
¿Han desaparecido para siempre el Cielo y el Infierno?

¿Cómo encontrar la salvación sin prados celestes?
¿Dónde tendrá su sede la asociación de condenados?

Lloremos, lamentémonos de esta gran pérdida.
Pintémonos la cara con carbón, soltémonos el pelo.

Imploremos que nos sea devuelto
El otro espacio.


DRUGA PRZESTRZEŃ

Jakie przestronne niebiańskie pokoje!
Wstępowanie do nich po stopniach z powietrza.
Nad obłokami rajskie wiszące ogrody.

Dusza odrywa się od ciała i szybuje,
Pamięta, że jest wysokość
I jest niskość.

Czy naprawdę zgubiliśmy wiarę w drugą przestrzeń?
I znikło, przepadło i Niebo, i Piekło?

Bez łąk pozaziemskich jak spotkać Zbawienie?
Gdzie znajdzie sobie siedzibę związek potępionych?

Płaczemy, lamentujemy po wielkiej utracie.
Porysujmy węglem twarze, rozpuszczajmy włosy.

Błagajmy, niech nam będzie przywrócona
Druga przestrzeń.

"Solo en Berlin". Hans Fallada

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Dice Primo Levi, en la contraportada, que es el mejor libro jamás escrito sobre la resistencia alemana. No lo creo así: la novela no se puede valorar en su aspecto documental. Hay aquí unos protagonistas, el matrimonio Quangel, que se oponen al poder nazi mediante la escritura y reparto anónimo de postales ofensivas al Führer, pero esta actividad no pasa de ser un mero ejercicio estéril, con nulas repercusiones publicitarias más allá de las que se producen en el seno de la Gestapo con la búsqueda de los autores. He aquí unos personajes caricaturizados: fisonomía de pájaro es el rasgo distintivo de Otto Quangel que más se repite, el silencio domina la vida conyugal, el sometimiento femenino de la esposa a los caprichos del hombre es constante y raya con el servilismo, los antagonistas, el inspector Escherich y su superior en la Gestapo, están trazados con rasgos gruesos y esperpénticos.

Elise y Otto Hampel existieron en la realidad y fueron ajusticiados por el aparato represor nacionalsocialista (sus fotos aparecen en uno de los apéndices del texto). Es cierto que el autor vivió una época de oscurantismo literario durante el periodo nazi, para luego pasar a ser rehabilitado; pero la obra está distorsionada y no debería caracterizarse como reflejo de la realidad alemana, más allá del ambiente de delación que planea sobre los habitantes de la capital. No obstante, hay que puntualizar que el espejo deformante se deja de lado en la parte final de la novela con la asunción de los protagonistas, ya detenidos por su "hazaña" y convertidos en héroes, del papel de mártires altivos y conscientes de su final.

Más de quinientas páginas de una novela total, constructora de un mundo autónomo al modo de las grandes novelas de la segunda mitad del XIX.

Presentación de la biografía de Cernuda

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,

Anteayer, 21 de junio, estuve en la Biblioteca "Infanta Elena" (con horario matinal ya desde el 15 de junio, es decir, servicio de préstamo cerrado a horas vespertinas) para asistir al acto de presentación del segunto tomo de la biografía sobre Luis Cernuda -Luis Cernuda. Años de exilio (1938-1963)- de Antonio Rivero Taravillo. Venciendo al calor de la tarde, que no invitaba precisamente al paseo urbano, nos presentamos allí un nutrido número de seguidores (o bien de Cernuda, que no es mi caso, o bien de Taravillo), que hicimos rebosar la sala. El acto tuvo dos partes bien dispares: una presentación a cargo del escritor Julio Manuel de la Rosa y la propia charla del biógrafo.

La primera resultó larga y soporífera, aunque debí de ser el único que sintió algo así a tenor de los aplausos que pusieron colofón a la disertación. Pertrechado de sus buenos cinco folios, el presentador hizo un particular viaje a través de la peripecia del poeta del 27 desde que se marchó de España. Su charla fue más una conferencia que enmarcar en un congreso de estudiosos cernudianos que un acto de presentación en sí, de hecho duró más que las palabras de Taravillo. Yo no veía el momento de que acabara para poder escuchar al verdadero protagonista del encuentro. No faltaron, eso sí, las autorreferencias hipocritillas a la no pretendida revisión vital de Cernuda, ni a la no intención de acaparar el protagonismo que Taravillo se merecía. Aun así, como digo, fue aplaudido por todos lo presentes con efusión. No podía dejar de pensar, mientras le escuchaba, en el esfuerzo ingente que los profesores debemos llevar a cabo para atraer la atención de nuestros alumnos; es verdad que, en un acto así, los asistentes son adultos que están ya casi ganados para la causa de antemano, sin embargo, ¡qué distinta situación la vivida en ambos casos!

La segunda parte del acto, ya por fin con las palabras de Antonio, resultó amena, escueta y entretenida. Antonio incidió en algunos aspectos vitales de Cernuda que comenta en su obra: la atención a los niños de la guerra en Inglaterra, el recuerdo tan especial que en México se tiene del autor, las relaciones con el joven culturista Salvador Alighieri, la afinidad entre vida y arte en el caso de Cernuda, la correspondencia sacada a la luz... La anécdota llegó en el turno de preguntas cuando alguien, desde las últimas filas, casi increpó a Antonio por haber transformado el segundo apellido de Cernuda, Bidón, en el correspondiente francés, Bidou; Antonio estuvo ágil y agudo en la réplica cuando relacionó la discrepancia con esa ambivalencia realidad/deseo que todos tenemos presente cuando pensamos en el escritor sevillano.

Para terminar, solo decir que vi a Taravillo más suelto, relajado y seguro que cuando asistió a nuestro instituto: se le notaba que está más acostumbrado a este tipo de actos y público. Es normal.

"Midnight in Paris". Un trivial pursuit artístico

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


  1. ¿Qué bebía Hemingway?
  2. ¿Quién suministró a Buñuel, según Woody Allen, la idea de "El ángel exterminador"?
  3. ¿Qué torero español se codeó con el mundo cultural parisino?
  4. ¿Qué escribió Zelda Fitzgerald?
  5. ¿Qué actor encarna a Dalí en "Midnight in Paris"?
  6. ¿Cuál era el nombre del local por excelencia de la "Belle Époque"?
  7. Nombra a algún escritor olvidado por Woody Allen en su película.
  8. ¿Quién retrató a Gertrud Stein?
  9. ¿Qué músico norteamericano daba grandes fiestas en el París de los años 20?
  10. ¿Qué baile inmortalizó Toulouse Lautrec?

¿Es esto cine?

"El arte del asesino". Mari Jungstedt

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Stieg Larsson, Åsa Larsson, Henning Mankell, Camilla Läckberg, Mari Jungstedt... El género negro promete convertirse en la industria sueca más rentable tras Ikea. ¿En qué lugar situar a la autora del relato de la presente reseña? Pues, sin duda, en el furgón de cola: la modernidad de S. Larsson, la prosa sugestiva y envolvente de Å. Larsson, la sabiduría narrativa y de caracterización de personajes del maestro Mankell..., poco favorable, sin embargo, que decir de las dos últimas escritoras.

La novela es ya la cuarta entrega de una serie protagonizada por el comisario Anders Knutas y el periodista Johan Berg. Con el trasfondo del mundo del arte, la autora ha reunido no pocos elementos que pretenden dar morbo y carnaza a la historia: homosexualidad -declarada o reprimida-, tráfico ilegal de cuadros, adulterios, paternidades cuestionables, adopciones escandalosas, prostitución masculina, alcoholismo, drogadicción, incestos ignorados, asesinatos rituales, psicopatías, decadentismo... Todo ello envuelto en una prosa fácil, capítulos breves y una narración que se desenvuelve, fundamentalmente, en tres planos que se van alternando: la comisaría donde se investigan los crímenes, las andanzas del periodista antes citado y las vicisitudes, sobre todo anímicas, del asesino. Las rencillas laborales en la comisaría y la historia sentimental del periodista pretenden ofrecer un contrapunto "light" a la narración de la investigación. Que un comisario y un periodista formen una pareja de investigadores en una serie de novela negra puede funcionar en un primer momento, pero en esta cuarta entrega la relación está muy traída por los pelos; además, la historia sentimental de éste roza la cursilería de las peores novelas sentimentales.

Quien quiera ahorrarse la lectura de la novela no tiene más que echar un vistazo a la solapa de la contracubierta, donde a excepción del nombre del asesino se cuenta casi todo: ¿a quién de la editorial se le ha ocurrido escribir sobre el asesinato de uno de los personajes principales, con nombre y apellido, que no sucede hasta la última parte del texto? Lo mismo se puede decir de los problemas familiares del periodista en relación al asesino, que ya forman parte directamente de los últimos capítulos.

En definitiva, una lectura de sala de espera. Truculencias arteramente dispuestas para buscar un lector poco exigente de la moda de la novela negra.

"Tiempo de vida". Marcos Giralt Torrente

Author: Hutch / Etiquetas: , ,



Ya es lugar común afirmar la escasez de literatura autobiográfica en las letras hispanas, sin embargo, desde hace algunas décadas los libros de memorias van apareciendo regularmente en las librerías desmintiendo la anterior aseveración. Marcos Giralt Torrente con “Tiempo de vida” ha marcado un hito indispensable en el género memorialístico en España. Así fue reconocido por el suplemento cultural "Babelia" cuando eligió el texto como uno de los mejores del año pasado.

La obra pretende dar testimonio del padre del escritor, el pintor Juan Giralt, fallecido de cáncer a comienzos de 2007: un padre ausente durante buena parte de la vida de Marcos Giralt por culpa de la separación de los progenitores y que sólo recobra su presencia cuando la enfermedad obliga al hijo a hacerse cargo de él.

Libro irritante en su primera mitad por la reiteración de acusaciones filiales y por la imagen que el autor proyecta de sí mismo: un niño malcriado, viajero, mujeriego y antojadizo (“una noche me encuentro con la amante de mi padre y acabamos en la cama. No estoy suelto, me acosa cierto inconcreto remordimiento, pero me dejo hacer una felación y por la mañana la penetro brevemente”), que se rehace con la madurez y el acercamiento al padre, y es, precisamente, con esa recuperación del padre perdido cuando también recuperamos al hijo: abnegado en el cuidado del enfermo.

Marcos Giralt utiliza una prosa característica, en la que destaca el uso de repeticiones, perífrasis, anáforas y párrafos breves. Un excesivo, por largo, preámbulo de intenciones y de referencias cuasi bibliográficas ya pone sobre aviso al lector sobre la necesidad de su "colaboración" para llevar a cabo una tarea ardua -la lectura de la obra-, como arduo fue para el autor sacar a la luz las miserias familiares para purificar las culpas.

En el 70 cumpleaños de Bob Dylan

Author: Hutch / Etiquetas:


Hoy 24 de mayo, María Auxiliadora, el incombustible Bob Dylan cumple 70 años. Éste es mi particular homenaje: 70 razones para amar (u odiar) a Bob Dylan:
  1. Su nombre está tomado del poeta Dylan Thomas.
  2. Cambió la historia del rock con el álbum "Higway 61 revisited".
  3. Es de origen judío.
  4. Tiene una voz nasal peculiar.
  5. Las versiones en directo de sus canciones son, a veces, irreconocibles.
  6. Fue a ver al hospital al icono de la música folk, Woody Guthrie.
  7. Fue el hijo putativo de los folk singer.
  8. Se ha hecho a sí mismo.
  9. The Byrds triunfaron gracias a versiones de sus canciones.
  10. Kiko Veneno hizo una gran versión de "Stuck Inside Of Mobile With The Memphis blues again".
  11. Tiene ancestros eslavos.
  12. Jose Luis Garci lo admira.
  13. Joan Baez fue su novia.
  14. Ninguneó a Joan Baez en la gira británica de mediados de los 60.
  15. Coqueteó con la heroína.
  16. Ha compuesto algunos de los mejores discos del rock.
  17. Ha compuesto algunos de los peores discos del rock.
  18. Se convirtió al cristianismo.
  19. Cantó ante el Papa.
  20. Ha escrito un buen libro de memorias.
  21. Es candidato al Premio Nobel de Literatura.
  22. Recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.
  23. No acudió a la entrega del Premio Príncipe de Asturias.
  24. Descubrió a The Band.
  25. Colaboró con Mark Knopfler.
  26. Hizo tres discos gospel.
  27. Tuvo un accidente de moto que casi le cuesta la vida.
  28. Colaboró con Tom Petty.
  29. Cantó en Valladolid.
  30. Actuó en "Pat Garrett & Billy the Kid".
  31. Tiene la mejor serie de Bootlegs de la historia.
  32. Hizo una canción reggae.
  33. Anunció el cambio de los tiempos.
  34. Llamó a las puertas del cielo.
  35. Le llamaron "Judas" por traicionar el folk.
  36. Ahora le da por el rockabilly.
  37. Martin Scorsese lo filmó en "The last waltz".
  38. Su imagen de los 60 se convirtió en icono.
  39. Es fotogénico.
  40. Tiene el pelo ensortijado.
  41. Cantó country con Johnny Cash.
  42. Toca la armónica.
  43. Fue abucheado por usar la guitarra eléctrica.
  44. Es de baja estatura.
  45. Es poliédrico.
  46. Cantó en "We are the world".
  47. Ha hecho un disco benéfico de villancicos.
  48. Participó en el concierto benéfico por Bangladesh.
  49. Compuso "Hurricane" en defensa de un boxeador acusado de homicidio.
  50. "Lay, lady, lay" fue rechazada como banda sonora de "Cowboys de medianoche".
  51. Formó el grupo Traveling Wilburys.
  52. La carrera de Bruce Springsteen nació en su estela.
  53. Su poesía es hermética.
  54. Jimi Hendrix versionó "All along the wachtower".
  55. Su largometraje "Renaldo y Clara" fue un fracaso estrepitoso.
  56. Hizo una versión de "The boxer" de Paul Simon.
  57. Cantó al lado de Roy Orbison.
  58. Angelus le ha dedicado ya dos entradas anteriores.
  59. "Like a rolling stone" ha sido declarada la mejor canción de todos los tiempos.
  60. Su conversón religiosa decepcionó a Joaquín Sabina.
  61. Le gusta ponerse sombreros.
  62. No se considera el portavoz de una generación.
  63. Está inmerso en "La gira de nunca acabar".
  64. No es un gran cantante.
  65. Sí es un grandísimo compositor.
  66. Sabe rodearse de los mejores.
  67. Estuvo casado en secreto con una vocalista negra, que le dio una hija.
  68. Tiene un Óscar.
  69. Su personalidad sigue siendo un enigma.
  70. La respuesta a ese enigma está en el viento.

Julian Cope viene de otro planeta

Author: Hutch / Etiquetas: ,


El título de la entrada hace referencia a una de las canciones más famosas de Julian Cope. El cantante, musicólogo y antropólogo galés es uno de los personajes más singulares de la escena rockera británica. Criado en el post-punk de fines de los 70, su carrera tuvo pinitos de éxito con el grupo The Teardrop Explodes, para luego iniciar una trayectoria en solitario en la que pugnan dos fuerzas antitéticas que tensan su música: la balada pop bien construida y pegadiza, y el rock "indie", psicodélico y con tendencias "heavy". En un momento de su carrera, Julian Cope llegó a afirmar que no deseaba ser un artista de culto como Peter Hammill, sin embargo, el paso del tiempo ha visto cumplida esa profecía no deseada: le echaron de la compañía Island por falta de ventas y algunas excentricidades, tiene su propio sello en el que promociona a artistas afines y su otra vertiente profesional (la del respetado estudioso y escritor de antropología, en especial, celta) le ha convertido en un  bicho raro del circo musical.

Asistí, hace algunos años, a un recital de Julian Cope en Sevilla en el festival Spokenworld. Apareció de la guisa que ofrezco en la última imagen de la entrada: un espectáculo de rareza. Nos leyó textos propios, entre los que destacaba un poema épico recién compuesto a los restos arqueológicos de Antequera. Terminó con unos sonidos guitarreros con amplificador que destemplaron hasta al más predispuesto fan: una de las asistentes profirió un "¡Que se tome un valium!". Sin embargo, había honestidad en el espectáculo e intento de acercamiento al público (pasó a mi lado por el patio de butacas y hasta me preguntó en inglés: ¿qué tal?, -la sorpresa me impidió responder, siempre y cuando hubiera tenido la destreza lingüística de hacerlo-): toda una "performance" alternativa de alguien que, sin embargo, había amagado al principio de su carrera con ser una estrella del pop.

Antonio Rivero Taravillo

Author: Hutch / Etiquetas: , ,


Mi primer encuentro, literario, con Antonio Rivero Taravillo fue con su traducción de los sonetos de Shakespeare, que reseñé en el blog. Con posterioridad, coincidí con él en una charla sobre Leopoldo Panero y otra que él mismo dio en la biblioteca "Infanta Elena". Luego me enteré, entre otras razones por su bitácora, de sus premios y de la distinción que le había hecho el suplemento "Babelia" de El País al elegir su "Poesía reunida" de Yeats como segundo mejor libro del año 2010.

La decisión de invitarle a nuestro centro para dar una charla a los alumnos estuvo motivada por su proximidad geográfica, por tratarse de un poeta -queríamos darle a este género el protagonismo que, a menudo, se le hurta- y porque por la edad podría darse una buena química con los chicos. De esta manera, entré en contacto con él para asistir al instituto y debo reconocer su pronta disponibilidad para aceptar la propuesta, al contrario que la mayor parte de los escritores con los que contacté para otra iniciativa, en el marco de la feria del libro que organizamos previamente a la Semana Santa: escribirnos una carta con los libros que les habían marcado cuando eran jóvenes y mandar algún ejemplar dedicado; tan solo Rosa Montero, Aquilino Duque, Álvaro Valverde y Arturo Pérez-Reverte tuvieron a bien satisfacer nuestra petición; la mayoría hizo caso omiso de la misiva, algunos declinaron amablemente la participación y unos pocos contestaron prometiendo algún tipo de envío, pero su promesa se quedó en agua de borrajas.

No fue el caso, como he dicho, de Rivero Taravillo. Así, el 13 de abril el poeta, traductor y ensayista  asistió al centro y les habló a los chicos de su vocación poética y del género de la poesía. Con anterioridad, yo había trabajado con los alumnos varios poemas del autor y ellos mismos habían diseñado carteles con sus libros más importantes. La charla fue interesante, quizás con un tono demasiado elevado para el nivel del centro, pero los chicos salieron satisfechos del evento, aunque con la frustración (el tiempo se nos echó encima) de no poder hacerle preguntas -que habíamos preparado-. Ya desde el año pasado, con la visita de Lorenzo Silva, estamos intentando insuflar algo de cultura a un enfermo crónico.

"La gata sobre el tejado de zinc caliente" en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


Àlex Rigola, en su despedida de la dirección del Teatre Lliure, pone sobre el escenario una acertada versión de la obra de Tennessee Williams: precisa, simbólica y atractiva decoración, reducción de personajes a los esenciales, contrapunto musical en directo con un pianista, decadencia de una familia centrada en el conflicto de las relaciones personales y de las palabras no dichas, colosal interpretación de Andreu Benito en el papel del patriarca (curiosamente, su dicción es calcada a la del doblador en la película de Richard Brooks).

Como a uno le gusta poner pegas: innecesarios desnudos, sentida interpretación de la "gata" Chantal Aimée -aunque el espectador no puede escapar al magnetismo y sensualidad de la imagen en la gran pantalla de Liz Taylor-, exceso de dramatismo en la interpretación de Joan Carreras como Brick.

El teatro me produce un efecto distanciador, sin embargo, cuando la obra está bien concebida y los precios de las entradas son tan económicos como los que ofrece el Teatro Central, uno sale del espectáculo con el ánimo reconfortado.

Rosa Montero en Sevilla

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,


El martes pasado día 29, acudió Rosa Montero a la Biblioteca "Infanta Elena" de Sevilla para presentar su nueva novela, "Lágrimas en la lluvia". Aparte de las consabidas referencias cinematográficas que motivaron el título y la génesis del libro, la autora hizo unas interesantes reflexiones sobre el proceso creador de su obra en general: la importancia de la "música" que debe sonar y presidir sus textos, el realismo arquitectónico de esta última novela de ciencia-ficción, la dificultad extrema en la elaboración de su novela histórica "Historia del rey transparente", la toma de apuntes y bocetos en cartulinas en el proceso de gestación novelística, la aguda conciencia del paso del tiempo en los escritores (y que yo percibí exacerbado en ella misma); nada, sin embargo, del drama que coincidió con la composición del texto: la muerte de su pareja.

La filantropía pudiera ser un rasgo que caracterizara personalmente muy bien a la escritora: locuaz, humilde, divertida cuando había que serlo, amable con la presentadora del acto (y conmigo mismo a la hora de dedicarme su libro), encantadora en el trato primerizo. Rosa transmite equilibrio anímico.

Solo un pero a todo el acto en general.. El famoso monólogo del replicante al que da vida Rutger Hauer en "Blade runner" no es enteramente original y alguien debería puntualizar alguna vez que está inspirado en el de Rex Harrison en su despedida de Gene Tierny en "El fantasma y la Sra. Muir", que no es ciencia-ficción, aunque sí una película fantástica.

Por lo demás, dejar constancia de que Rosa ha contribuido a la feria del libro que celebraremos en mi instituto con tres libros y una entrañable carta personal; uno de los escasos (de los más de cuarenta a los que remití una carta) escritores que ha tenido la amabilidad de ofrecernos su colaboración.

DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA

Author: Hutch / Etiquetas: , , ,



Odpowiedź

Lot ptaków śledząc nad miastem pogodny.
Majestatyczny ruch. wzniosły i zgodny.
Coraz to wyżej sklepienia.

Patrz, jak ich skrzydło rytmicznie uderza
I w wielką ciszę - cisza wielką zmierza,
A wreszcie w błękit się zmienia.

Więc gdy mnie pytasz, czemu moje słowo
Wypływa cicho z piersi i miarowo
Opada u tronu Boga -

Spójrz na gołębie pod niebo lecące
I tym spokojem napełń strofy wrzące.
A pojmiesz wszystko, o droga.

Jerzy Liebert


Respuesta

Cuando observes el vuelo de las aves sobre la ciudad, tan [sereno,
cuando sigas su movimiento, mayestático, sublime y [armonioso,
cada vez más alto en el firmamento,

contempla la manera en que sus alas baten al unísono
y, en profundo silencio, hacia el mayor de los silencios se [dirigen,
hasta fundirse finalmente con el azul.

Y así, cuando me preguntes por qué mis palabras
fluyen silenciosas de mi pecho y cadenciosamente
van cayendo ante el Trono Divino,

mira de nuevo las palomas que bajo los cielos vuelan
y colma con su serenidad mis agitadas estrofas.
Y, de esta forma, podrás comprenderlo todo, amada mía.

(Traducción de Anna Sobieska y Antonio Benítez Burraco)

Peter Hammill, el hombre delgado

Author: Hutch / Etiquetas: ,

"El elefante", Sławomir Mrożek

Author: Hutch / Etiquetas: , ,

Un zoológico con un elefante de goma, un crédito que se troncha de risa en el jergón de una vieja, un cisne bebedor, un león que se niega razonadamente a comerse a los cristianos, minúsculos seres que viven en el cajón del escritorio, un duende que se pasea por una cafetería... Éstos son algunos de los sorprendentes e inquietantes personajes y situaciones descritos por el narrador y dramaturgo polaco Sławomir Mrożek en el libro de relatos El elefante (Acantilado, 2010). El absurdo que asalta la cotidianidad y el humor paródico se conjugan sabiamente para ofrecer al lector unos breves cuentos que descolocan y provocan la hilaridad: un Kafka burlón del otro lado del telón de acero.

En medio de la fiesta del desconcierto por el que transita esta colección de relatos, está presente, sin embargo, una constante: la sátira del sistema comunista por la alienación a la que somete al individuo. En el cuento “Niños”, la ingenua confección de un muñeco de nieve es objeto de reprensión por diferentes personajes porque ven en él una crítica personal o institucional; en “El proceso” a los escritores se les mete en cintura cuando se les categoriza según la escala militar; en “El monumento a un soldado”, la iniciativa de unos alumnos para homenajear privadamente la tumba del soldado desconocido acaba en la confiscación de la corona por no estar respaldada institucionalmente; “Peer Gynt” describe a un campesino que levanta tímidamente la voz en una asamblea para reclamar tejas y clavos, y a partir de ahí se ve envuelto en una vorágine de conferencias ridículas para ser el portavoz del campesinado; en “Carta desde el geriátrico”, se denuncia la presencia de internos delatores; en “La evolución del ciudadano”, el empleado de una estación meteorológica debe cambiar sus informes para que no sean pesimistas, hasta el punto de medio enloquecer y morir en un intento de disipar las nubes.

Libro de atractiva y refrescante lectura, que basa su acierto en la sucinta elaboración de pequeños artefactos cuyo objetivo primordial se asemeja al de las viñetas humorísticas de los periódicos –faceta en la que se inició Mrozek-, pero que pierde, sin embargo, su efectividad cuando los textos se alargan: “Crónica de una ciudad asediada”. ¿Genial autor de tiras cómicas, pero mediocre cuando se atreve con un cómic?

Dejo un pequeño extracto del relato “Onomástica”:

“Mi primera visita a la casa del letrado y su esposa. [...] Cuando mis ojos se acostumbraron a aquella tenue claridad, divisé en un rincón lejano, debajo de una palmera, un parque como los que se usan para los niños, sólo que mucho más alto. Detrás de los barrotes de madera había un hombre que bordaba sentado sobre un escabel.

- [...] una idea de mi mujer. No quería tener un canario ni nada por el estilo en el salón, porque le parecía cursi. De modo que le conseguí a un progresista de carne y hueso. No se asuste, está domesticado. [...] Durante los primeros años era un salvaje, incluso hizo varios destrozos, pero, claro, últimamente se ha desbravado y, usted ya me entiende, ahora lo tenemos en casa. Borda, toca la balalaica y canta, aunque a veces me da la sensación de que añora algo.”