"Cualquiera tiempo pasado..." (II)

Author: Angelus / Etiquetas: ,

Volverán los alumnos estudiosos
Garcilaso contigo a estudiar
y en tanto que les ayudas con métrica
pronto lo entenderán.

Pero aquellos que al sueño renunciaban
sonetos y liras a contemplar
que aprendieron Collige, virgo, rosas...
ésos... ¡no volverán!

Volverán largas horas de las clases
entre Cervantes y Lorca a pasar
y en un lugar de España con la luna
un niño bailará.

Pero aquellas que juntos intentábamos
nadires de sintaxis traspasar
y cantábamos todos Soy minero
ésas... ¡no volverán!

Volverán del respeto en tus oídos
las palabras amables a sonar,
tu corazón, allá, en Valladolid
tal vez despertará.

Pero mudos y absortos y entregados
como los mansos a su mayoral,
como te hemos querido.... desengáñate,
así... ¡no te querrán!

Alumnos de 4º de la Sección Bilingüe del Liceo "Miguel de Cervantes" de Varsovia (Polonia), promoción 1999-2004

ARTÍCULOS EN GAZETA20 (VII). "Aquí", Wisława Szymborska

Author: Angelus / Etiquetas: , ,



Prácticamente desconocida en nuestro país en el año 1996, cuando se le concedió el máximo galardón literario, su obra a partir de entonces ha empezado a ser traducida y valorada en su justa medida: una de las voces líricas más importantes desde la segunda mitad del siglo XX. A sus 86 años, Szymborska ha compuesto uno de sus mejores libros. La poeta incide en él en las constantes que la han caracterizado desde sus inicios: una poesía fundamentalmente accesible, de verso libre, lenguaje sencillo, tono coloquial y cercanía al lector, intención, por tanto, de comunicación, pero también de conocimiento y penetración de la realidad; la ironía y el humor completan los rasgos básicos de su poética. Quizá su escritura se pueda definir en esa declaración de intenciones del poemario Acaso (1962): “No te ofendas conmigo, lenguaje, por tomar en préstamo palabras patéticas / y esforzarme luego para que parezcan ligeras”.

Si algo distinto contiene este libro es la preocupación por el recuerdo y los efectos y estragos de la memoria: “¿Yo, adolescente? / Si de repente, aquí, ahora, se plantara ante mí, / ¿tendría que saludarla como a una persona próxima / a pesar de que es para mí extraña y lejana?”. En el poema “Mi difícil vida con la memoria” la poeta logra zafarse de la tiranía de los recuerdos: “y en mis planes siempre hay un sol presente, / nubes actuales, caminos en curso”, aunque sea consciente de la condena vital que supondría una vida desligada de su pasado.

El terrorismo, el trauma personal de los accidentes aéreos o las secuelas del divorcio muestran a una poeta atenta al acontecer diario y para nada desligada de los sucesos cotidianos; cuando aborda temas más enjundiosos, como la metafísica, es para darles “el toque de gracia” y rebajarlos al nivel más pedestre: “incluso el hecho / de que hoy has comido fideos con tocino”. Eso sí, hay poemas dedicados a aspectos y personajes del mundo de la cultura: la cantante Ella Fitzgerald, el pintor Vermeer, el poeta polaco Słowacki, el novelista Proust, la inspiración poética… pero sin pedantería, sin la conciencia de superioridad que se observa en otros poetas que utilizan el culturalismo y que abruma al lector. Una poeta que habla al lector a su mismo nivel, que sonríe y que llora con él y que es capaz, asimismo, de ofrecer el más hondo lirismo envasado en la cotidianidad, como testimonia el poema “Ejemplo”: “La tormenta / arrancó anoche todas las hojas del árbol / menos una de ellas, dejada / para que se columpiara sola en la rama desnuda. // En este ejemplo / la Violencia muestra / que sí, / que en ocasiones le gusta bromear.”

Para terminar, es de obligada mención destacar la labor de los traductores, felices recreadores del texto.

FOTOS DE ELI (IX)

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,



Dueñas sin mí

Dueñas sin mí, a lo lejos; Dueñas sola,
debajo de la luz, terrible y muda.
Dueñas mitad verdad y mitad duda,
alada piedra, sueño y amapola.

Tan lejos de este mar que en cada ola
te trae hasta mi piel y te desnuda.
Dueñas milagro, madre tierna y ruda,
ahora viento y espuma y caracola.

Se nace castellano y botijero
y Dueñas para siempre en todo, quiero
decir en pensamiento y en latido.

Si lejos el amor, nada es entero.
Me queda el mar para mí solo, pero
del mar yo salgo siempre malherido.

Andrés Quintanilla



Stanley Myers - Cavatina

ARTÍCULOS EN GAZETA20 (VI). "Burlando a la Parca", Josh Bazell

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


Si al final de la página 93 de este libro, Burlando a la Parca, Josh Bazell, el autor, incluye una nota del siguiente tenor: “Como si les importara a ustedes lo que significa eso”, podemos deducir que se le tiene poco o ningún respeto al lector, y en efecto, pocas novelas recientes tan irreverentes como ésta, pero también divertida y entretenida en grado sumo.

La anécdota de esta sorprendente novela es la siguiente: Pietro Brwna, de ancestros judío polacos, es un testigo protegido del FBI contra la mafia que se ha visto obligado a cambiar de nombre, Peter Brown, y ahora, tras su paso por la Universidad, ejerce de médico residente en un peculiar centro hospitalario, el Hospital Manhattan Catholic; antes de la conversión, era un matón a sueldo de “La cosa nostra” enjuiciado por un crimen que no cometió, además de burlado y escarmentado por la propia “familia” que lo acogió. La intriga sobreviene cuando uno de sus pacientes lo reconoce y amenaza con desenmascararlo.

El texto se articula en dos discursos alternos: el repaso que hace el protagonista de su vida, admisión y desengaño de la mafia, y, por otro lado, la narración en presente de un día de ejercicio médico en el hospital, desde que sufre un atraco a las puertas del centro hasta su milagrosa salvación tras la persecución a la que se ve sometido por sus antiguos secuaces. Todo ello salpicado con sabrosas notas a pie de página que pretenden “ilustrar”, en su mayoría, sobre aspectos técnicos de la medicina. El discurso en pasado no ofrece excesivas sorpresas narrativas: desarraigo familiar, venganza como origen del salto vital hacia el asesinato, referencias cinematográficas, intriga mafiosa…, si bien hay un capítulo especialmente significativo del clima de la novela: aquel en el que Pietro viaja a Polonia para resolver por “la vía rápida” una antigua traición a sus abuelos judíos; un viaje que se convierte en una sátira hacia los polacos por su antisemitismo y la colaboración en el exterminio judío; un punto de vista nada políticamente correcto, antes al contrario, directo, burlesco y controvertido, que son, en definitiva, las “armas” de esta novela.

Lo verdaderamente sustancioso del texto reside en la jornada laboral del protagonista y narrador de la novela. Aquí tenemos toda una parodia de la deontología médica y del funcionamiento de un hospital: utilización de fármacos por los profesionales como droga, lenguaje soez en la descripción de los pacientes y en la relación de los médicos entre sí, trato confianzudo con los enfermos hasta el punto de llegar a escarceos sexuales, escenas grotescas en las visitas a las habitaciones y en las operaciones que terminan con jeringuillas incrustadas en quien no se debía, etc. Pero todo ello, con precisión técnica y terminológica (a la que no son ajenas las citadas notas) para dotar de verismo a escenas hilarantes.

Sin embargo, hay un fondo ético en la novela, la que aporta, a pesar de su pasado asesino, su personaje principal. Éste se rige por un código que le impide asesinar a personas inocentes, que le hace socorrer al atracador que ha intentado robarle y que se ha llevado la paliza correspondiente y que, al final del texto, le obliga a regresar al hospital, siendo consciente de que la mafia lo ha localizado ya y está tras sus pasos, para salvar de un error médico a una paciente a la que se le iba a extirpar una pierna. Una ética que compensa la sátira de la novela, que compone de una pieza al personaje y que entra en conflicto directo con el malo de la novela, su ex amigo íntimo, compinche mafioso y antagonista del texto, Adam Locano.