MICRORRELATO PARA LA SEMANA SANTA

Author: Angelus / Etiquetas:


Tanto preparse para nada. Un año entero de duro entrenamiento, de horas echadas sin recompensa, de heridas en los hombros, de dolores de cuello, ¿para qué?, si una triste borrasca echa por tierra toda la ilusión. Veo a mis compañeros llorar de rabia contenida, veo a mi familia mirando al cielo esperando la ayuda divina que abra en canal las nubes; la gente que se agolpa delante de la basílica no puede creer que este año la Virgen no vaya a salir. Y yo... yo me asusto de que mis deseos se vean cumplidos.

Mi padre fue costalero, y su padre, y el padre de su padre, y yo no podía ser menos. Me metieron por los ojos las procesiones, la devoción a la Macarena. Tenía que ser cofrade desde casi que nací, pero además un año debía hacer de costalero. ¡Vale!, la tradición es la tradición, las Hermandades son como tu familia, pero, ¿yo qué tenía que ver con todo esto? Ayer por la noche recé para que lloviera. No creía que mi desesperada petición fuera escuchada, no creo en todo este tinglado religioso, pero mi ruego fue atendido, ¿estaba, entonces, equivocado?

Un concierto inverosímil

Author: Angelus / Etiquetas: , ,


En el cine se puede contar cualquier historia, hasta la más descabellada, pero hacerlo con credibilidad y lógica en el guión. "Portrait of Jennie" pone en el celuloide la historia de una niña muerta, que, como fantasma, se le aparece a un pintor fracasado para obsesionarlo, motivar su creatividad y, al final, acabar por despertar en él la pasión; una historia fantástica e ¿imposible? que hacía las delicias de Luis Buñuel y que gracias al guión, la fotografía y la caracterización de los personajes, en especial, el que hace Joseph Cotten, resulta creíble y emociona, porque, en definitiva, la verosimilitud en el arte es fundamental.

"El concierto", que venía a España con cierto prestigio por el aval de la crítica francesa, peca en exceso de falta de veracidad. La historia es por sí misma harto absurda: después de treinta años de fracasos personales y sin tener contacto entre sí por la separación de sus componentes y la disolución del grupo, los miembros de la antigua orquesta del Bolshoi de Moscú se reúnen para suplantar a la auténtica y tocar en París a bombo y platillo el "Concierto para violín" de Tchaikovsky. El concierto es un éxito y supone el resurgimiento de la orquesta, sin que nadie parezca que se percate del engaño.

Cualquier historia de ambiente eslavo me interesa, pero la película hace inverosimil el ya de por sí bastante descabellado argumento: una orquesta que las noches anteriores se va de juerga por París, que no ensaya en ningún momento para la función (tras treinta años de separación), artistas que llegan comenzado el concierto, un músico que está en el escenario amordazado para que no toque (el mecenas del invento y aficionado musical) y, pese a todo esto, conquista el París musical. Demasiado para mí. El toque de comedia -en especial, centrada en el comunismo- suaviza el caos. Quizás sea en esos momentos bufos y de parodia del antiguo régimen soviético y de la ideología comunista, donde haya que encontrar el acierto del film, no desde luego en la historia, ni en la puesta en escena del concierto en el Teatro del Châtelet de París.

ARTÍCULOS EN GAZETA20 (I). "El cuaderno de Rutka"

Author: Angelus / Etiquetas: , , , ,

Como ya dije en su momento, iré, poco a poco, colgando alguno de los artículos que me publican en Gazeta20. Éste es el primero: otra vez el Holocausto y otra vez, Polonia.


El pasado mes de enero se celebró el 65º. aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz (Oświęcim). Allí padeció y murió Rutka Laskier. Antes, esta adolescente judía polaca había escrito un pequeño libro que recientemente ha visto la luz, “El cuaderno de Rutka”. La Ana Frank polaca nos deja un nuevo testimonio del horror.

Para dejarlo claro ya al principio, el libro desde el punto de vista literario no es nada, su valor es puramente documental. En apenas sesenta páginas, la autora nos deja un diario de los primeros meses de 1943 en el gueto judío de la ciudad de Będzin, al sur de Polonia, antes de ser trasladada a Auschwitz, donde murió poco antes de la liberación aliada del campo de exterminio.

La génesis de la publicación del libro es rocambolesca. Rutka escondió el cuaderno en la casa donde vivían y confió a una amiga polaca el secreto. Ésta lo recogió tras el traslado de Rutka y lo conservó, leyó y dio noticia (tras sesenta años de custodia) a sus familiares, quienes vieron el potencial del libro. Un estudioso contactó con la hermanastra de Rutka, pues su padre sobrevivió al holocausto, se trasladó a Israel y se volvió a casar, y fue ésta, Zahava Scherz, quien inició la tarea de la publicación. Así, más de sesenta años después de su escritura, salió a la luz, convirtiéndose en un fenómeno social en Polonia.

Si algo llama la atención del diario es la sorprendente madurez de la autora, con catorce años tiene la clarividencia suficiente para saber el fin que les espera: “todo esto no es nada mientras nos libremos de Auschwitz… y la tarjeta verde… del final… ¿Cuándo llegará?” Junto a las reflexiones sobre el horror de la vida diaria en el gueto, hay anécdotas propias de una adolescente: amistades, inicios amorosos, descubrimiento de su propio cuerpo… Nada especial que no pueda contar una joven actual, pero que se sobredimensiona por las circunstancias históricas. Unos apéndices sirven para “engordar” el libro y dar cuenta de la familia Laskier y la historia del pueblo judío en Polonia. Imprescindible para indagadores del ser humano y sus barbaridades.

Diego Amador Group y Charlie Haden en concierto

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


No es el flamenco un estilo musical que me guste. Reconozco el valor de Camarón o la belleza de "Flamenco" de Carlos Saura, pero nunca me ha atraído demasiado el folclore andaluz. El hecho de que ayer jueves día 11 asistiese al Teatro Central de Sevilla para escuchar el concierto de Diego Amador y su grupo estribaba en la presencia como estrella invitada del contrabajista Charlie Haden -toda una figura en el mundo del jazz-, de hecho desconocía la trayectoria musical del artista gitano. No me arrepiento para nada de la asistencia, es más, puedo asegurar que fue un gran y largo concierto, donde el flamenco y el jazz se fusionaron perfectamente en transiciones nada estridentes, de hecho, casi imperceptibles.

Empezó el concierto con una versión del "Romance del Amargo" de Camarón, y a partir de ahí se alternaron las piezas jazzísticas del propio Amador y de Haden, junto a canciones -y bailes- más flamencos. Quiero destacar al batería Israel Varela y la labor de Amador al piano, sacándole nuevos sonidos por medio de la apertura de la tapa superior e indagando en su interior en una técnica que nunca había visto, la verdad un poco profanadora del instrumento, aunque novedosa, por lo menos para mí; un pianista original, rítmico, agresivo y con un sonido un poco "sucio".

Aunque los discursos no sean un don para Diego Amador -ni falta que le hace- deleitó al público con unas sencillas y amables palabras, que los allí presentes agradecimos.

"A single man": sorprendente y elegante film

Author: Angelus / Etiquetas: , , , , ,



Se le critica a la película su esteticismo publicitario y de pasarela, pero dudo de que esto se hiciese si se desconociera la trayectoria de su director, Tom Ford -uno de los diseñadores de moda más importantes de la actualidad-, con lo cual las valoraciones se convierten de una manera lamentable en apriorísticas y basadas en prejuicios. El film es inusitadamente elegante: fotografía, puesta en escena, decorados, vestuario e interpretaciones. Pero la película es más que eso, es más que pura estética. Tiene un buen guión, recrea sabiamente los años 60, transpira emotividad por los cuatro costados y, sobre todo desde mi punto de vista, tiene una planificación visual, un montaje y unos movimientos de cámara audaces y rabiosamente modernos, sorprendente en una ópera prima y en un néofito en el mundo del cine.

Esperaba una obra abiertamente gay y de apariencia y estética de telefilm, y me encontré con la pulcritud, elegancia y comedimiento de, por ejemplo, "Retorno a Brideshead". Destacaría además de a Colin Firth, sobrio y creíble en el papel de profesor universitario derrumbado emocionalmente por la muerte de su pareja, la música del polaco Abel Korzeniowski (la sección de cuerda dramatiza el film) y la actuación, no por ser buena, de Nicholas Hoult, el niño de la agradable comedia "About a boy", otra extraordinaria, aunque diferente por "popera", banda sonora. No voy a comentar las pegas de la película, que las hay, ya que se merece el beneficio de la duda por su audacia visual y por ser obra primeriza. ¡Ah!, y tiene un desenlace (que no voy a desvelar) demoledor e inesperado, aunque coherente en la lógica del guión.

FOTOS DE ELI (VI)

Author: Angelus / Etiquetas: , , , ,



 Un gato en un piso vacío

Morir -eso a un gato no se le hace.
Porque, ¿qué puede hacer un gato
en un piso vacío?

Subirse por las paredes.
Restregarse contra los muebles.
Nada aquí ha cambiado,
pero nada es como antes.
Nada ha cambiado de sitio,
pero nada está en su sitio.
Y la luz sigue apagada al anochecer.

Se oyen pasos en la escalera,
pero no los esperados.
Una mano deja pescado en el plato
y no es, tampoco, la de antes.

Algo no empieza
a la hora de siempre.
Algo no sucede
según lo establecido.
Alguien estaba aquí, estaba siempre,
y de repente desapareció
y se empeña en no estar.

Se ha buscado ya en los armarios,
se han recorrido los estantes.
Se ha comprobado bajo la alfombra.
Incluso se ha roto la veda
de esparcir papeles.
¿Qué más se puede hacer?
Dormir y esperar.

¡Ay, cuando él regrese,
ay, cuando aparezca!
Se enterará de que estas no son maneras
de tratar a un gato.
Como quien no quiere la cosa,
habrá que acercársele,
despacito,
sobre unas patitas, muy, muy ofendidas.
Y, de entrada, nada de brincos ni maullidos.

Wisława Szymborska
Traducción de Ana María Moix y Jerzy Sławomirski


Cat Power - Cross Bones Style

Chopin cumple 200 años

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,


Hoy (1 de marzo) se celebra el bicentenario del nacimiento de Fryderyk Chopin en el pueblo polaco de Żelazowa Wola. Uno de los referentes de la cultura y de la vida en general de Polonia tendrá este año sus merecidos homenajes; hasta la Embajada polaca en España ha llegado a un acuerdo con una bodega de Ribera del Duero para sacar al mercado una botella conmemorativa del evento. Asimismo, el certamen pianístico más importante del mundo, que se celebra cada cinco años en Varsovia, promete este año emociones fuertes.

Tengo la impresión de que la talla musical de Chopin va más ligada a la cultura popular que a la valoración de los expertos; ya son unos cuantos los me han hablado de la incapacidad de Chopin para orquestar bien. Sin embargo, ese romanticismo quintaesencial de su piano queda grabado a fuego en los amantes del género, más allá de las deficiencias orquestales de sus conciertos para piano. En mi recuerdo, las tardes dominicales veraniegas en el Parque Łazienki de Varsovia, en el que, bajo una inmensa estatua del compositor, se reunía masivamente un público devoto para escuchar al solista de turno interpretar cualquier obra chopiniana.

Su corazón se conserva en la iglesia de una de las calles principales de Varsovia, Krakowskie Przedmieście, mientras el resto del cuerpo reposa en Francia. Testimonio, así, de la vida de emigración y exilio de las gentes polacas a lo largo de su historia y, en especial, en el XIX, cuando Polonia dejó de existir como país.

Dejo un vídeo de la portuguesa Maria Joao Pires, a la que tuve la oportunidad de escuchar en directo en Valladolid.