Poesía para el Día de Difuntos

Author: Angelus / Etiquetas: , , , ,



Cita

Bien sea en la orilla del río que baja de la cordillera
golpeando sus aguas contra troncos y metales dormidos,
en el primer puente que lo cruza y que atraviesa el tren
en un estruendo que se confunde con el de las aguas;
allí, bajo la plancha de cemento,
con sus telarañas y sus grietas
donde moran grandes insectos y duermen los murciélagos;
allí, junto a la fresca espuma que salta contra las piedras;
allí bien pudiera ser.
O tal vez en un cuarto de hotel,
en una ciudad a donde acuden los tratantes de ganado,
los comerciantes en mieles, los tostadores de café.
A la hora de mayor bullicio en las calles,
cuando se encienden las primeras luces
y se abren los burdeles
y de las cantinas sube la algarabía de los tocadiscos,
el chocar de los vasos y el golpe de las bolas de billar;
a esa hora convendría la cita
y tampoco habría esta vez incómodos testigos,
ni gentes de nuestro trato,
ni nada distinto de lo que antes te dije:
una pieza de hotel, con su aroma a jabón barato
y su cama manchada por la cópula urbana
de los ahítos hacendados.
O quizá en el hangar abandonado en la selva,
a donde arrimaban los hidroaviones para dejar el correo.
Hay allí un cierto sosiego, un gótico recogimiento
bajo la estructura de vigas metálicas
invadidas por el óxido
y teñidas por un polen color naranja.
Afuera, el lento desorden de la selva,
su espeso aliento recorrido
de pronto por la gritería de los monos
y las bandadas de aves grasientas y rijosas.
Adentro, un aire suave poblado de líquenes
listado por el tañido de las láminas.
También allí la soledad necesaria,
el indispensable desamparo, el acre albedrío.
Otros lugares habría y muy diversas circunstancias;
pero al cabo es en nosotros
donde sucede el encuentro
y de nada sirve prepararlo ni esperarlo.
La muerte bienvenida nos exime de toda vana sorpresa.

Álvaro Mutis "Summa de Maqroll el Gaviero"


Hace mucho que no le dedico una entrada a presentar y comentar poesía. La última trató de un poema de Leopoldo Panero sobre la muerte. Retomando el tema y, de acuerdo a las fechas que se avecinan, rescato uno de Álvaro Mutis sobre el mismo asunto. El texto se basa en la enumeración de lugares propicios para una cita; lo que en principio parece un poema sobre el amor (cita amorosa: "cuarto de hotel", "recogimiento") se convierte merced al verso final en un poema fúnebre, lo que obliga a una relectura de todo el texto en clave diferente. Una muerte, sin embargo y a la manera de Panero, serena y no dramática: "bienvenida", teñida de un sabio estoicismo: "de nada sirve prepararlo ni esperarlo". En esta época tan atrapada por Halloween, bien está un poema radicalmente diferente a ese macabro-festivo ambiente; poema de cuidada estructura y en el que la muerte, amante, abre sus acogedores brazos a la ensoñación del lector.


Álvaro Mutis (Bogotá, 1923). Galardonado con los más importantes premios literarios en lengua española (el Cervantes, entre ellos), es autor de una magna obra narrativa: "Empresas y tribulaciones de Maqroll el Gaviero" cuyo protagonista, el del título, es el mismo de muchos de sus poemas: un ser apátrida, viajero, al borde siempre de la muerte y poseedor de una rectitud moral y unos principios "sui géneris". Las novelas de este ciclo encandilan por su mezcla de aventuras, existencialismo y elementos mágicos. Su poesía tiene la marca narrativa de sus novelas, quizá por ello peque a veces de prolijidad. El poema elegido se mantiene, pienso, en una acertada mesura.

6 comentarios:

Vivian dijo...

De Mutis sólo había leído “Ilona llega con la lluvia”, un libro que me gustó mucho. Eso fue en la época en la que acababa de leer el último libro de García Márquez que me faltaba, de su obra hasta aquel momento publicada.
Luego me dio por escritores alemanes y americanos del siglo pasado y anteriores y he de reconocer que a penas leo literatura ni poesía contemporánea.

El poema no lo conocía, todo un descubrimiento, y, es cierto eso que comentas, invita a una segunda lectura una vez se conoce la naturaleza de la cita.
Un poema muy adecuado para estas fechas, aunque yo, para la ocasión, soy más de recurrir a Poe, al que adoro.

Me gustó mucho esta entrada, llegar a tu blog y encontrarme con un nuevo descubrimiento.

Saludos

Angelus dijo...

Vivian, gracias por tus palabras, me alegro de que te haya gustado la entrada. Poe, sin duda, es el gran maestro del terror (¡me encantan las versiones de Roger Corman!), sin embargo mi intención era hacer un "post" eliminando el aspecto macabro que Halloween le da a estas fechas y tratar la muerte como algo natural: hice una entrada al respecto el 9 de junio.
Saludos.

Licantropunk dijo...

Mi lectura preferida para este día siempre fue "El monte de las ánimas" de Becquer: un impacto seguro para una mente voladora. Tienes razón que "Cita" parece otra cosa y al final sorprende: muerte amante. Vaya.
Saludos.

Suntzu dijo...

Tengo los pelos de punta. Poema muy apropiado para la fecha, sí señor. Y muy tétrico. Me ha gustado muchísimo. No he leído nada de Mutis, ¿tiene más en esta línea?
Saludos.

Angelus dijo...

Licantropunk, "El monte de las ánimas" es una lectura que hago en clase con los alumnos; Soria literaria famosa por dos sevillanos: Bécquer y Machado, eso me recordaba un compañero, y tenía razón.
Saludos.

Suntzu, la poesía de Mutis está bien, pero el ciclo de novelas cortas que forma "Empresas y ..." es excepcional; eso es lo que yo te puedo recomendar, y "Diario de Lecumberri", muy breve. Un tipo muy especial el Sr. Mutis, se reconoce partidario del Antiguo Régimen (y no me refiero a Franco).
Saludos.

Suntzu dijo...

Apuntadas quedan.
Me gustará. Seguro.