SÓLO QUEDAN TRES HOMBRES SIN PIEDAD

Author: Hutch / Etiquetas: ,



Era por 1973 y TVE emitía en el espacio teatral Estudio 1 la obra de Sidney Lumet 12 Angry Man, premiada en el Festival de Berlín y nominada a los Óscars, con el título de Doce hombres sin piedad; con ella, Estudio 1 lograba uno de sus éxitos más rotundos, en un camino jalonado por la puesta en escena de las más importantes obras de la historia del teatro en casi 20 años de duración.

12 Angry man fue la primera incursión de Sidney Lumet en el cine; basada en una obra de teatro de Reginald Rose, sitúa a los doce miembros de un jurado en la situación límite del encerramiento en una pequeña sala, con un calor sofocante y con la espada de Damocles de una decisión sobre una condena por asesinato. Con el paso de los minutos, cada uno va poniendo de manifiesto su carácter, y con él surgen las discusiones, amenazas, filias, traumas personales y relaciones de dominio y sometimiento. El jurado número 8, Henry Fonda, el supuesto "bueno” de la película, logra llevarse el gato al agua y evitar la pena máxima tras ir desmontando uno a uno los frágiles argumentos del fiscal y de cada uno de sus compañeros, sin embargo, el espectador no puede dejar de pensar que ha asistido nada más que a un juego de roles, en el que quien tenía el carácter más fuerte ha sabido imponerse a los demás con habilidad y dominio.

La versión de TVE mantiene la ambientación americana, el guión y la puesta en escena (a pesar de que por aquellas fechas las deliberaciones de un jurado eran algo ajeno a la sociedad española); la razón del éxito está en la elección de los actores, el reparto quita el hipo: José Bódalo, Manuel Alexandre, José María Rodero, Ismael Merlo, Rafael Alonso, Carlos Lemos, Antonio Casal, Luis Prendes, Pedro Osinaga, Jesús Puente y Sancho Gracia (quizá este último desentone un poco). Actores “made in Spain”, forjados en el teatro, sin el glamour de un Henry Fonda, un poco paletos, si se quiere, pero sencillos, creíbles en su humildad, sin los aspavientos a los que estamos acostumbrados en las últimas hornadas de actores. Protagonistas de una época dorada del teatro, de la televisión, sí también del cine, a pesar de no contar todavía con los premios internacionales que ahora adornan la cinematografía hispana. Actores sin más, en una época "preceja".

Pues bien, el pasado día 15 murió uno de ellos, Fernando Delgado, protagonista además de la primera obra de Estudio 1, La rosa de los vientos. Con su desaparición, sólo quedan vivos tres hombres sin piedad: Pedro Osinaga, Sancho Gracia y Manuel Alexandre.

7 comentarios:

alberto dijo...

No estoy para nada de acuerdo en que Sancho Gracia desentona un poco. Es un actor genial, con muchas obras de teatro a sus espaldas y borda su papel (jurado numero 7 en concreto).
Y tampoco estoy de acuerdo con eso de que el reparto no tiene el glamour de Henry Fonda, que si son un poquito paletos, por Dios. ¡qué prejuicios teneis algunos a la hora de hablar de los actores españoles!. A mi me ha gustado mas la versión española que la americana. La version española es genial y tiene un reparto genial e irrepetible

Angelus dijo...

Alberto, creo que he dejado claro en la entrada mi admiración por la obra y los actores: "la razón del éxito está en la elección de los actores, el reparto quita el hipo [..] creíbles en su humildad, sin los aspavientos a los que estamos acostumbrados en las últimas hornadas de actores. Protagonistas de una época dorada del teatro, de la televisión [...] Actores sin más". De mis palabras no se puede deducir ningún prejuicio, sino lo contrario. Eso no quita que analice las distintas actuaciones y que el que menos me convenza por su impostación de camaradería y vulgaridad sea Sancho Gracia; en este sentido, prefiero al actor que encarna ese papel en la película: Jack Warden. En cuanto al glamour, me parece evidente que Hollywood lo tiene en un grado netamente superior al cine español de cualquier época, más al de los años 70.

Gracias por el comentario.

Suntzu dijo...

Ayer hice un comentario en esta entrada y no está...

Suntzu dijo...

Más o menos, decía que la peli americana me encanta y que, de los españoles, me quedo con Alexandre, que no sé por qué siempre me ha inspirado muchísima ternura.
La de ayer era más larga, pero hoy estoy muerta.

Saludos.

Angelus dijo...

Suntzu, te puedo asegurar que no ejerzo la censura (de momento) en los comentarios, así que no sé qué sucedió con el tuyo. La peli americana es una obra maestra, al igual que la versión de TVE; sí Alexandre inspira ternura, estoy de acuerdo, lo mismo que uno se queda con la boca abierta ante Ismael Merlo, José Bódalo o José María Rodero (" cómo a nuestro parecer, / cualquiera tiempo pasado / fue mejor").

Licantropunk dijo...

También rompo una lanza por Sancho Gracia. Dieron la noticia de la muerte del actor Fernando Delgado y pusieron un trocito del Estudio 1 ¿Dónde están programas fantásticos como ese?
Saludos.

Angelus dijo...

Licantropunk, parece que, a la vista de vuestros comentarios, tendré que cambiar mi perspectiva respecto a Sancho Gracia. No me parece mal actor, pero creo que al lado de ese "monstruoso" reparto no pega mucho.

Saludos.