Nigel Kennedy, polski hooligan

Author: Angelus / Etiquetas: , , ,



No voy a descubrir a estas alturas el talento del músico Nigel Kennedy. Sólo decir para los no iniciados que es violinista y compositor, que se educó con Yehudi Menuhin, tiene el récord de ventas de un disco de música clásica con su particular versión de “Las cuatro estaciones” y es todo un personaje por su excentricidad. Con una estética alternativa y una forma de tocar en directo que rompe moldes, ha intentado acercar la música clásica a un público más amplio; así mismo ha grabado en otros estilos: pop, rock, jazz y música tradicional.

Disfruté como pocos con un concierto suyo en la Filarmónica de Varsovia: ataviado como un punk, dio una clase magistral al violín, porque ante todo es un virtuoso. No soy especialista ni mucho menos en música clásica, pero sé distinguir cuando un intérprete conecta con el público, se entrega y hace su trabajo lo mejor posible.

Las relaciones de Nigel Kennedy con Polonia son profundas: su mujer Agnieszka es polaca, los músicos que le acompañan desde hace algunos años también, su domicilio está repartido entre Gran Bretaña y Cracovia, varios discos tienen su origen en Polonia (desde esa maravilla judía “East meets East” con el grupo klezmer polaco “Kroke”, hasta el sorprendente revival de la música romántica polaca que recientemente ha hecho en “Polish Spirit”).

Su fama le precede: excéntrico, bebedor, populachero… pero para mí su imagen siempre estará asociada a la buena música, sea del estilo que sea, y a ese concierto en Varsovia.

0 comentarios: